Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 07 diciembre 2022
14:24
h

Milmillonaria compra de Inditex a su millar de proveedores gallegos en el adiós de Isla

Generó seis mil empleos en España // Triplicó beneficios frente a 2020, pero sin llegar al récord de 2019 // Sí lo hacen las ventas en el arranque de este ejercicio al subir un 33 % // Dispara el dividendo

No podía haber mejor escenario para la despedida de Pablo Isla de la presidencia de Inditex, tras presentar resultados de la compañía en diecisiete ocasiones consecutivas, que la espectacular sede de Zara.com en Arteixo, meca de la moda mundial. La pandemia impidió que la moderna y digital, espectacular instalación, viviese la puesta de largo que merecía. Pero tras dos últimos ejercicios covid de presentaciones virtuales, la compañía recuperaba, con PCRs casi en tiempo real y todas las garantías, las ruedas de prensa de una casi, casi vieja normalidad.

Tras enviar las cuentas a la CNMV a las siete y media de la mañana y pasar por la lupa de los analistas de Bolsa desde las nueves de la mañana, a las once de este miércoles día 16, acompañado por el consejero delegado, Óscar García Maceiras –a quién le tocará hacer los honores en el futuro–, Isla desplegaba por última vez ese saber hacer que le ha permitido convertirse en uno de los directivos más deseados del mundo.

Isla y García Maceiras desgranaron cómo la multinacional textil de la moda con sede en Arteixo lograba entre el 1 de febrero de 2021 y el 31 de enero de este año, su ejercicio fiscal, ventas de 27.716 millones de euros, un 36 % superiores a las del primer pandémico curso anterior, pero aún por debajo de los 28.286 millones del precedente 2019.

Tras un arranque dubitativo y cifras que iban camino del récord en el segundo y tercer trimestre, en la recta final del año se cruzó ómicron con una sexta ola demoledora. “Justo antes de la campaña de Navidad”, apuntó Isla. Sin embargo, domada la curva se iniciaba el pasado 1 de febrero, con permiso de Rusia y Ucrania, un buen curso 2022.

Con todo, pulverizaron los registros de 2020 con un 5 % menos de tiendas y el 13 % por debajo de 2019, “lo que demuestra que el programa de optimización de tiendas ha sido un éxito”. De hecho, a tipo de cambio constante –sin contar las fluctuaciones de las divisas– la facturación hubiese sido un 3 % mayor a la del último año sin pandemia.

Jugó un papel fundamental un negocio online que creció un 14 % hasta 7.500 millones, más de la cuarta parte del total y el triple, destacaba el presidente, que puso el foco en una cifra brutal: el grupo sobrepasó los 6.227 millones de visitas a través de Internet –un trece por ciento más–, los que supone “veinte millones cada día”.

Con 228 millones de seguidores en redes sociales, también apuntó que 146 millones de personas “llevan nuestras tiendas en su bolsillo” al tener instaladas aplicaciones en sus móviles.

En las últimas cifras libres de los efectos de la guerra en Ucrania, el cierre de sus tiendas allí –recordó Isla especialmente a su equipo allí– y el cierre del medio millar de tiendas rusas del grupo –a cuyos nueve mil empleados se sigue abonando los salarios–, se consigna un beneficio neto de 3.243 millones, que implica triplicar (+193 %) la evolución del terrorífico 2020, pero en comparación con 2019 está aún el 10,9 % por debajo.

El consenso de los analistas esperaba que la suma de las cifras de Zara, Bershka, Pull & Bear, Massimo Dutti –que absorbió a Uterqüe–, Stradivarius, Oysho y Zara Home (además de Lefties) reflejasen unas ganancias sobre los tres mil millones, algo que cumplió de sobra. A pesar de ello, este miércoles culminaba la sesión en Bolsa perdiendo 54 céntimos por acción, hasta los 21,37 euros (-2,46 %).

Hitos. Isla detallaba en su presentación otros máximos históricos, como los de cash flow, con una posición financiera neta que creció un 24 % hasta 9.359 millones de euros. Otra que destacó fue la del margen bruto –la diferencia de lo que se vende frente a lo que les cuesta hacerlo–, del 57,1 %, que es la mayor vista nunca.

Más hitos reseñados por Isla: justo el año antes de que Rusia se borre como el segundo mayor mercado por número de tiendas tras España, el titular de la compañía hasta el próximo día 31 apuntaba que Estados Unidos se ha convertido en su segundo principal mercado en número de vetas. Tanto Isla como García Maceiras destacaron el gran potencial de este mercado, en especial para la penetración de Zara.

