Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 17 septiembre 2021
14:04
h
Decenas de futuros médicos especialistas de la comunidad fueron a la manifestación organizada ante el Ministerio de Sanidad para protestar por el nuevo proceso que adjudicará sus plazas // Denuncian este sistema “opaco y sin garantías”, estimando que podría dejar 2.000 vacantes vacías TEXTO Jorge Garnelo

MIR de Galicia contra la chapuza

Empezó este miércoles, 26 de mayo, el periodo de inscripción para los aspirantes MIR, quienes ahora deben registrar una lista con las plazas que deseen, como consecuencia del nuevo proceso de adjudicación implantado por el Ministerio de Sanidad in extremis y “sin garantías”. El hecho llega tras la manifestación orquestada por muchísimos futuros residentes frente al departamento de Carolina Darias, el martes, y sentencia a cadena perpetua “una chapuza” que se cobrará demasiados puestos, estiman dos millares, ante la consolidación del criticado cambio de modelo: elección-asignación.

Miles de candidatos y próximos especialistas del Sistema Nacional de Salud sumaron sus esfuerzos durante la protesta del 25-M, demandando que se retome el sistema mixto en la selección de las vacantes que se ofertan en la Formación Sanitaria Especializada (FSE), volviendo así al tiempo real, ese que permite saber a todos los opositores qué ocupaciones han sido escogidas previamente para, una vez informados, determinar el destino que tomarán.

Allí estuvieron decenas de gallegos, entre ellos Elena Arias, médico pontevedresa y una de las afectadas por la novedosa medida que elimina la opción presencial y fuerza a los estudiantes a elaborar rankings con todas sus preferencias, en ocasiones kilométricos, pues dependen del número que hayan logrado antes en las pruebas que superaron. Posteriormente, tras comparar dichas prioridades con las de los demás participantes y contemplando sus puntuaciones, recibirán un mensaje irrevocable con lo que les tocó y donde.

“Hasta ahora, íbamos al Ministerio a escoger y uno a uno entraba a este edificio y salía con su plaza. La asignación telemática que nos proponen no tiene sentido cuando hay tantos puestos en juego, tal vez sí sea factible cuando son menos. El número 8.000 tiene que hacer una lista de sendas o más preferencias, lo cual es totalmente inviable”, remarca Arias sobre el porqué de las quejas enunciadas por su colectivo.

Bajo lemas como el “Trabajo duro y se cargan mi futuro” o el “Cambio aplausos por elección justa”, impregnados con fuerza sobre pancartas que se alzaron contra la propuesta de la cartera sanitaria, reconoce que le sorprendió la cantidad de personas que asistieron a la manifestación. “Tengo una sensación de apoyo global por parte de todos los partidos, sindicatos, colegios (...) y solo es Sanidad la que no da el brazo a torcer”, apunta Arias.

Precisamente, este martes, mismo día de la protesta, Carolina Darias defendía en un pleno del Senado el citado proceso de adjudicación, señalando que “es consecuencia de un mandato legal reflejado en el artículo 22 de la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarios que establece obligatoriamente que todas las convocatorias tienen que hacerse de manera telemática y esa es la razón por la cual se está haciendo” y defendiendo que su Ejecutivo está “comprometido” con “un procedimiento justo, equitativo, seguro, eficaz y eficiente para la elección de formación de plazas MIR”. “Ya nos hemos reunido con ellos (los aspirantes) y nos vamos a seguir reuniendo porque nos importan, porque el sistema es justo, hemos ofrecido mejoras”, indicaba la ministra ante la oposición del resto de grupos políticos.

A ojos de Pablo Hermida, médico pontevedrés y perjudicado, quien también restó tiempo de sus vacaciones para acudir a la protesta de Madrid, todo esto es una “chapuza”. “No nos beneficia ni a nosotros los MIR porque queremos obviamente una elección a tiempo real. No beneficia a los hospitales y no beneficia a los usuarios del Sistema Nacional de Salud porque van a quedar un montón de puestos vacantes”, alerta, remarcando además que “se estima que habrá unas 2.000 plazas que quedarán vacías”.

“¿Por qué quedan esas plazas libres? Porque va a haber gente a la que le sea adjudicada una plaza que inicialmente igual no quería pero que estaba en su lista de preferencias en los últimos puestos. Se rechazará esa plaza y no habrá nadie que pueda cogerla después”, añade del mismo modo al respecto. “Ella dice que es un sistema seguro, transparente. Yo la verdad es que no estoy de acuerdo porque me parece de hecho que es el proceso que puede dar lugar a más irregularidades, me parece bastante opaco” incide sobre las declaraciones de la ministra.

En paralelo a las protestas y las palabras de Darias, desde el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) negaron este martes la suspensión provisional de la asignación de las ocupaciones FSE para la convocatoria de este ciclo de la titulación de Medicina, algo que habían requerido desde la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos.

El hecho se conoció este miércoles y coincidió con los mensajes de apoyo de distintos referentes del país, desde periodistas y políticos hasta influencers, vía redes sociales. A través de dichas plataformas también se plasmaban las primeras advertencias ante los fallos del sistema de adjudicación online por parte de los aspirantes. Entre ellos, por ejemplo, @ZaidaBritop (médico de Canarias) que publicaba una captura de pantalla de la web habilitada por Sanidad para introducir los listados en la que se informaba de un error. “No se han podido cargar las especialidades”, decía el aviso, mientras la perjudicada comentaba “¿Y yo me tengo que fiar de esto para que determine mi futuro?” en Twitter.

Tristán Sobral, también médico pontevedrés y afectado, que acudió como sus demás compañeros a la manifestación organizada frente al Ministerio, concuerda con los mismos y recuerda que tras la “adjudicación en un solo día” tendrán que incorporarse en doce jornadas a sus puestos laborales “en cualquier punto del territorio español”. Por ello, las listas que previamente deben elaborar obligatoriamente y la opacidad del sistema “se corre el riesgo de que hasta 2.000 plazas queden sin cubrir”, resalta al igual que Hermida.

Frente a la adjudicación presencial, “es difícilmente comprensible que este modelo no pueda seguir vigente en grupos más reducidos (respecto a los 350 de antes), pues, como exponían nuestros carteles: ‘Si no hay COVID en las terrazas, tampoco en la adjudicación de plazas’”, subraya Sobral, apuntando que las esperanza inicial del sector sanitario se “ha visto mermada por las palabras de la ministra en el Senado” y que, sin razones, “no pueden sino conseguir que surjan teorías conspirativas de cuáles son las verdaderas razones, más allá de la eficiencia”.

27 may 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
MIR
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.