Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 19 agosto 2022
00:02
h

Luz y gas un 83 % más caros disparan el IPC gallego, récord en cuatro décadas

La inflación sube hasta el 10,5 % anual en marzo, siete décimas sobre la media de España // Crece un 3,3 % mensual frente a febrero // El IGE apuesta por una ligera moderación durante este abril

El bolsillo ya no lo resiste más. Acudir a la cartera para abonar cualquier producto se ha convertido en un auténtico suplicio. Parafraseando a Alaska y los Pegamoides, sufrimos auténtico terror en el hipermercado, horror en el ultramarinos... y pavor en la gasolinera o cuando encendemos la luz, la vitro, el horno, la lavadora o la calefacción.

Porque el índice de precios de consumo (IPC) se disparó un 3% en marzo en relación al mes anterior en España, y más incluso en Galicia, con el 3,3 %. Pero lo peor fue el golpe interanual, que empeoró su tasa más de dos puntos frente a idéntico periodo del pasado ejercicio: la vida es hoy hasta el 9,8 % más cara que entonces de media, el valor más alto en 37 años. Pero es que en la comunidad gallega el incremento de la inflación anual es siete décimas superior, con un repunte del 10,5 %, la mayor tasa desde octubre de 1984. Entonces llegó, en el mes de octubre, a una cota aún mayor, del 10,9 %.

El principal causante es la evolución de unos productos energéticos que se han disparado un 61,9 %, que viene a empeorar la ya brutal subida frente a 2021 del 44,5 % en febrero o el 33,6 % que inició el año. Sólo luz, gas y otras fuentes para calentar el hogar se dispararon un 83 %. Los alimentos elaborados se calentaron en tierras gallegas un 6,9 % y aquellos frescos o sin elaborar un 5,5 %.

El mayor registro en casi cuatro décadas sitúa a la autonomía como la quinta más inflacionista, sólo superada por Castilla-La Mancha (11,7), Castilla y León (11 %), Aragón (10,7) y La Rioja (10,6 %). En el extremo opuesto está Canarias, con un IPC interanual que sube el (8,4 %).

El Instituto Galego de Estatística (IGE) había previsto que la variación anual para marzo se situaría en el 10,2 %, valor tres décimas inferior al finalmente alcanzado (10,5 %). En cuanto a la inflación subyacente, que elimina del cómputo a los elementos más volátiles, como los precios energéticos o de los alimentos frescos, alcanzó el 3,9 % finalmente, frente al 3,6 % vaticinado. Para este abril en curso, la predicción del IGE es que el IPC se moderará a una tasa interanual del 9,3 %, por tanto 1,2 puntos menos que la del pasado marzo. Seguirán los productos energéticos en niveles altísimos frente al ejercicio anterior, con el 47,1 % de incremento de precios, que elevarán aún más que en marzo la inflación tanto en los alimentos con elaboración (7,5 %) como sin ella (6,7 %).

Con todo, aprecian que la subida mensual se quedaría en el 0,1 %. En cuanto a la inflación subyacente repuntará un paso más, a un 4,1 %.

Según el informe del IGE, en términos de variación interanual las tasas se movieron entre el 10 % de A Coruña y el 10,9 % de Ourense y Pontevedra. En Lugo fue del 10,7 %.

Los grupos de vivienda, auga, electricidad, gas y otros combustibles se dispararon un 38,9 % anual; el transporte, 19,1; los alimentos y bebidas no alcohólicas se encarecen un 6,7 %; restaurantes y hoteles el 5,5 %; Estos cuatro apartados principales del índice son los que más repercuten en su aumento, aportando 9,6 puntos de los 10,5 de repunte experimentado el pasado marzo.

En comparación a febrero los precios en Galicia más locos fueron en marzo pasado de nuevo el de la vivienda y sus gastos asociados, incluidas las cuotas por el agua, la luz y el gas y oros combustibles para calefacción, con un 11,6 % de subida en sólo un mes; también otra vez el transporte (7,5 %); el vestido y calzado (1,8 %) y la hostelería (1,4 %). Sólo se abarató el grupo del ocio y la cultura, aunque sólo una décima.

Las rúbricas o productos y servicios más concretos que más se encarecieron en esos 30 días fueron la calefacción, alumbrado y distribución de agua, con un 20,7 %; la movilidad personal, con el 7,6 %; y el turismo, hoteles, bares y restaurantes, con un 1,2 %. Bajaron, en cambio, las de cereales y derivados (-0,1 %); otros preparados alimenticios (-0,1); carne de ovino (-3,5 %); y la de vacuno (-0,3 %).

En las cifras de abajo se registran las rúbricas con mayores repercusiones positivas en el IPC, así como grupos especiales, lideradas por la energía –en hogar y transporte– y los aceites usados para cocinar, en los dos casos impacto directo por la invasión rusa de Ucrania.

Tocado techo. Ante tal oscuro panorama, una esperanza: los economistas de Funcas, la fundación de las antiguas cajas de ahorros, apuntan que la inflación habría tocado techo en marzo, y que los precios descenderán a partir de abril, si bien seguirán en niveles muy elevados todo el año, para concluir diciembre con un IPC anual del 4,4 %.