Arranque de 2022 y conflicto bélico. El consejero delegado analizó la marcha de las colecciones primavera/verano, que fueron “muy bien recibidas por nuestros clientes”. La venta en tienda y online entre el 1 de febrero y el 13 de marzo creció al 33 % frente aigual periodo del 2021 y el 21 % frente a los máximos históricos pre-covid de 2019. En este período, las ventas en Rusia y Ucrania “representaron aproximadamente 5 puntos porcentuales del crecimiento de la facturación”.

Sin hacer conjeturas de lo que pueda pasar, el grupo prevé retomar las operaciones “en cuanto las circunstancias lo permitan”. En Ucrania cerró sus 85 tiendas el 24 de febrero, las 502 rusas, país que aporta el 8,5 % del resultado de explotación, el pasado día 5 de este mes. ¿Cómo se tratará de paliar este golpe? Pues reforzando el trabajo en el resto de los más de noventa mercados con tiendas físicas y los más de doscientos con negocio por internet.

Efecto sede. Pablo Isla no quiso irse sin volver a poner en valor la importancia que tiene que Inditex tenga su sede en Arteixo. En España, que supone el 14 % de las ventas, genera el 28 % del empleo total y creó 6.000 puestos el año pasado. Y es que aquí están no sólo tiendas y fábricas, también centros logísticos y sedes centrales, de diseño e I+D.

Después están sus compras a proveedores con 5.375 millones en 2021 –25.100 en un lustro– a 6.620 empresas, entre ellas “un millar gallegas, con mil millones de euros”, destacó el presidente.

Por último están los impuestos: abona un 22,6 % frente a su movimiento económico, con un total de 6.093 millones en todo el mundo. De ellos en España 1.501 millones, la cuarta parte del total frente al 14 % del negocio.

Dividendos. Un anuncio relevante es el que supondrá el reparto de 2.900 millones de euros en dividendos a sus accionistas –unos 1.700 para el fundador y máximo partícipe, Amancio Ortega– por el abono de 0,93 euros, que suponen un 33 % más respecto al año anterior. Treinta céntimos son de dividendo extraordinario, y a la junta propondrán elevar esa parte con cargo a los resultados de 2022 a 0,40 euros por título, otro repunte del 33 % más.

Impacto en los precios
Subidas medias del 2 % en prendas en la península

··· Guerra, escalada de la energía, inflación, paros en el transporte... Inditex se enfrenta a este contexto exprimiendo su modelo de gestión y reconoce, además, que aunque su política pasa por el mantenimiento de precios, aplicó en la península, España y Portugal, una subida media del 2 %, lejos de un IPC que avanza al 8 %. No será generalizada, prometieron Isla y Maceiras, sino “ajustes selectivos para proteger los márgenes”. A nivel global podrán llegar al 5 % en mercados más inflacionarios. Se analizará la situación en tiempo real y se actuará según evolucionen los costes, siempre cumpliendo con su modelo: ofrecer moda de calidad a precio razonable. En cuanto a las subidas salariales defendieron retribuciones atractivas que mimen el talento.

En marcha en Arteixo la nueva meca comercial y de diseño para Zara
La inversión este año será de 1.100 millones // Se potencia la maña Plataforma Europa

Santiago. Pablo Isla y Óscar García Maceiras coincidieron en que la reinversión en el crecimiento futuro de Inditex se reflejan en la expansión y mejora de las infraestructuras de la sede central en Arteixo y en el sistema centralizado de distribución.

En 2022 se acometerá una inversión de 80 millones de euros para aumentar en un 20 % la capacidad de la Plataforma Europa, ubicada en Zaragoza, que distribuye prendas de Zara. Esta apuesta impulsará la plantilla a 2.000 personas, con un aumento de 250 personas en promedio.

Mientras, un edificio de 170.000 metros cuadrados de nueva creación será la base de los equipos comerciales y de diseño de Zara en la sede de Inditex en Arteixo. Con una inversión de 238 millones, las obras comenzaron en enero y se prevé que se completen en un plazo aproximado de dos años.

El grupo continúa invirtiendo en el crecimiento y, singularmente, en su estrategia de digitalización e integración de la plataforma comercial de tiendas y online. Desarrolla las iniciativas por 2.700 millones comprometidos de 2020 a 2022, este año 1.100. Recordaba Isla que desde 2012, en que se inició la transformación digital de Inditex, la compañía ha invertido más de 13.000 millones de euros.

