Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 27 enero 2023
10:34
h

Más de cuatro de cada diez adolescentes gallegos creen que deben ser sus padres los que les enseñen a ahorrar o invertir

El 95 por ciento quiere ser el propietario de una vivienda cuando llegue a su edad adulta

Santiago. A partir de la adolescencia es cuando se empiezan a tomar las primeras decisiones financieras, llega la hora a la que los jóvenes hacen sus primeras compras o encuentran un primer empleo. Es una etapa clave para infundir entre los adolescentes buenas prácticas de ahorro e inversión a medio-largo plazo.

Para muchos españoles la educación es una gran asignatura pendiente y, como consecuencia, repercute en las cuentas del día a día o a la hora de realizar gestiones financieras o administrativas. Calcular un porcentaje, entender una nómina, hacer la declaración de la renta, invertir o administrar el dinero para llegar a fin de mes puede llegar a ser un quebradero de cabeza para muchos españoles en edad adulta y esto repercute en sus hijos.

Pero, ¿quiénes son los responsables de proporcionar esa formación sobre finanzas a niños y adolescentes? Los propios adolescentes tienen una opinión muy dividida: en Galicia, mientras el 41 % considera que esta formación corresponde a sus progenitores, un 30 % opina que es responsabilidad conjunta entre padres y profesores. Sólo un 27 % cree que es tarea exclusiva del centro escolar.

Además, en España no existe un plan público educativo en esta materia.

Es una de las principales conclusiones del estudio La Educación Financiera en los adolescentes españoles llevado a cabo por la Unión de Créditos Inmobiliarios con motivo del Día de la Educación Financiera, el 4 de octubre.

El trabajo analiza la percepción de los chicos en edades comprendidas entre los 15 y los 18 años en torno a sus comportamientos en clave de ahorro a medio-largo plazo, además de conocer su visión sobre cómo afrontarían una de las decisiones financieras más importantes de su vida, como es la compra de una futura vivienda.

Los jóvenes gallegos lo tienen claro y un 95 % afirma rotundamente que les gustaría tener su propio hogar en un futuro. Respecto a la tipología de vivienda, hay opiniones para todos los gustos: un 54 % preferiría una vivienda unifamiliar, seguida de cerca por aquellos a los que les gustaría tener un ático (43 %). Un 27 % se ve viviendo en un piso.

terraza, patio y jardín También tienen una percepción bastante similar sobre los elementos esenciales que debería tener su hogar: 7 de cada 10 prefieren la cercanía a transportes y servicios y un 62 % destaca que les gustaría tener terraza, patio y jardín. Otros factores también importantes, pero menos valorados son la climatización eficiente y domótica (46 %), la piscina (40 %) y la instalación de placas solares (24 %).

También parecen ser conscientes del importante desembolso que supone la compra de un inmueble y más de la mitad afirma que la pagarían poco a poco con su trabajo. Por su parte, tres de cada diez son más optimistas y esperan tener ahorrado todo el capital necesario para esta compra. Y un tres por ciento espera pagar su inmueble con la ayuda económica de su familia.

En cuanto al precio que estarían dispuestos a pagar por su vivienda, más del 79 % de los encuestados en Galicia pagaría entre 50.000 y 200.000 euros. A partir de esta cantidad, solo un 22 % estaría dispuesto a desembolsar más de 200.000 euros.

No obstante, a pesar de las carencias en educación financiera de los jóvenes gallegos de entre 15 y 18 años, siete de cada 10 afirman saber qué es una hipoteca, aunque a la hora de definirla el porcentaje de los que saben hacerlo correctamente baja al 59 %.

La importancia del ahorro parece que también cala entre los jóvenes y 9 de cada 10 afirman tener ahorros. Respecto a la forma de guardarlo, la hucha es la opción preferida (38 %), mientras que un 30 % opta por una cuenta corriente. Por su parte, un 19 % se decanta porque sean sus padres quienes se encarguen de guardárselos. R. ríos

Ahorro energético

··· Sobre la importancia del ahorro energético y la sostenibilidad en sus hogares actuales y futuros, 8 de cada 10 creen que la clave está en un buen uso de la energía. De hecho, entre sus hábitos en casa en materia sostenible apuntan: apagar las luces cuando no son necesarias, cerrar el grifo mientras se lavan los dientes, apagar la tele y otros aparatos mientras no los usan, ducharse en lugar de bañarse o no encender aparatos de climatización si no hace mucho frío o calor. Seguido de estas buenas prácticas en el hogar para el ahorro energético, los adolescentes gallegos señalan el reciclaje como factor esencial para reducir el impacto medioambiental desde el hogar, mientras que un 19 % considera que la solución para la mejora de la sostenibilidad pasa por la rehabilitación de las viviendas.

05 oct 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.