Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 13 mayo 2021
10:55
h

Más de 790 millones gasta la Xunta en mejorar los hospitales públicos

A las recientes ampliaciones y remodelaciones se suma la nueva convocatoria de 1.215 puestos dentro del ámbito sanitario para 2021 // Galicia agota la tasa máxima de reposición autorizada

Apostar por una mejora continua de la sanidad es una de las políticas prioritarias en la agenda del Gobierno gallego, que destinó más de 790 millones de euros en ampliar y remodelar distintos hospitales. Una iniciativa destinada a atender a los gallegos que lo precisan de forma “digna”, en palabras del presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo. A mayores, el DOG también publicó este lunes la oferta pública de personal estatutario del Sergas para el 2021, que incluye en su conjunto 1.203 nuevas plazas.

Durante el acto de inicio de las primeras obras del Hospital Gran Montecelo, el de Os Peares destacó que su Ejecutivo continúa caminando hacia la renovación integral del Servicio Galego de Saúde, habiéndose formalizado distintas actuaciones durante estos últimos años con el objetivo de satisfacer las necesidades sanitarias de la ciudadanía.

La del próximo macrocentro pontevedrés es solo una de ellas. Para conseguirlo, se destinarán un total de 134 millones de euros: una enorme partida que afortunadamente no es la única, pues recientemente se aprobaron diversos presupuestos para mejorar varias instalaciones médicas localizadas en A Coruña, Ourense, Ferrol o Santiago.

En el caso de la ciudad herculina, la Xunta ya anunció a finales del pasado año la adjudicación de la fase cero de su nuevo hospital público, el Novo Chuac, que albergará una inversión total que supera los 430 millones de euros y traerá consigo, previsiblemente, más de 6.100 puestos laborales tras su creación.

Entonces, en noviembre de 2020, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, acompañado de la responsable de Infraestructuras e Mobilidade, Ethel Vázquez, adelantaron el arranque de las actuaciones para reestructurar los accesos al hospital Materno-infantil Teresa Herrera, que forma parte del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña. El proyecto avanza hacia la construcción del centro ahora, con un primer edificio de 13 millones.

En la urbe ourensana, paralelamente, el Gobierno autonómico también inició la tramitación para agilizar las actuaciones del Plan Director del nuevo inmueble del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense. A esta primera fase, que se consolidó con 43 millones desde junio de la pasada primavera, le seguirá una nueva etapa que sumará otros 50 millones.

Sus objetivos fueron claros desde el minuto uno: “A construción dun novo edificio de hospitalización e a reforma integral do Hospital Materno-Infantil”. Así lo expresó Jesús Vázquez Almuíña, conselleiro de Sanidade entonces, destacando su prioridad para “manter a calidade asistencial na área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco”.

Con dicho plan, también se buscó “conseguir unha modernización nas áreas ambulatorias e de hospitalización, así como mellorar a circulación e os accesos”, buscando crear “nodos verticais de comunicación ou bloques de ascensores no edificio Cristal”.

En Ferrol, donde está en marcha por más de 130 millones el plan director para la renovación y ampliación del Arquitecto Marcide, se adjudicó por 49,3 millones (en julio de 2019) las obras previstas en la primera fase del Plan Director Complejo hospitalario de Ferrol (que al final empezaron en septiembre).

Durante su primera fase, que está previsto que se prolongue durante tres años desde su comienzo, el Gobierno gallego explicó que “deuse prioridade para a súa execución á hospitalización e camas, urxencias, cardioloxía, neurociencias, nefroloxía e diálese, pediatría, Unidades de Coidado Intensivos de pediatría e adultos, radioloxía, farmacia e cociña”.

Por último, en Santiago de Compostela, arrancaron distintas remodelaciones en el Hospital Clínico Universitario de Santiago (CHUS) y ahora se licitará de forma inmediata la obra para su ampliación. Entre las ya anunciadas destacan la aprobada en junio de 2020, cuando se avanzó la ampliación del área de urgencias por 1,3 millones de euros (con una construcción de 655 metros cuadrados).

Del mismo modo, la Xunta también ha licitado más de 1,5 millones para las obras del área de Farmacia del mismo centro, un recinto que visitó Comesaña el pasado enero y cuya renovación durará unos cuatro meses. Igualmente, en marzo, hace menos de dos meses, comenzaron otras en la Unidad de hospitalización de Ictus (por valor de 450.000 euros y cuyo plazo de ejecución es de dos meses). Con ello, dicha zona contará con seis camas, un control y nueva monitorización 24 horas.

empleo. Por otro lado, el Diario Oficial de Galicia (DOG) plasmó este lunes la nueva oferta pública vinculada al personal del Sergas en 2021, incluyendo un conjunto de 1.203 plazas y agotando la tasa máxima de reposición permitida por la actual legislación estatal (del 110%).

