Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 29 enero 2022
02:10
h

Tras un diciembre al 6,7 %, la cuesta de enero será empinada con un IPC al 5,4

Augura el IGE que, pese a limitar su disparatada evolución, se moverá a niveles todavía altísimos // La energía, con la luz un 72 % más cara, contagia a la comida

Sobre la disparatada evolución de la inflación, decía este viernes Alberto Núñez Feijóo, titular de la Xunta, que “ese es el gran impuesto que están pagando las rentas medias y bajas, el más dañino para la economía de un país”. ¿Por qué? Pues porque “todo vale un 6% más” de media, tras subidas “desde el pan a un billete de bus, o el peaje de la autopista... Y no vamos a hablar del precio de la luz”, indicaba el mandatario, que destacaba así lo que la gran mayoría de la población constata desde hace meses ya en el dinero que sale de sus bolsillos.

El caso es que la subida del índice de precios de consumo (IPC) con la que Galicia culminó 2021 repuntaba ocho décimas en tasa anual hasta alcanzar el 6,7 %, situándose así dos décimas por encima de la media nacional. Son los datos ofrecidos tanto por el INE como, de forma más detallada para la autonomía, por el Instituto Galego de Estatística (IGE), que había previsto un alza en diciembre del 6 %.

¿Y para este mes? La cuesta de enero, si hacemos caso a estos gurús de los números, seguirá siendo muy empinada: la predicción es de que la tasa interanual en comparación a la del primer mes de 2021 será del 5,4 %, 1,3 puntos inferior a la de diciembre. Sobre el mes precedente, el augurio es de una bajada de los precios que rondará el 1,6 %.

Volviendo a diciembre, si se compara la evolución sobre noviembre la inflación repuntó en todas las comunidades, situándose Galicia entre las que registraron un menor incremento, junto a Islas Baleares y Cataluña.

Por grupos, el que contabiliza mayor inflación anual en Galicia vuelve a ser la vivienda con el 27,1 % –aquí se incluye la electricidad, el gas y el agua–, seguido del transporte con un 10,8 % –los carburantes–, los alimentos y bebidas no alcohólicas con un 4,8 % –por el contagio de los precios de la energía y la subida de las materias primas– y los hoteles, cafés y restaurantes, un 2,7 % más caros al cierre de 2021 que a finales de 2020. Solo comunicaciones se abarataron: descendieron el -0,3 %.

Frente a noviembre los precios experimentaron menores variaciones, pese a que la vivienda subió un 6,9 % frente a diciembre y el vestido y el calzado bajó un 2,5 %.

A nivel nacional, el IPC subió un 1,2 % en diciembre en relación al mes anterior y elevó su tasa interanual hasta el 6,5 %, un punto por encima de la tasa de noviembre y su nivel más alto en 29 años, debido el encarecimiento de la luz, de los alimentos y de los hoteles y restaurantes, según los datos definitivos del INE.

La tasa interanual del IPC registrada fue dos décimas inferior a la avanzada a finales del mes pasado. En el caso de la tasa mensual el dato definitivo es una décima menor al que adelantó el organismo estadístico estatal (1,3 %).

Con el dato interanual de diciembre, el más elevado desde mayo de 1992, el IPC encadena su duodécima tasa positiva consecutiva y sitúa la la inflación media de 2021 en el entorno del 3 %.

Según el INE, en el comportamiento interanual del IPC destaca la subida de los precios de la electricidad, mayor en diciembre de este año que en igual mes de 2020 –llegó al 72 %–, y de los alimentos, especialmente de las legumbres y hortalizas, del pan y los cereales y de la carne.

Además, los servicios de alojamiento se encarecieron en diciembre en comparación con igual mes de 2020 y la restauración subió los precios por encima de lo que lo hizo un año antes. Por contra, los precios de los carburantes y lubricantes para vehículos personales bajaron en diciembre de este año, en contraste con la subida que experimentaron en 2020.

Sin tener en cuenta la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y las variaciones sobre otros impuestos, el IPC interanual alcanzó en diciembre el 7,3 %, ocho décimas más que la tasa general del 6,5 %. Así lo refleja el IPC a impuestos constantes que el INE también publica en el marco de esta estadística.

La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó en diciembre cuatro décimas, hasta el 2,1%, con lo que se sitúa casi 4,5 puntos por debajo de la tasa del IPC general. Es la tasa más elevada desde marzo de 2013.

las subidas
56,5

por ciento fue el repunte interanual de los precios en Galicia dentro del subgrupo dedicado a la electricidad, el gas y otros combustibles, una evolución que supera el 54,8 % que, según el IGE y el INE, repuntó este mismo apartado en el conjunto de España.

26,2

porcentaje de incremento interanual en los precios de los carburantes y combustibles de automoción en la comunidad gallega, un dato que de nuevo escala por encima de la evolución en el conjunto de España, donde la subida fue del 24 %.

25,8

incremento anual en tanto por ciento experimentado en los aceites y grasas en Galicia a lo largo de todo el año pasado, en relación a los doce meses precedentes. En toda España el encarecimiento fue de un 24,4 %.

9,8

repunte porcentual experimentado en los precios del agua mineral, refrescos y zumos en los puntos de venta de la autonomía, un dato bastante superior al de la media en España, donde se encarecieron un 8,3 %.

A la espera de una caída con fuerza
Image
Nadia Calviño, Vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos

Defendió que la media anual del IPC cerró 2021 con un 3,2 % –tras el 6,5 % de diciembre– e insistió en el carácter transitotio del actual nivel de inflación, augurando que caerá con fuerza este año.

Impuesto más dañino para la economía
Image
A. Núñez Feijóo, Presidente de la Xunta de Galicia

Advertía este viernes, ante el alza del IPC, que es “una subida de impuestos generalizada para todos los ciudadanos, una pérdida de competitividad para la economía, y un palo enorme para las familias más modestas”.

15 ene 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito