Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 15 agosto 2020
20:51
h

Santiago exalta el traje gallego (con mascarilla)

Santiago. Arturo Reboyras

Conjuntos de gala y faena, algunos con más de cien años de historia, recorrieron ayer las rúas del casco histórico compostelano con motivo del Día do Traxe Galego, una cita que alcanzó su 41 edición y que sacó a relucir monteras, calzas, pololos, dengues, corpiños o fajas con mucha memoria. La celebración, enmarcada en las Fiestas del Apóstol, se vio condicionada este año por las restricciones del covid-19, pero a pesar de las limitaciones la jornada se vivió con gran ambiente festivo. No faltaron las gaitas, que pusieron el toque musical al programa, ni tampoco la tradicional recepción en el pazo de Raxoi, donde el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, recibió a una representación de los participantes.

Pilar Astray, presidenta de la Asociación do Traxe Galego, explicó a EL CORREO que la celebración se vio este año mermada por la pandemia. “Esta edición vai ser diferente, porque ao ter que levar a máscara e ao repectar as distancias de seguridad no vai ser o mesmo”, señalaba durante la concentración en la Alameda, desde donde partió la comitiva.

Comentaba que algunos asistentes incluso diseñaron sus mascarillas en consonancia con los históricos trajes gallegos; y también que el confinamiento condicionó mucho este año la actividad de la entidad y paralizó algunos de los proyectos que tenían en macha de cara a la celebración de ayer.

Por su parte, el concejal de Fiestas, Gonzalo Muíños, indicó que el Día do Traxe Galego es una cita “que no podía faltar en el programa de las Fiestas del Apóstol”. “La Asociación se merece esta jornada por el gran trabajo que realiza en el transcurso del año y desde hace nada menos que cuatro décadas”, declaró, a la vez que quiso destacar la importancia de que en la celebración se impliquen los más pequeños de la familia para darle continuidad. “Hay participantes de diferentes edades y es fundamental que se transmita a las nuevas generaciones la importancia de esta cita para que perviva”, manifestó el edil.

Así, lamentó que no se pudiera organizar el concurso habitual de trajes regionales, con la esperanza de que se pueda recuperar en ediciones próximas, cuando lo permita la situación sanitaria. “Ojalá que el uso de mascarilla sea en el futuro una simple anécdota en la historia de esta fiesta con tantos años”, concluyó.

El desfile, en el que participaron más de sesenta personas vestidas de gallego, concluyó junto a la iglesia de San Paio, después de discurrir por Porta Faxeira , Rúa do Vilar, Praterías, Conga, Antealtares, Preguntoiro, Cervantes y Acibechería.

24 jul 2020 / 00:44
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito