Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 15 mayo 2021
23:34
h

La Xunta vería con buenos ojos la intervención de Alu Ibérica por la SEPI

Conde distingue en el Parlamento entre ‘tramitación’ de parques eólicos, a lo que están obligados, y aprobación final

El vicepresidente segundo de la Xunta y conselleiro de Economía, Francisco Conde, apuntó en el Parlamento autonómico que “la Xunta estuvo, está y estará del lado de los trabajadores de Alu Ibérica” en la búsqueda de una alternativa que les ofrezca un empleo estable y con futuro. Apuntó que solicitaron al Ejecutivo central que colabore con la justicia para esclarecer los hechos realizando una auditoría técnica y financiera, tal y como piden los trabajadores, y que cumpla sus compromisos para fijar un precio eléctrico competitivo. Aseguró que la Xunta está abierta a la intervención temporal de la planta por el Gobierno a través de la SEPI para facilitar la entrada de un inversor solvente con un proyecto industrial a largo plazo.

Según Conde, cerrar la planta sería un contrasentido, ya que se trata de un sector estratégico y esencial para la economía gallega, por lo que volvió a pedir la convocatoria de la mesa industrial ya que no se sabe nada de los fondos comprometidos para garantizar la reactivación de la actividad en A Coruña más allá del mes de junio. En este sentido, este encuentro debería servir también para que las empresas expliquen si se están cumpliendo dichos compromisos.

Parques eólicos

Por otra parte, el vicepresidente económico también respondió a preguntas sobre el sector eólico en las que incidió en que tramitar no es lo mismo que autorizar y que es deber de cualquier administración tramitar todo proyecto eólico que se le presente siguiendo la normativa vigente para determinar si procede o no su autorización. Explicó que se trata de un procedimiento con total transparencia para la ciudadanía que puede presentar los alegatos oportunos y en el que es obligado pedir análisis e informes a los organismos sectoriales que procedan.

Conde insistió en el cumplimiento absoluto de la normativa por parte del Gobierno gallego, por lo que cualquier decisión que se adopte cuenta con todas las garantías jurídicas, técnicas y medioambientales. En el referente al proyecto en Troitomil, explicó que, a la vista de los informes presentados y la modificación solicitada por el promotor, se redujo casi a la mitad el número de aerogeneradores, hasta cinco, y todas las posiciones cumplen la distancia necesaria. Ahora la Administración autonómica informará sobre posibles afecciones, medidas para la protección o los efectos acumulativos o sinérgicos con otros proyectos de la zona.

Con respecto a los proyectos en la Sierra do Suído y Alto Tea incidió en que se seguirá la tramitación marcada y que también se exigirá analizar los efectos sinérgicos y acumulativos con otros parques eólicos en funcionamiento o tramitación y de sus infraestructuras asociadas en un radio de 15 kilómetros. Además, Conde precisó que, en el momento en que se iniciara la tramitación de una posible ampliación de la Red Natura que afecte a este u otros sectores, se paralizaría la tramitación de los proyectos hasta la aprobación de la zona como de protección.

15 abr 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.