Los mercados con venta online no paran de crecer. Zara incorporó Ecuador, Aruba y República Dominicana, mientras que Pull&Bear sumó a Marruecos, Egipto o Túnez; Massimo Dutti a Serbia, Macedonia, Bosnia, Indonesia, Singapur, Israel, Tailandia e India, entre otros; Bershka Israel, Colombia, Kuwait, Marruecos o Egipto; Stradivarius Emiratos Árabes, Egipto e Indonesia; y Zara Home Túnez, Argelia, Indonesia, Tailandia, Kazajistán, Chipre y Perú, además de integrarse en Zara.com en México, Francia y EE.UU., entre otros. Oysho.com alcanzó Serbia, Jordania, Líbano, Singapur y Tailandia. S. R.

“No me voy a retirar”, señala el titular saliente, que ensalza a quienes toman las riendas
Se despide sin dar pistas de cuál será su destino: “Estoy centrado en la transición, no diré más”

Arteixo. Había concluido ya el tiempo destinado a responder a las preguntas de los medios de comunicación cuando la compañera de Europa Press obró el milagro de conseguir una última declaración. La cuestión, el broche de oro: tratar de saber a qué dedicará no precisamente el tiempo libre Pablo Isla en el futuro... Pero el todavía presidente no soltó prenda.

Junto al consejero delegado, Óscar García Maceiras, reveló su última participación en un consejo de administración de Inditex y señaló que “estoy centrado en la transición”. A poco más de dos semanas de que Marta Ortega lo sustituya en el cargo en próximo 1 de abril al frente se negó a desvelar sus planes de futuro. Consejo, contacto con los analistas, periodistas... Mucho lío en la culminación de un proceso por el que reconoció haber pasado por “meses intensos y muy bonitos” en los que, a pesar de las dificultades, “hubo mucha compenetración”.

Lo que sí dejó claro es que es demasiado joven para retirarse a simplemente vivir la vida, a pesar de que recursos para ello no le faltarían. No, tiene aún mucho que aportar, aunque veremos desde dónde. “No me voy a retirar, evidentemente, por ahora no puedo decir mucho más”

Ya terminada como tal la rueda de prensa, Pablo Isla, como es marca de la casa, se acercó a los periodistas y, desde la cercanía, aseguró tener mucha confianza en la nueva etapa de la compañía, que aprecia está “llena de futuro”, como prueban unos resultados de 2021 que constatan su fortaleza y el talento de sus equipos. En un día “muy especial” para él se refirió a Marta Ortega, resaltando que tras 15 años en la empresa la “conoce perfectamente”, alabando su “muchísimo criterio”.

A su lado estaba el consejero delegado y no le hizo un feo. Para la prensa gráfica y los cámaras no dudaron e estrecharse fuertemente las manos e Isla alegó que es un ejecutivo “impresionante”.

Su sentencia definitiva: “Yo lo que diría es máxima confianza en el futuro de la compañía con Marta Ortega como presidenta y con Óscar García Maceiras como consejero delegado, con el comité de dirección y con todo el resto de equipos de la compañía en todos los países del mundo”, se despedía Isla. S. R.

‘Finiquito’ de 23 millones tras una retribución de 12,44 el ejercicio pasado

Santiago. El presidente de Inditex, Pablo Isla, percibió el ejercicio pasado, último completo al frente, 12,44 millones de euros, casi diez en metálico y el resto en compromisos en acciones. En su marcha sumará ahora 23 millones, el grueso de esta cantidad, 19,74 millones, correspondientes a la contraprestación de su obligación de no competencia post-contractual, en el caso de que la novación del contrato sea aprobada por la junta general de accionistas.

A esta cantidad se suman otros 3,25 millones de euros en concepto de indemnización por terminación de la relación contractual, un importe bruto equivalente a una anualidad de su retribución fija para el año en curso, que le abonarán los quince días siguientes a la fecha de extinción de su contrato, entre el 1 y el 15 de abril de este año.

Debe pasar por junta porque la comisión de Retribuciones de Inditex analizó las condiciones del contrato de Isla y llegó a la conclusión de que tanto la actual compensación como el ámbito de la obligación de no competencia acordados al incorporarse en 2005 estaban desfasados, ligados sólo a durante dos años no dirigiese compañías competidoras a las del grupo. Ahora se extiende al mucho más amplio mundo del comercio online. S. R.

17 mar 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito