Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 24 septiembre 2022
15:32
h

Una auténtica odisea para renovar el DNI en Compostela

La oficina cuelga el cartel de 'completo' hasta noviembre // El primero de la fila se apostaba en la rúa Pitelos a la 01.30 horas de la madrugada del martes // Tampoco se conceden citas en el resto de la provincia // El único recurso, Lugo

    Pocas (o ninguna) esperanza les queda a los que necesiten renovar el DNI en los próximos dos meses y todavía no hayan pedido cita. La oficina de la rúa Pitelos ha colgado el cartel de completo hasta noviembre. Hace ya algunos días que la página web que el Ministerio del Interior habilitaba para tal fin responde al usuario con el mensaje: servicio saturado. Lo mismo sucede con las otras cuatro comisarías de la provincia de A Coruña en las que se permite tramitar el documento. Tampoco hay más suerte si se intenta realizar la gestión en alguna de las cuatro oficinas de Pontevedra o en la de Ourense. Sin embargo, si desplazarse a otra ciudad no es un problema ayer aún era posible conseguir un hueco en Lugo (para mediados del mes de noviembre).

    El desalentador aviso de servicio saturado que salta a través de la página web se repite si la petición se efectúa vía telefónica. Después de seguir todos los pasos que indica un sistema automático y advertida la intención de cumplimentar la gestión en la compostelana rúa Pitelos, la respuesta es exactamente la misma: "La oficina no dispone de citas libres para los próximos días. Inténtelo más adelante o en otra comisaría".

    Queda, no obstante, una esperanza a la que agarrarse si la renovación del DNI urge. La solución pasa por armarse de paciencia e intentar conseguir uno de los 70 números que la comisaría de Santiago despacha a diario. No en vano, decenas de personas se agolpan a las puertas de las dependencias policiales con el objetivo de convertirse en uno de los afortunados. Los interesados son cada vez más madrugadores. Y es que el primero de la fila llegaba a Pitelos a la 01.30 horas del pasado martes, aseguran a este diario fuentes consultadas. Obviamente los que llegan a las diez de la mañana se van a casa con las manos vacías y se resignan a volver a probar suerte al día siguiente.

    Más personal. El cupo de 190 personas fijado para la oficina de la rúa Pitelos resulta a todas luces insuficiente. 120 acuden a las dependencias con cita previa (tanto para renovar el DNI como el pasaporte) y otras 70 consiguen realizar su gestión después de hacer cola. Pese a que en septiembre la afluencia se recorta, el Año Santo y la limitación de los equipos móviles que se trasladaban a otros municipios habría sobresaturado otra vez el servicio. Además, según fuentes consultadas, una vez cubiertas las citas para dos meses, las oficinas centrales del Ministerio del Interior bloquean el sistema hasta que la lista se reduce. Motivo por el que en Compostela no es posible conseguir un hueco hasta el próximo noviembre.

    La mudanza a unas instalaciones de mayor tamaño y el refuerzo de plantilla con al menos tres personas podría contribuir, sin embargo, a aliviar el servicio.

    eotero@elcorreogallego.es

    ODISEA POR UN TRÁMITE DE SOLO NUEVE MINUTOS

    ••• Desde que el usuario se sienta en el despacho de Pitelos para renovar el DNI hasta que sale transcurre una media de nueve minutos. Las vacaciones escolares, la gran afluencia de emigrantes españoles que necesita actualizar su DNI o los peregrinos que, coincidiendo con el Año Santo, aprovechan su visita a Santiago para realizar la gestión han puesto las dependencias al límite.

    ••• Al margen del deficiente funcionamiento del sistema de cita previa, la tramitación de los documentos más antiguos (aún sin informatizar) o la limitación del equipo móvil (que ahora casi no se desplaza a otros municipios) dificulta el día a día de un servicio en el que trabajan siete personas de 09.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 21.00 horas.

    17 sep 2010 / 23:37
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito