Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 01 julio 2022
12:30
h

Vuelve a declarar Samuel para explicar
qué pasó antes de naufragar el ‘Pitanxo’

El superviviente acudió este miércoles a la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra con el fin de aclarar versiones

Samuel Kwesi, uno de los tres supervivientes del naufragio del pesquero gallego Villa de Pitanxo, ha sido llamado este miércoles a declarar nuevamente ante la Guardia Civil de Pontevedra para pedirle que puntualizase ciertos datos sobre las explicaciones que él mismo dio en otras ocasiones.

Así, según ha confirmado el abogado del propio Kwesi esto podría deberse a la necesidad de puntualizar ciertas afirmaciones tras las declaraciones de otras personas.

Todo ello después de que saliesen a la luz las contradicciones que existen entre las declaraciones de Samuel y las de los otros dos supervivientes a la tragedia: Juan Padín, patrón del Villa de Pitanxo y Eduardo Rial, sobrino Padín.

En este sentido, Padín aseguró que sobre las 04,00 horas de la madrugada del pasado 15 de febrero se habría parado el motor del barco, lo que dadas las condiciones meteorológicas existentes en ese momento determinó la sucesiva entrada de agua por la aleta de babor, ocasionando una cada vez mayor escora.

Vista la situación, según el declarante, dio a la tripulación la señal de abandono del buque previa colocación del traje de supervivencia y chaleco salvavidas, según se recoge en un auto de la Audiencia Nacional. Eduardo Rial, sobrino del patrón, ofreció una declaración similar a la de su tío.

la VERSIÓN DE SAMUEL KWESI. A su vez, Samuel Kwesi, el tercer superviviente, explicó en un primer momento que al pararse el motor el barco quedó a la merced de las olas, lo que, unido al peso del aparejo, hizo que entrara mucha agua y se escorara hacia babor. Entonces oyó al capitán ordenar que subieran al puente, lo que hizo sin el traje de supervivencia al no darle tiempo.

Sin embargo, en una posterior declaración, dio una versión “absolutamente distinta” de los hechos. Él señaló que el motor no se paró, sino que las maquinillas que recogen el aparejo dejaron de funcionar bien, tensando pero no recogiendo y provocando la escora.

Por ello, le gritaron al capitán que soltara los aparejos, pero este se negó. Después, con el buque muy ladeado, se paró el motor y se incrementó la escora de babor. Samuel subrayó que en ningún momento el capitán dio orden de ponerse los trajes de supervivencia aunque él y su sobrino sí los llevaban, lo que le sorprendió.

Preguntado por el cambio de versión, manifestó que la primera declaración fue obtenida “bajo presión” inducida tanto por el capitán como por el armador (al que no identifica). En este sentido, la Audiencia Nacional dio credibilidad a la segunda versión, explicando que “existen indicios de que la versión primeramente ofrecida puede no ajustarse a la realidad”.

el pleno de pontevedra pide que se baje al peCio. Por otra parte, este jueves el Ayuntamiento de Pontevedra ha aprobado por unanimidad una declaración institucional que solicita al Gobierno central que baje al pecio, una de las reclamaciones que hacen las familias de los 21 fallecidos en la tragedia. Por la tarde se llevó la moción al pleno de Marín.

En el texto, todos los grupos del Ayuntamiento indican que Fiscalía observó indicios de “homicidio imprudente” en el naufragio, por lo que el visionado del estado del barco “arrojaría datos para el buen funcionamiento de la investigación”. Piden que el Ejecutivo de Pedro Sánchez que ponga en marcha en coordinación con el Gobierno de Canadá una operación para localizar el buque, descender al mismo y elaborar un trabajo fotográfico y audiovisual sobre su estado y su entorno.

22 abr 2022 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.