Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 28 febrero 2021
13:32
h

Las rebajas en la AP-9 seguirán a la espera: los peajes vuelven a subir

Los precios se incrementan un 0,92% desde mañana // Solo la autopista gallega y dos más se encarecerán con el cambio de año // En el resto las tarifas descenderán por efecto de la inflación

Desde el primer día de enero, la Autopista del Atlántico costará un 0,92% más por la aplicación del Real Decreto 1733/2011, de 18 de noviembre. Lo anunció anoche el Ministerio de Transportes, a propuesta de la Delegación del Gobierno en las Sociedades concesionarias de autopistas nacionales de peaje. El incremento de hace un año había alcanzado el 2,69%.

La actualización de las tarifas de las autopistas dependientes de la Administración General del Estado se realiza cada final de año de acuerdo, fundamentalmente, al crecimiento del índice de precios al consumo. Como este año hubo una caída de la inflación, hay también una bajada generalizada, del 0,11%, en todas las autopistas que dependen del Ministerio. El precio de los peajes solo subirá en tres, y una de ellas es precisamente la AP-9. Los gallegos tendrán así que seguir esperando a la rebaja de precios comprometida por el Ejecutivo de Pedro Sánchez y pactada con el BNG en las negociaciones previas a la sesión de investidura.

A la AP-9, según explicó ayer Transportes, se le aplica la reducción del 0,11%, pero también las subidas ya previstas anteriormente para financiar costes relacionados con excesos de valoración de expropiaciones, ejecución de obras o financiación de bonificaciones de peaje.

En suma, se cumplió el vaticinio de la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, quien hace días aventuraba que los peajes subirían. Lo mismo preveía ya el BNG. Su portavoz nacional, Ana Pontón, le remitió este mismo martes una carta al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, pidiendo que se cumplese el acuerdo de investidura para rebajar los peajes..

Ahora es el Ministerio de Transportes el que deberá aclarar las bonificaciones que se aplicarán mediante la partida anunciada en los Presupuestos del Estado de 50 millones de euros.

Sobre la cuestión de los peajes, este miércoles, la conselleira Ethel Vázquez, manifestó ayer que “es inaudito que el Gobierno actúe como abogado de Audasa, reclamando a la Xunta de 15 millones por la bonificación del peaje de la AP-9”.

La respuesta confirma que el Ministerio de Transportes solicitó al Ejecutivo gallego que se haga cargo de la mitad de la factura de la bonificación por los peajes concretos de Rande y A Barcala que, en los últimos dos años y medio, llevó a cabo el Estado en solitario. “En 2018 el Gobierno de Rajoy llegó al acuerdo de que la Xunta no tenía que bonificar los peajes”, replicó la conselleira sobre el tema.

Vázquez expresó que “algo que se está obviando es que el Consejo del Estado acreditó que esos crecimientos exponenciales eran nulos de pleno derecho”, y declaró que Audasa es “una empresa privada que explota la AP-9 con beneficios desproporcionados”, lo que es “consecuencia principalmente de acuerdos con gobiernos socialistas”, afirmó. “Es el clásico de yo invito y tú pagas, al que ya estamos acostumbrados en este tema”, apostilló Vázquez.

Finaliza hoy un pago adicional del 0,8% aunque queda otro del 1% que prometió asumir el Estado

La principal arteria vertebradora de Galicia, que une Ferrol con la frontera lusa y suma 219,6 km, está entre las caras de España, pese a que el 19 de agosto de 2013 debió quedar sin peajes, como todas las estatales de primera generación que iniciaron su construcción hacia 1980.

Pero tras el acuerdo de ampliación en 35 años más, pactado el 4 de febrero de 2000, será la que tenga una concesión más larga –de no mediar una solución–, ya que durará hasta el 19 de agosto de 2048. Desde que se conoció ese pacto, siempre hubo un enorme rechazo social al mismo.

Desde que entró en servicio en 1979 –fue entonces con el tramo A Barcala (Cambre)-Sigüeiro (Santiago)– nunca paró de subir con la excepción de los años 2016 y 2017, ejercicios en los que el IPC fue negativo, como en el presente ejercicio. En ellos, las tarifas descendieron unas décimas, entre 5 y 4 respectivamente.

Si bien en 2012, en plena crisis económica, los peajes se dispararon por encima del 6% al coincidir en ese año además del incremento habitual del IPC, el cambio del tipo del IVA (del 18% al 21%) y el rescate del tramo Vigo-Puxeiros pactado el 21 de mayo de 1999, fue el 1 de noviembre de 2018 cuando el cabreo ciudadano explotó al entrar en vigor un alza adicional del 0,8%, que finaliza en el día de hoy.

Pero desde esa fecha existe otra subida del peaje del 1% anual hasta 2037 en la AP-9, para compensar las obras de su ampliación de capacidad en el puente de Rande y el tramo Santiago Norte-Sur.

No obstante, en octubre de este año el Gobierno central, al respecto, anunció una partida de 50 millones en los Presupuestos que servirá para poder bonificar este pago.

30 dic 2020 / 23:59
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.