Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 01 diciembre 2021
03:57
h

Solo 40 euros de “plus covid-19” a mil militares mileuristas de Galicia

Según AUME cerca del 15% de los efectivos de las Fuerzas Armadas cobran el salario mínimo posible // Demandan un aumento lineal para todos los rangos

Sobre el 15% del personal de las Fuerzas Armadas cobra el sueldo mínimo posible, superando a duras penas los 1.000 euros mensuales. Ante esta dura realidad, cifrada dentro de Galicia en unos mil soldados mileuristas, las principales asociaciones militares del país (AUME, ATME y Asfaspro) avanzaron ayer una protesta que tendrá lugar el próximo sábado en Madrid, con el objetivo de lograr un salario digno frente a los dos “intentos de maquillaje” que denuncian haber sufrido en sus nóminas: entre ellos una gratificación única de 40 euros “por dos años sin parar al pie del cañón” tras la llegada del coronavirus a España.

La manifestación, que comenzará a las 12.00 en la emblemática Puerta del Sol, lucha por una mejora retributiva para todos los rangos, pero especialmente los más bajos, y llegará cuatro días más tarde del desfile que transcurrirá este martes con motivo del Día de la Fiesta Nacional también en la citada urbe española, contraponiendo su amarga situación con la ostentosa exhibición de la Castellana.

Mediante un comunicado, las tres entidades recordaron así que este 12 y 16 de octubre se verán las dos caras de una misma moneda (el material más caro a la par que el personal peor pagado), llegándose a plantear si los militares sufragan este equipamiento con el dinero que no entra en sus cuentas cada mes.

En este sentido, criticaron un “grave problema retributivo militar” ante el cual continúan sin ver solución alguna pese a ser reconocido por el Congreso, el Senado, un Jemad y hasta las dos últimas ministras de Defensa. De hecho, aun con ello, indican que solo se ha llevado a cabo una irrisoria subida de entre 40 y 100 euros brutos mensuales en marzo, así como una gratificación de 40 euros brutos en septiembre “por dos años sin parar al pie del cañón”.

“Parece un contrasentido que, siendo de agradecer este dinero recibido que nunca viene mal en casa del pobre, estas míseras cantidades han puesto sal en la herida”, añadieron, haciendo hincapié en que “el personal de las Fuerzas Armadas necesita con urgencia una reforma del reglamento de retribuciones aumentando las nóminas”, por pura cuestión de supervivencia”, ya que “las medallas no dan para dar de comer a las familias y pagar las facturas”.

SOBRE MIL MILITARES EN GALICIA. “Estamos hablando de que un soldado está en torno a los 1.000 euros y dentro de nada el salario mínimo interprofesional se va a poner casi a la par”, señala el secretario de comunicación de AUME, Jorge Bravo, en declaraciones a este periódico, probando que los militares que se encuentran en esta situación pueden representar “un 15% más o menos” del total.

Por esa regla, en Galicia habría sobre un millar de efectivos de las Fuerzas Armadas viviendo con sueldos precarios, pues a cierre de 2020 se contabilizaban 7.021 profesionales de este ámbito en la comunidad. No obstante, el problema es incluso mayor, pues hay otros rangos cuyos salarios no distan del más ínfimo.

Indicando que a los militares no se les pagan las horas extra, ni el trabajo nocturno, los festivos o la disponibilidad permanente, acusa además diferencias retributivas “abismales” si se comparan sus nóminas con las de la Policía o la Guardia Civil. ¿El motivo? “El que no llora no mama” y ellos no lo hacen desde hace poco.

“Ya sabemos que los trabajadores tienen que luchar por sus mejoras. ¿Qué es lo que ocurre? Que las Fuerzas Armadas hasta el año 2011 no nos han dejado luchar por nuestros derechos, lo teníamos prohibido”, denuncia al respecto Bravo. “Tener personal laboral callado, sumiso, que no habla, que no grita, que no reivindica y que no pide sus mejoras” ha sido, a sus ojos, algo “muy cómodo” para el Gobierno central.

“Lo que más duele es que el Ministerio aunque sepa que no podíamos quejarnos o que nos quejábamos poco cuando hemos empezado a poder, conocían perfectamente esta situación”, añade. Es “el tipo de políticos que tenemos”, dice, los que “no mueven un dedo”.

MILEURISTAS QUE MANEJAN MILLONES. “Un soldado puede conducir un vehículo valorado en 11,5 millones, como es un blindado, y sin embargo cobra unos 1.100 euros. No puede ser que unos profesionales tan cualificados seamos los peor pagados. Esto la sociedad lo tiene que saber y por eso el día 16 salimos a la calle”, comenta a EL CORREO GALLEGO el presidente de ATME, Marco Antonio Gómez Martín, por su parte.

Conforme señala, demandan una “subida lineal” de los salarios militares ya que un incremento porcentual no se ajustaría “realmente al que más penosidad y trabajo tiene”. Así las cosas, su objetivo principal es “subir a las escalas que menos ganan”, porque al final son las que hacen guardias, conducen vehículos, o van a las misiones.

“Cuando los militares hemos estado con la pandemia apoyamos a la Guardia Civil y a la Policía Nacional. Hemos estado ayudando con los médicos, hemos estado velando a los muertos de la pandemia, cosa que no ha hecho nadie, hemos estado llevando mantas, comida o medicamentos a la gente que se ha quedado aislada”, recuerda igualmente, reflejando que todos esos, sin embargo, no son sus principales cometidos, sino “la defensa del país” y “el entrenamiento para entrar en conflicto” a donde sean llamados.

“Evidentemente no desdeñamos ninguno porque estamos al servicio de los ciudadanos y lo hacemos con todo el orgullo, pero lo que no puede ser es que hagamos nuestro trabajo y a parte hagamos un trabajo que no nos corresponde y no se nos retribuya de ninguna de las maneras”, sentencia Gómez, haciendo referencia a la paga única de 40 euros que les dieron por su labor durante la pandemia.

12 oct 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.