Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 01 diciembre 2020
01:00
h

Luz verde a los mayores presupuestos en cuarenta años para reactivar Galicia

La cuentas de 2021, pensadas para combatir la pandemia, se elevan a 11.563 millones // Más de 8.500 van a gasto social y la partida destinada a inversión triplica la de los PGE // Fuerte impulso al Xacobeo

El mayor presupuesto de los 40 años de historia de la comunidad autónoma, que para el ejercicio que viene alcanzará los 11.563 millones, con un crecimiento del 14 %, ya tiene luz verde del Gobierno gallego con tres grandes prioridades: “Seguir combatiendo la pandemia de covid-19, reactivar la economía de Galicia y ayudar a las familias, a los trabajadores y a las empresas que están en riesgo laboral medio o máximo”.

Estas cuentas, que frente al modelo el Gobierno central apuestan por no subir impuestos y seguir consolidando las ventajas fiscales de años anteriores, son además, tal y como subrayó ayer el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, los que dedican menor gasto a pagar los intereses de la deuda. Un capítulo que baja un 30 % lo que permitirá un ahorro de 43 millones, que “se invertirán para producir actividad económica”. Por primera vez, incidió el presidente en rueda de prensa tras el habitual Consello semanal, se dedicarán menos de 100 millones a pagar intereses de la deuda.

En este sentido, el de Os Peares se felicitó porque, según sus cálculos, cada gallego debe 2.095 euros menos que el resto de los españoles, esto “solo en lo referido a la deuda autonómica”. Galicia, dijo, es la comunidad que menos incrementó la deuda pública en los últimos once años. En una década “evitamos emitir 5.650 millones”, lo que permite en 2021 tener unas cuentas “sólidas” y con capacidad de endeudamiento.

El líder del Ejecutivo autonómico recordó que estos presupuestos se tramitaron en tiempo récord, “en menos de 5 semanas”. Una agilidad que servirá para que en enero las cuentas estén aprobadas “de cara a la Galicia del Xacobeo”. Un Año Santo, por cierto, al que se dará un fuerte impulso, pues cuenta con una partida “descentralizada” de 61,7 millones.

“Mientras en España hubo cuatro elecciones generales y un único presupuesto, en Galicia hubo cuatro presupuestos y una elección en el mismo tiempo”. Un dato, enfatizó el presidente, que acredita la importancia que tiene la estabilidad en la economía.

El texto que la Xunta enviará el lunes al Parlamento fija, además, una inversión “récord” de 2.592 millones de euros, con lo que los gastos de capital aumentan así un 53 “. Esto significa que Galicia, a cargo de su presupuesto, invierte “el triple” que la inversión prevista en los presupuestos estatales para la comunidad (838 millones).

Refuerzo de la sanidad y la educación. Antes de ceder la palabra al conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, para una explicación en detalle, Feijóo subrayó que el presupuesto recoge 8.540 millones para “gasto social”, un 11,2% más y un total de 864 millones de incremento. Se trata del “refuerzo más importante” en este campo en “la historia” de la Xunta, con 475 millones más para sanidad, 166 más para educación, 126 más para políticas sociales y 97 más para empleo, siempre de acuerdo con sus cifras.

Como última “idea fuerza”, Feijóo insistió en que “aquí no se suben los impuestos, ni a las familias ni a los trabajadores. Una política por las que el año que viene 115.000 familias gallegas serán beneficiarias de la consolidación de la rebaja fiscal del impuesto de sucesiones, donaciones y de los impuestos cero en el rural, entre otros. Desde 2016 las rebajas fiscales impulsadas por la Xunta beneficiaron a 533.000 gallegos

Y entre las principales novedades, resaltó la disposición de “cuatro nuevos fondos”, uno dotado de 503 millones denominado ‘Covid’; otro, ‘React-Eu’ con 430 millones; un tercero con 115 millones de ‘Consenso’ para dar “soporte financiero” a los acuerdos que alcance la comisión parlamentaria para la reconstrucción, el diálogo social y las recomendaciones del comité de expertos; y otro “de garantía de inversiones sanitarias” con 105 millones y carácter plurianual.