Inflación a la cabeza de casi toda Europa

··· El índice de precios al consumo en España, con un 9,8 % en marzo, se mantienen en niveles similares a los de otros Estados de la UE, aunque en comparación con las cuatro grandes economías de la eurozona es el que está padeciendo la inflación más elevada. Alemania actualizó sus datos el martes y allí fue del 7,3 %, la peor desde la reunificación; en la electoral en estos días Francia el IPC de marzo fue mucho más bajo, del 4,5 %, mientras que en Italia se situó en el 6,7 %. La media de la Unión Europea se situó más de dos puntos por debajo del dato de España y 3 sobre el gallego, con el 7,5 %. En el vecino luso se limitó al 5,3 %

··· EE.UU. sufre cifras históricas de alza de precios, con un 8,5 % inferior al español y gallego. Peor le va a Argentina, donde se supera el 52 %.

··· Una de las causas de la inflación en España es que se consolidó en la crisis del coronavirus como el quinto país de Europa con la factura doméstica de luz más alta de la UE, por encima de la media y de los socios de la eurozona, sólo superado por Alemania, Dinamarca, Bélgica e Irlanda. Según los datos de la oficina comunitaria de estadística Eurostat consultados por Efe, los precios abonados por los consumidores domésticos de España con un consumo anual entre los 2.500 y los 5.000 kilovatios hora (kWh), incluyendo todos los impuestos, han venido rondando, de media, los 0,242 €/kWh desde 2020.

Subida general en productos que son básicos

“El incremento de precios en alimentos de primera necesidad, como el pan, el aceite, la leche o los huevos está impactando en la cesta de la compra de los españoles desde hace tiempo. Las torrijas, un dulce típico de Semana Santa y muy popular, se elaboran siguiendo una receta sencilla, humilde y con ingredientes habituales de nuestras cocinas. La subida de precios de la torrija es muy indicativa de la variación del precio de los bienes de primera necesidad, que los datos apuntan a que está siendo de más del doble que el IPC”, con un 19,3 %.

Feijóo: “Cualquier política decente pasa por bajar impuestos al trabajador”

Santiago. El líder del Partido Popular y presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, sostuvo que el objetivo de cualquier “política decente” es bajar los impuestos a los trabajadores, a las rentas medias y a las rentas bajas y “no vivir del sobresfuerzo que están haciendo pagando un 10 % más caro los productos que comprar para poder llegar a fin de mes”.

Feijóo se pronunció de este modo en un acto en Porto do Son (A Coruña), al ser preguntado por los datos conocidos este miércoles, con un IPC subiendo ya a doble dígito en Galicia y casi al diez por ciento en España

En su intervención, Feijóo ha asegurado que en España “no hay nadie, salvo el Gobierno, que no esté preocupado por la inflación”. “Tenemos la inflación más alta de los últimos cuarenta años, es un 40 % más alta que la de nuestros socios europeos y al Gobierno le parece que la inflación es una cuestión que solo le preocupa al PP”, señalaba el líder popular.

Así, tras asegurar que las familias tienen muchas dificultades para llegar a fin de mes, los transportistas para llenar los camiones de diésel y los pescadores para salir a faenar, ha asegurado que se trata de la “principal preocupación” del país en un contexto en el que las familias atraviesan “enormes dificultades para pagar el recibo de la luz” y hay empresas que “han cerrado” porque no pueden pagarlo, recogió Europa Press.

“Por tanto, el objetivo de cualquier política decente desde el punto de vista de los trabajadores, de las familias, de las rentas medias y bajas es bajar los impuestos”, incidía.

Feijóo ha señalado que bajar la inflación es la “prioridad” y que “bajando la inflación casa todo”. “Y por supuesto, las pensiones”, afirmaba quien todavía es el titular de la Xunta en el descuento, para preguntar “de qué vale subirle a un pensionista un 2,5 % el pasado año si de ese 2,5 % el 40 % son impuestos”.

“Por tanto”, incidía el de Os Peares, “contengamos los impuestos y honremos las pensiones”. “Una cosa sola es simplemente una falacia desde el punto de vista del poder adquisitivo. Si no controlamos los precios, las pensiones no llegarán, porque la subida se la come el precio”, finalizaba. E. P.

75,3

por ciento fue la subida que experimentó en Galicia el apartado de calefacción, luz y agua en los hogares, repunte muy por encima de la media en España, donde se alcanzó un encarecimiento del 68,3 % frente a hace justo doce meses.

42,7

subida porcentual que han experimentado en el último año gasolinas y gasóleos en la comunidad gallega, dato que vuelve a escalar aquí mucho más que en el conjunto del Estado, donde el incremento fue del 38,8 %. Sube mucho más el diésel.

32,4

de aumento en tanto por ciento de los óleos de oliva y, mucho más acentuado, del de girasol en Galicia, repunte sólo cuatro décimas menor en toda España. Todo por la guerra en Ucrania, que dejó al mercado global sin uno de sus principales suministradores de este alimento.

12,1

encarecimiento en porcentaje de los huevos en la autonomía, más de un punto superior al que se registró en toda España. Otros productos con incrementos relevantes fueron el pescado congelado, cerca del diez por ciento, o la carne de ave, superior al siete por ciento anual.

10,8

por ciento se incrementó, según el IGE, el precio de la leche en Galicia, un 11 % en España. En cuanto a los productos lácteos como yogures o quesos el incremento de los precios se situó en un 5 % en la comunidad y cuatro décimas por encima en el conjunto de las comunidades.

14 abr 2022 / 00:48
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.