Dicha convocatoria, que se suma a las aprobadas desde 2012 por el mismo organismo de manera continua, acumulando un total de 8.112 puestos laborales, fue anunciada con el objetivo de ofrecer una respuesta adecuada a las necesidades asistenciales y organizativas que identificó el Servizo Galego de Saúde.

Entre ellas, calificadas como prioritarias, se presta especial atención a los ámbitos que requieren más profesionales sanitarios y efectivos de refuerzo como consecuencia de la crisis relativa al COVID. Así, algunos de los campos más beneficiados son la medicina de familia y, principalmente, enfermería.

Así las cosas, del cómputo de plazas que se ofertan hay 65 para el personal licenciado sanitario, 60 (el 92,31%) destinadas a la medicina de familia. Mientras tanto, enfocadas al colectivo sanitario de formación profesional y el diplomado, las mismas ascienden a las 686, de las cuales 604 (el 88,05%) están vinculadas a la categoría de enfermería.

Sobre estas últimas, cabe destacar que, si se suman a las incluidas en los dos anteriores decretos (un conjunto de 466 más) pertenecientes al 2019 y 2020, podrá realizarse un proceso selectivo para 1.070 puestos de dicho campo. Además, esta convocatoria mantiene su tendencia de dotar plazas e incorporar personal fijo en distintas especialidades del mismo, habiéndose aprobado 44 plazas para las de enfermería vinculadas a la salud mental, familiar y comunitaria, pediátrica y obstétrico-ginecológica.

Del mismo modo, también se ofertan cinco vacantes para técnicos superiores en dietética, reforzándose además las ramas de personal de gestión y servicios (452 plazas). De ellas, casi la mitad (220) serán para celadores, otras 155 para administrativos y 18 para trabajadores sociales.

A ello se añade que del global de plazas se reservarán 61 para personas con discapacidad general y 25 con discapacidad intelectual, junto a las que se contemplen en el sistema de promoción interna. De igual forma, se publicó la OPE relativa al personal funcionario de salud pública, con un total de 12 plazas, que reforzarán la inspección sanitaria.

El Bloque demanda desconfinar la atención primaria “al cien por cien”

Santiago. Reclaman desde el Bloque el “desconfinamiento” de la atención primaria gallega, demandando que las citas vuelvan a ser “al 100 por 100” presenciales pues, según manifestó Ana Pontón, líder de la agrupación nacionalista, ahora es toda “una odisea” recibir atención médica en el primer nivel asistencial.

Así lo evidenció Pontón este lunes a las puertas del centro de salud de Galeras, localizado en Santiago. Allí, junto a Iria Carreira y Montse Prado, ambas diputadas de su formación, acusó a la Xunta de “usar” la pandemia para dar “una nueva vuelta de tuerca” a la sanidad pública en Galicia.

“Este retroceso en atención primaria es la guinda a la demolición del sistema sanitario público, que parece la obsesión del señor (Alberto Núñez) Feijóo”, afirmó la portavoz nacional del Bloque, que puso el acento en que el primer nivel asistencial del Sergas es víctima “de un acoso y derribo en los últimos años por parte del PP”.

Del mismo modo, la líder de la formación frentista se preguntó “en qué momento” el presidente gallego “decidió que era normal” que la ciudadanía “tenga que esperar dos semanas para acudir a una cita con el médico de atención primaria” o que “en vez de atenderte tu médico tengas un contestador automático” al que dirigirse.

En este sentido, ha alertado que este sistema de acceso a las citas en atención primaria está derivando en la “exclusión” de ciertos sectores de la población, como las personas mayores, y que, en general, “lo que hace es empeorar la salud pública” en Galicia.

“Tenemos muy claro que el objetivo es 100 por 100 de presencialidad. Todo el personal sanitario está vacunado y no hay excusa para usar esta pandemia para dar una vuelta de tuerca más a la hora de demoler la sanidad pública”, manifestó rotundamente.

PERSONAL CANSADO. Asimismo, Pontón hizo hincapié en que el personal de los centros de salud está “exhausto” después de más de un año de pandemia y de “meses reclamando más medios, recursos y atención” que, según ella, no está encontrando respuesta alguna desde la Administración autonómica.

Así las cosas, ha advertido de que existe “un colapso” de la atención primaria en Galicia “que es el resultado deliberado de las políticas del PP” tras doce años de Feijóo en San Caetano, que se traducen, dice, en que la comunidad invierte “45 millones” menos.

03 may 2021 / 19:38
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.