Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 febrero 2024
18:07
h

Un tercio de la población de Ourense son jubilados

Figura a la cabeza de España en porcentaje de personas de 65 o más años// Lugo ocupa la tercera plaza en esa lista de la vejez

Informar que Galicia se despuebla y envejece a pasos agigantados no es nada nuevo. De hecho, se mantiene en esa dinámica desde hace más de tres décadas, en las que las muertes superan a los nacimientos y el censo suma cada año más personas mayores.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) acaba de publicar los indicadores demográfico definitivos de 2019, registros en los que la situación de la comunidad gallega vuelve a quedar mal parada. Son datos que invitan a la reflexión, en especial en lo que se refiere al capítulo de envejecimiento, ya que Galicia se está convirtiendo, sobre todo Lugo y Ourense, por emplear un simil, en un gran geriátrico de mayores.

De acuerdo con los datos del citado instituto estadístico, la provincia de Ourense se sitúa a la cabeza de España en cuanto a número de personas de 65 o más años. El dato estimado para este 2020 es del 31,50%. Esto supone que casi uno de cada tres vecinos de la provincia es un jubilado. La media española sitúa este índice en el 19,58%. En la segunda plaza figura Zamora, con el 30,80% de su demografía con 65 o más inviernos.

A ese registro hay que sumar que el número de personas con 80 o más años alcanza ya el 11,96% en Ourense. Una cifra que en el conjunto de las comunidades solo la supera la provincia de Zamora, con un 12,29%.

La situación de la demarcación provincial lucense se encuadra también en esa foto de la vejez que se agranda, de año en año, en la llamada Galicia rural del interior, en la que la Ley de Impulso Demográfico de la Xunta va a tener que emplearse a fondo para revertir esta sangría poblacional y conseguir, como poco, que se cubra el relevo generacional, a medio plazo.

LUGO EN EL POZO. En Lugo los jubilados con 65 o más años alcanzan ya el 29,21%. Es la tercera provincia con mayor número, tras Ourense y Zamora. En este caso el porcentaje de vecinos octogenarios y de más años llega ya al 11,40%, dos puntos por encima del guarismo registrado hace una década.

El barómetro del porcentaje de personas con 65 abriles y más en las provincias de A Coruña y Pontevedra, aunque menos abultado, tampoco está para tirar cohetes. Así, en el primer caso es de 24,88%. Es decir, casi uno de cada cuatro coruñeses está jubilado. En el segundo caso, el índice es de 22,38% el más bajo de las cuatro provincias, aunque aumentó en casi 4,5 puntos en el último decenio.

En cuanto a los nonagenarios, los mayores porcentajes los anotan las demarcaciones de Ourense y Lugo, con 2,65 y 2,56, respectivamente. En A Coruña es del 1,58% y en Pontevedra se cifra en el 1,34%.

Aunque la longevidad es todo un logro social, signo del avance de la sanidad y de la calidad de vida actual, el problema está en los servicios de atención y cuidados que precisan muchos de esos mayores, que además viven en una soledad no deseada.

tasa bruta
Natalidad bajo mínimos

··· Las provincias de Lugo, Ourense y A Coruña, junto con las de Zamora, León y Ávila, figuran en el conjunto de España en el furgón de cola en lo que atañe a la tasa bruta de natalidad (nacidos por mil habitantes). El guarismo más bajo lo registran Ourense y Zamora, con 4,79 y 4,85, respectivamente. Siguen a estas dos provincias León y Lugo, con 5,15 y 5,19, por el mismo orden. En esa lista de natalidad bajo mínimos A Coruña alcanza los 5,90 nacimientos por mil y Ávila, 5,99. Pontevedra aparece con 6,30 natalicios, casi tres puntos menos que el índice de hace una década. El bajón en A Coruña en esos dos lustros fue de 2,52 puntos, y en Lugo y Ourense se quedó en 1,21 y 1,41.

22 feb 2021 / 00:45
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito