Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 22 junio 2021
16:27
h

Villarino se aparta y el PP verá si apoya a otro socialista o Jácome

Baltar no se fía del líder del PSdeG en Ourense // Dice que el acuerdo ofrecido por su renuncia fue hace cuatro meses y ahora hay que analizar nuevas variables

La situación del gobierno municipal de la tercera ciudad más grande de Galicia es compleja con el líder de Democracia Ourensana, Gonzálo Pérez Jácome, al frente de la alcaldía pero en una situación de extrema debilidad por los sucesivos problemas que fue acumulando tanto dentro de su propia organización como con el PP, su principal socio para sustentarlo.

Ante la incomodidad que genera Jácome tanto en las filas populares como en la oposición que encabezan los socialistas comandados por Rafael Rodríguez Villarino, se intentó articular una moción de censura, pero no pasó de la fase embrionaria porque precisa de que al menos un edil del partido del charrán vote a favor de la misma.

Y el PPdeG para mover ficha ponía como primera condición, indispensable pero ahora resta por saber si suficiente, que el cabeza de lista de los socialistas ourensanos, que además tiene a su grupo municipal y a su partido fracturados, diese un paso atrás.

Y eso fue precisamente lo que anunció este lunes Rafael Rodríguez Villarino. El líder de los socialistas ourensano da un paso atrás para que el PP apoye una moción de censura contra Jácome. Su retirada, manifestó, busca “salvar a Ourense” y, por ello, invitó a su formación a ofrecer en su lugar a un candidato alternativo.

En su intervención, Villarino aseguró que los populares ya conocían su decisión toda vez que el pasado 7 de abril se reunió con el portavoz municipal del PP, Jesús Vázquez, para trasladarle que “lo más importante no son unas dedicaciones exclusivas” sino “cambiar el rumbo de la ciudad” y que por ello se apartaba para “salvar Ourense”.

Con todo, el socialista informó de que, pasados 12 días, sigue sin noticias del PP, formación a la que remitió un burofax, tanto al grupo provincial como municipal, a través del que emplaza a los populares a que, antes del sábado 24 de abril, faciliten la firma necesaria para conseguir la mayoría que se requiere para registrar la moción de censura.

“Ourense no puede seguir así y yo no quiero ser el pretexto”, que “el Partido Popular ponga su firma para un gobierno responsable, competente, el que merece esta ciudad”, aseveró Villarino.

Con todo, Villarino cuestionó “qué más se puede hacer para facilitar esta moción” y negó que hubiese una división en el grupo municipal que lo empujase a realizarla censurando que ha sido una decisión “personal” y “altruista”. Así pues, tachó de “insólito” que tenga que renunciar, “no tengo que pedir perdón por ganar las elecciones”, pero incidió en que lo hace por el bien de la ciudad ya que, “dijeron que si yo me iba, en cinco minutos habría acuerdo, veremos qué pasa”, ha subrayado.

Falta de credibilidad El secretario de Organización del Partido Socialista de Ourense, Juan Carlos Francisco Rivera, afirmó que Villarino antepone a sus intereses los de la ciudad mostrando “valía política y altura de miras” y manifestó que el Partido Popular “ya no tiene excusas”.

Por su parte, el presidente del PP provincial de Ourense, Manuel Baltar, defendió, tras el paso del socialista de apartarse, que los populares “no” se fían de él. En un comunicado, Baltar censuró que “las palabras de Villarino no valen nada”. De hecho, trasladó “su defensa” y “máximo respeto” por las decisiones que tome cualquier formación política pero subrayó que desde el Partido Popular “no” se fían de Villarino por su “tremenda falta de credibilidad”.

En este sentido, recordó que ya habían informado al secretario de Organización del PSOE en Ourense, Juan Carlos Francisco Rivera, de que si Villarino se apartaba “en 5 minutos habría en Ourense una coalición Partido Popular-Partido Socialista”, pero matizó que “eso fue hace más de 4 meses y en todo este tiempo Villarino siguió dando ejemplo de la peor política”. Así las cosas, para el presidente provincial popular, este “es otro escenario (cuyas variables será necesario analizar ahora) y prueba de eso es que hace días negaron la petición sobre las dedicaciones que solicitaban los concejales del PP en el Ayuntamiento de Ourense”. Por su parte, el regidor, Gonzalo Pérez Jácome, hizo uso de sus redes sociales para manifestar su opinión sobre el anuncio de Rafael Villarino.

“Villarino declara que se aparta como número uno para facilitar un candidato alternativo y que el PP apoye una moción de censura. Villarino no se aparta a ningún lado, simplemente intuye que el PP no va a hacer moción y pretende tratar de dejar en evidencia al enemigo”, sentencia en su perfil de Twitter.

Tras el anuncio de renuncia realizado por el portavoz del grupo municipal del PSOE, tal y como solicitaba el Partido Popular para firmar la moción de censura, el BNG instó al PP a que dicho paso “se produzca cuanto antes”.

Los nacionalistas subrayan que ya en septiembre se solicitó la dimisión del alcalde con 24 de los 27 miembros de la Corporación a favor y que desde entonces “tanto el PP como el PSOE se limitaron a ponerse excusas y vetos cruzados sin pensar en el conjunto de los vecinos”.

Caballero pone en valor la generosidad de su jefe de filas ourensano
Sostiene que mantener la situación actual en la urbe es echar gasolina para desatar el caos

Ourense. El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, retó al Partido Popular a decidir si apoya la moción de censura contra el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, o si “va a ser la gasolina para el caos” después de que el líder de los socialistas ourensanos, Rafael Rodríguez Villarino, anunciase su decisión de renunciar a ser candidato, como así pedía el PP.

Tras ello, el jefe de filas de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero, puso en valor la “generosidad y altura de miras” del secretario provincial del PSOE ourensano, quien “consiguió ganar las elecciones para el Partido Socialista de forma clara y nítida”. “Muestra su compromiso y amor por Ourense, su generosidad, su altura de miras para poner a disposición del partido a la hora de impulsar un cambio que saque a la ciudad del caos y del esperpento”, sostuvo.

Dicho esto, consideró que la renuncia de Villarino supone una “prueba de fuego” para ver si el PP de Galicia y su líder, Alberto Núñez Feijóo, son “cómplices y socios” de Jácome o quieren un cambio en Ourense. “Creemos que es la hora de promover el cambio y le corresponde al Partido Popular decidir si va a ser la gasolina para el caos o se va a convertir en parte de la solución”, incidió.

Gonzalo Caballero recordó que los ciudadanos de Ourense dieron la mayoría al Partido Socialista en las últimas elecciones municipales mientras que “fue el PP, con un pacto antinatura y una afrenta a la ciudad, el que decidió colocar a Jácome al frente” de la Alcaldía. europa press

20 abr 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.