Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 20 abril 2021
21:17
h

Las cuentas prorrogadas herculinas de 2021 llegan a 300 millones

El pleno rechazó debatir sobre As Percebeiras y que Mónica Martínez sea una tránsfuga

El pleno municipal herculino aprobó este jueves la suspensión de las licencias urbanísticas en el litoral de la ría desde la playa de Oza hasta el puente de A Pasaxe, apoyar al sector cultural de la ciudad con más ayudas, y rechazar que la concejala Mónica Martínez sea una tránsfuga.

No obstante, el anuncio del portavoz del Gobierno local, José Manuel Lage Tuñas de que estima que el presupuesto 2020 prorrogado para 2021 rondará los 300 millones al recoger partidas no ejecutadas, y que mediante modificativos la inversión se ajustará a los tiempos de la pandemia, fue lo positivo de una sesión no exenta de tensión.

La situación en minoría del Ejecutivo que preside la alcaldesa Inés Rey, integrado por diez miembros, hizo que el edil de la Marea Atlántica (MA) Iago Martínez les precisara que habían aprobado una moción en la que se insta a que presenten un presupuesto ordinario para el próximo año. Minutos antes su portavoz María García en la defensa de esta moción reprochó al PSOE que se comportara como “un Gobierno en minoría absolutista”.

Esa votación fue posterior al anuncio de Lage Tuñas, quien también se refirió a la inmediata negociación de un nuevo Presco (Plan de Reactivación Económica y Social de A Coruña) para 2021, que servirá para paliar las pérdidas de comercio y hostelería. Pero en este mes de noviembre impulsará un modificativo para reorientar las partidas del presupuesto en vigor.

En el tema de la suspensión licencias urbanísticas en el área litoral de la ría llegó el primer encontronazo. Al no prosperar la petición de la MA de incluir en el mismo debate el polémico polígono de As Percebeiras, se ausentaron sus cinco concejales del debate en ese punto . Al respecto, la regidora consultó con el secretario general del Concello, quien le explicó que era improcedente al no estar incluido en el orden del día y existir jurisprudencia del Tribunal Supremo desde 1906.

Por su parte, Martín Fernández Prado (PP) expresó que su grupo se abstendría porque recordó que ya hubo un expediente similar en 2007 sobre el urbanismo en la costa, que no prosperó. Manifestó que suspender las licencias en esa zona supondrá que Oleiros y Arteixo se lleven las inversiones revistas al dar una seguridad jurídica, y manifestó que lo mínimo es presentar un documento inicial de modificación puntual para explicar que se iba a hacer en el ámbito. Por todo ello este punto tan solo fue aprobada con los votos del PSOE (10) y del BNG (2).

La otra cuestión que desató la polémica fue la moción de la MA en la que pedía a la corporación que se reafirmará en el pacto antitransfugismo. La cuestión de fondo se centra en la concejala Mónica Martínez, elegida por Ciudadanos, que abandonó esa formación el pasado 1 de junio y el 1 de septiembre se incorporó al Gobierno del PSOE como edila no adscrita y responsable de Deportes.

Al respecto, Lage Tuñás consideró que Martínez no es transfuga porque ni altera mayorías ni propicia una moción de censura. Y precisó que la moción presentada por la MA es para curarse de la próxima entrada de Isabel Faraldo, edila de Podemos como no adscrita, en sustitución de su exedil Xiao Varela.

Los populares, que se abstuvieron, apuntaron que es un tema a dilucidar en los juzgados, y el BNG no ve ético lo sucedido porque siempre exige la devolución del acta. Los 10 votos del PSOE decidieron contra 7 de MA y BNG.

Indignación en Alu Ibérica por solicitar la intervención por el Estado

A Coruña. La corporación municipal de A Coruña aprobó una declaración institucional que insta al Ejecutivo central a intervenir la planta de Alu Ibérica por incumplir sus compromisos. El manifiesto lo leyó la alcaldesa Inés Rey, y horas después la empresa criticó lo sucedido en un comunicado en el que mostró su sorpresa e indignación.

“Estas declaraciones solo pueden ser consecuencia de una falta de información sobre las actividades e inversiones que se han realizado en Alu Iberica”, señala la compañía que rige la fábrica de aluminio de Agrela, y que perteneciera anteriormente a Alcoa. Y explica que se está siguiendo el plan industrial que se presentó a sindicatos y administraciones autonómicas.

“Estamos absolutamente comprometidos con el mantenimiento de las plantas y para ello hemos diseñado un nuevo plan industrial basado en la producción de aluminio verde circular, con una reducción del 95% del coste energético”, subraya David Domenech, director General del Grupo Industrial Riesgo.

Afirma además que dichas actuaciones harán la factoría “sostenible desde el punto de vista económico, del mantenimiento del empleo y medioambiental”. “Hemos estado siempre dispuestos a ofrecer información en profundidad sobre nuestros planes”, señala, y dice que no entiende que entidades “sin información del proceso”, ataquen una iniciativa que aporta “futuro al menguante tejido industrial de la zona” y pretende crear “el polo de aluminio verde circular más importante del sur de Europa”. a.m.

06 nov 2020 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.