Sobre estas nuevas herramientas, Valeriano Martínez explicó que el fondo Covid que se distribuye en 264 millones para sanidad (más de la mitad), 92 para educación, 80 para política social y 13 para turismo. Por “precaución” apuntó el conselleiro, a una “reserva estratégica” de 33 millones de euros “por si la cosa se pone relativamente mal y poder de manera inmediata afrontarla”.

Del fondo ‘React-Eu’ desgranó que irán 91 millones para refuerzo del sistema sanitario, 87 a la transición verde, 82 millones para dinamización económica, 65 para empleo e igualdad y 62 a la transición digital.

Los 115 millones del fondo ‘Consenso’ provienen en parte del ‘React-Eu’, según ha apuntado Martínez, puesto que este aporta 43 millones a este fin de dar soporte a medidas parlamentarias, del diálogo social y del comité de expertos. A estos 43 millones se suman otros 72 “de fondos propios”.

Por último, el fondo de garantía de inversiones sanitarias, dotado con 105 millones, está previsto para inversiones en infraestructuras hospitalarias en lugares como Ferrol, Pontevedra, Ourense, Santiago, A Coruña y O Barco, y también para actuar en “centros integrales de salud” en otros puntos como Lugo, Vigo, Lalín y Ourense.

En su intervención, el responsable de las cuentas públicas autonómicas también reivindicó la congelación de los salarios del gobierno y que se mantiene “prácticamente estable” el ahorro bruto de la comunidad, además de urgir la revisión del sistema de financiación autonómica.

Los presupuestos, que como ya se había avanzado durante la semana mantienen el salario del Gobierno gallego congelado para el próximo año, no así del de altos cargos, que subirán el 0,9 % permitido por el Gobierno, agotarán el techo de gasto aprobado en el Parlamento, fijado en 11.664 millones de euros, ya que hay que sumar gastos del capítulo ocho, como instrumentos financieros de apoyo a empresas, con cargo al Igape y a Xesgalicia. “A cualquier presidente de Galicia le gustaría presentar estas cuentas”, sintetizó Núñez Feijóo.

las previsiones tienen el aval de la airef
La subida de sueldos de los altos cargos es “razonable y justificada”
El presidente, que sí se lo congelerá, percibirá 78.089 euros según el borrador de las cuentas

Santiago. La subida del 0,9% de las retribuciones de los altos cargos del Gobierno gallego para el año que viene fue ayer defendida por Feijóo, que la calificó como “razonable y justificada”, en lugar de su congelación como se decidió para él y los miembros del Consello, porque “la inmensa mayoría son funcionarios” y para evitar “una asimetría” con subdirectores xerais.

“Todo es opinable”, admitió, si bien añadió que, “viendo el origen” de los altos cargos, “la inmensa mayoría” son funcionarios públicos “y se podía dar la paradoja de que subdirectores y otros funcionarios” sí tengan “ese derecho” de incrementar sus retribuciones, pero “funcionarios que ocupan provisionalmente el alto cargo no lo tuvieran”, razonó.

En su respuesta, el titular de la Xunta destacó que “desde el principio” su postura “quedó clara” al entender que hay que congelar las retribuciones “del gobierno autonómico, los municipales y provinciales y del central”. Por eso, recordó, se manifestó en contra del aumento inicialmente previsto para el Ejecutivo central, lo mismo que ocurrió con “alguna corporación provincial”, en alusión a la Diputación de Pontevedra.

En el borrador de presupuestos se recoge un salario para el presidente de la Xunta para el próximo año, que ascenderá a 78.089,88 euros –que también es funcionario pero que en su caso sí verá congelado el sueldo, al que se le suman más de 6.700 euros de trienios; mientras que sus dos vicepresidentes y los conselleiros percibirán 68.154,24 euros cada uno. E.P.

20 nov 2020 / 23:44
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito