Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 09 agosto 2020
02:31
h

De Ascon a Alcoa: 40 años de lucha obrera

CCOO de Galicia conmemoró ayer que en 1978 se celebraba su I Congreso Nacional e iniciaba una labor legal en favor de los trabajadores hoy tan vital como entonces

Los sindicatos siguieron siendo clandestinos tras la muerte del dictador Francisco Franco -hoy de nuevo tristemente en el candelero- el 20 de noviembre de 1975. Para su legalización hubo que aguardar al 27 de abril de 1977. Comisiones Obreras de Galicia nacía poco después, con la celebración los días 2, 3 y 4 de junio de 1978 en Vigo de su I Congreso Nacional. Manuel Amor Deus, fallecido en 2007, se convertía en el su primer secretario xeral. Nacía CCOO Galicia aprobando resoluciones de apoyo e iniciando la lucha y las manifestaciones en favor de los trabajadores del desaparecido astillero Ascon, y con un relatorio sobre "a problemática da muller", ligando su liberación con la de la clase obrera y la lucha contra "toda explotación".

Cuarenta años después, continúa esa lucha femenina e industrial, sustituyendo Ascon por Alcoa, tal y como recordaron ayer en el aniversario del congreso inaugural tanto el actual secretario xeral, Ramón Sarmiento, como el secretario general confederal de CCOO, Unai Sordo, y su antecesor, Ignacio Fernández Toxo.

El acto se inició con un saludo de Yolanda Martínez en nombre de la Executiva Nacional de CCOO Galicia, precedido por la lectura de la comunicación oficial que sus antecesores cursaron en 1978 a las autoridades solicitando la preceptiva autorización para celebrar ese primer cónclave. Fernández Toxo, que fue delegado en ese I Congreso y secretario general confederal entre 2008 y 2017, recorrió la historia del movimiento obrero en general y de CCOO en particular. "Celebramos los 40 años del I Congreso Nacional de Galicia, pero la historia de las Comisiones Obreras se remonta no sé si cuarenta años, pero por lo menos sí tres décadas antes", enfatizó el sindicalista.

Franco murió en la cama, pero la dictadura pereció en la calle "gracias a la clase obrera", subrayó Toxo, que recordó las movilizaciones que convulsionaron los últimos años del franquismo.

Emocionante fue escuchar a Tensi Álvarez y Antonio San Gabriel, delegada y delegado en aquel I Congreso. San Gabriel leyó la resolución en apoyo de Ascon para recordar como entonces paraban Vigo si el movimiento obrero "consideraba que era necesario hacerlo". Tanto en favor de aquel astillero como en tantos otros conflictos laborales. Tensi Álvarez reflexionó sobre la resolución en favor de las mujeres, alegando que "aunque queda mucho por hacer, tenemos que estar orgullosas de lo que hicimos". "No se puede entender la sociedad de hoy o el movimiento feminista actual sin las aportaciones de las mujeres sindicalistas".

Un vídeo recogió relatos de orígenes en el mundo laboral y los primeros conflictos que llevaron a tantos a iniciar una vida de compromiso sindical. Desde la compañera que no cotizó en su primer empleo "porque tu padre ya cotiza y estás cubierta por él", a aquel otro que, junto a otros operarios, hicieron una hora de huelga en su empresa... y acabaron despedidos los 22 partícipes.

Unai Sordo intervino después y puso en valor el papel de CCOO frente a los movimientos totalitarios, ya fuese el franquismo hace cuarenta o cincuenta años, como hoy los "movimientos de extrema derecha" que emergen en España e Europa. Frente a unas reformas laborales que siguen aspirando a tumbar, y prometió elevar la presencia en las empresas para contribuir a pie de centro productivo a "recuperar los derechos arrebatados durante la crisis".

En la clausura, Sarmiento agradeció los "valores y el ejemplo" de quienes sentaron las bases de CCOO Galicia e hizo un paralelismo entre l lucha de Ascon y la que hoy se da en otros sectores. "La lucha de Ascon hace 40 años es como la lucha de Alcoa hoy, y necesita del apoyo de todo el sindicato", afirmó el líder gallego.

Como Sordo, Sarmiento instó a "luchar empresa a empresa, convenio a convenio», por la mejora de las condiciones de vida y de trabajo de los gallegos y gallegas.

A preguntas de la prensa también apuntaron que estarán vigilantes ante el impacto laboral del proceso de descarbonización de la economía en la automoción o la producción energética: salvada la central de As Pontes, todo parece indicar que cerrará la de Cerceda, del grupo Naturgy.

23 nov 2018 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito