Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 04 diciembre 2021
19:12
h

Ribas de Sil sufre el incendio gallego más grande del verano

Hubo que desalojar casas en Rairos y cortar la N-120 // El humo llegó hasta Lugo tras arder al menos 700 hectáreas

Este lunes se vivió una jornada negra en el municipio de Ribas de Sil. Las llamas de dos focos –en la parroquia homónima y en Nogueira– se propagaron a un ritmo acelerado durante la tarde hasta llegar a las 700 hectáreas quemadas. El incendio más importante afectó a más de 500 hectáreas, según la última medición coincidiendo con el cierre de este periódico. Es, por ahora, el más grande declarado este verano en Galicia.

Lo peor fue para la parroquia de Ribas de Sil. A media tarde, la Consellería de Medio Rural pidió que el incendio pasara al nivel 2 del alerta por la proximidad del fuego a las viviendas del núcleo de Rairos. Desde la Xunta también se solicitó la intervención de la Unidad Militar de Emergencias, que se desplazó al lugar para auxiliar a los equipos de Bomberos que trabajaban sin descanso en la zona.

Este incendio, según Medio Rural, se declaró a las 12.47 horas del lunes. La situación empeoró al extenderse el fuego al vecino municipio de Quiroga. Para las tareas de control se movilizaron doce brigadas forestales, tres agentes, dos técnicos, cinco aviones y siete helicópteros.

A mayores, debido a la proximidad del fuego, según apuntaron desde la Guardia Civil de Tráfico, fue necesario cortar temporalmente la circulación en las carreteras LU-P-5301, LU-P-933 y N-120, En las dos primeras se restableció el tráfico a las pocas horas, pero la tercera continuaba cortada a última hora del lunes. Por otro lado, según informó ADIF, hacia las siete de la tarde, las llamas obligaron a cortar el tráfico entre San Clodio y Freixeiro —en el municipio de Quiroga— en la línea ferroviaria de Monforte a Ponferrada y León.

Por otro lado, en el mismo municipio permanece activo otro incendio que se declaró hacia las diez menos veinte de la noche del domingo en la parroquia de Nogueira. Las últimas estimaciones de la consellería indican que este fuego calcinó unas 140 hectáreas. En su control trabajaron dieciséis brigadas forestales, cinco agentes, un técnico, nueve motobombas, dos palas excavadoras y un helicóptero.

La preocupación llegó a la ciudad de Lugo donde pasadas las siete de la tarde la ciudad se vio envuelta en humo, a pesar de encontrarse a más de 80 kilómetros de los focos principales del incendio.

claramente intencionado” El conselleiro de Medio Rural, José González, se acercó ayer a la zona y aseguró que el fuego que afectó al municipio de Ribas de Sil es “claramente intencionado”.

El conselleiro señaló la situación de “dificultad” climatológica, con temperaturas de unos 34 grados, fuerte viento y un índice de humedad “muy alto”. Por ello, avisó de que “el que prendió” este fuego e “hizo este desaguisado” “sabía perfectamente el daño que estaba haciendo”.

Al respecto, remarcó que los investigadores identificaron que el foco primario fue “intencionado”, por lo que la investigación “va a tener resultados” y se va a poner a “disposición” de la justicia al responsable.

José González lamenta que este incendio “se hace con intención”, “sabiendo que pueden hacer este daño y este destrozo”. A este respecto, pone en valor el amplio dispositivo de lucha contra el fuego que trabaja en estas tareas, que dificulta la fuerza del viento.

otro fuego en chandrexa de queixa Medio Rural informó, también, de un incendio en el municipio de Chandrexa de Queixa (Ourense), parroquia de Requeixo, donde ardieronunas 20 hectáreas. En su control participaron 1 técnico, 5 agentes, 16 brigadas, 9 motobombas, 2 pas y 1 helicóptero.

07 sep 2021 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.