Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 28 noviembre 2021
10:17
h

Los bajos precios liquidan medio millar de granjas de leche al año

UUAA reclama actuar contra las cláusulas abusivas en los contratos lácteos que impiden cubrir el repunte de los costes de producción

Unións Agrarias reclama al Ministerio de Agricultura que intervenga para acabar con cláusulas “abusivas” en contratos de compra de leche que amenazan el futuro de los ganaderos gallegos. En rueda de prensa telemática, desde UUAA Félix Porto y Oscar Pose exhortaban a utilizar sus competencias legales para acabar con esta lesiva práctica para los ganaderos, que les impide cubrir sus costes de producción.

UUAA considera que las condiciones establecidas en dichos contratos llevan a que en Galicia se apliquen “los precios más bajos de la Unión Europea”, comentó Porto. Así, explica que en 2020 se produjo un incremento de producción un 3,9 %, pero “no quiere decir que se gane más”. Y es que Galicia sigue a la cola en precios de España y UE. Los ganaderos gallegos reciben unos 33 céntimos de media por litro de leche, tres céntimos menos que sus vecinos de Asturias.

El incremento en los costes de producción se debe a la subida de las materia para la elaboración de pienso, el alza subida de luz y gasóleo, así como los costes salariales en las explotaciones. A esto une la bajada previstas en ayudas en la Política Agrícola Común (PAC).

El sindicato agrario denuncia que las condiciones de compra establecidas en dichos contratos, que “impone” la industria láctea, suponen que en Galicia se paga a los ganaderos “tres céntimos por debajo del precio de producción”, lo que considera que contraviene la legislación.

Por ello UUAA pide al Ministerio de Agricultura su intervención para evitar ese tipo de prácticas perjudiciales para el sector lácteo gallego.

Porto reclamó, además, acabar con la figura del denominado “primer comprador” que ha llevado a la proliferación de algunos comerciantes “fantasmas” en Galicia que “han dejado un reguero de deudas” en las explotaciones gallegas, aseguró.

También pidió acabar con algunas subvenciones al sector lácteo aplicadas “a cambio de nada”, que no han contribuido a resolver los problemas sino a una mayor distorsión de precios.

El representante de UUAA ha reconocido con cierta autocrítica que el sector agrícola gallego sufre un problema estructural de eficiencia por la reducida talla de las explotaciones, el minifundismo, aunque destacó la inversión llevada a cabo en los últimos años por los granjeros para mejorar la competitividad.

Sin embargo, subrayó que Galicia necesita también unas 200.000 hectáreas de tierras para producir el forraje necesario que le permita prescindir de importaciones, lo que contribuiría a reducir los costes de producción.

Por su parte, Pose advirtió de que la presión sobre los precios del sector lácteo es uno de los factores que ha llevado a la “desaparición de unas quinientas explotaciones al año” en Galicia, donde aún quedaban a finales de 2020 unas 6.750, y aseguró que figuran “entre las más competitivas de la Unión Europea”. Claro está que en 2016 eran bastantes más, cerca de las 9.100.

26 mar 2021 / 20:23
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.