Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 25 mayo 2020
10:10
h

Daum: "Mi sonrisa es cien por cien verdadera. Soy feliz aquí"

El ala-pívot del Monbus Obradoiro fue elegido Jugador Estrella Galicia de Enero // Confiesa que viajará a Barcelona durante el parón

Es joven, vive su primera experiencia como profesional, va sorteando a las lesiones, está creciendo a nivel individual y ayudando al mismo tiempo a crecer al equipo, la afición reconoce su gran mes de enero eligiéndole para recibir el premio Estrella Galicia como MVP del Monbus Obradoiro en este periodo e irradia tal nivel de optimismo... que hasta parece tener la cura para cualquier tipo de depresión. Mike Daum es un hombre feliz. Lo afirma y lo transmite, pero al mismo también es un jugador agradecido que asegura que su compromiso con el club le obliga a seguir mejorando.

Con un porcentaje del 57 % el obradoirismo lo ha votado como el mejor jugador de Obra en la serie de partidos ante el Unicaja (85-67), Burgos (73-76), Andorra (93-69) y Valencia (86-83) por delante de Vladimir Brodziansky (25 %) y de un Chris Czerapowicz (18 %) siempre en la terna pero que no acaba de llevarse el galardón. "Estoy muy agradecido a la afición por haberme dado los votos en este premio porque era algo difícil ante compañeros como Vlado o Chris que también han hecho un buen mes", comentó el ala-pívot americano tras recibir ayer el galardón en la cafetería La Tita II.

Daum asegura que por encima se siente orgulloso "de las victorias del equipo". "Con ese es con lo que me doy por satisfecho, a partir de ahí lo que quiero es cumplir con lo que me diga el entrenador, jugar más, jugar menos, jugar de 3, de 4... para lo que me necesite lo aportaré", subraya el jugador que promedia 19 minutos, 9 puntos, 3,4 rebotes y 8,3 de valoración.

En sus seis meses ya en Santiago, el ala-pívot ha ido creciendo en minutos y en responsabilidad dentro del esquema de Moncho Fernández pero es consciente de que aún le quedan pasos que dar. Por su parte enfatiza que "nunca me faltará la energía tanto cuando esté en la pista, jugando, animando a mis compañeros, siendo mejor, buscando las mejores opciones". "Quiero ser ese jugador en el que los compañeros confíen. Desde el banquillo, seguiré aportando. Energía es lo que no me faltará. Cuando llegué, venía de la Universidad y no sabía qué me encontraría. Moncho ha sabido darme forma y encontrar mi espacio en el equipo y la veteranía de mis compañeros, me ha ayudado a mejorar cada día. Y no puedo estar más contento por saber que lo seguiré haciendo", reitera.

Lo que nunca falta en el rostro de Mike Daum es una sonrisa. Son ya célebres sus bailes, su complicidad con Brodziansky, sus bromas, pero también su capacidad de trabajo y sus ganas de aprender. Realmente semeja un hombre feliz en Santiago y él lo confirma. "Mi sonrisa es cien por cien verdadera. Soy feliz aquí. La ciudad es fantástica, la afición y el apoyo que nos da es increíble, mis compañeros, entrenadores y el club es genial. Creo que no pude haber encontrado un sitio mejor para tener mi primera experiencia profesional", asintió.

Siempre creciendo. Porque su objetivo de mejorar a nivel individual se está cumpliendo. "Desde que llegué soy un jugador mejor. Me queda mucho aún pero gracias al entrenador me voy moldeando según el juego y según mis virtudes", apostilla.

La plantilla del Monbus Obradoiro disfruta desde ayer por la tarde de tres días de descanso con motivo del parón por la disputa de la Copa del Rey. Daum será de los que cogerá un avión para desconectar: "Voy a pasar el fin de semana con un compañero de la Universidad que está jugando en Malta e iremos a Barcelona a relajarnos, pasear por la playa para el lunes estar aquí de nuevo entrenando duramente".

Demasiado Madrid para el Cenor

•••Cuando sabes que el premio ya es estar en Málaga, ser uno de los ocho mejores equipos del país en tu categoría y al mismo tiempo eres consciente de que estás viviendo una experiencia única, irrepetible, hasta tener enfrente a un rival como el Real Madrid hincha el pecho. El Cenor Obradoiro completó ayer su segunda jornada en la Minicopa Endesa con un duelo ante el vigente campeón, favorito a repetir, y aunque derrotado (57-85) repitió la imagen de equipo luchador y de garra que tanto enorgullece a su entrenador, José Freijeiro, y a la entidad. La diferencia en técnica y en físico (el cuadro blanco sumó hasta 62 puntos en la pintura) fue una losa insalvable para el equipo compostelano que recibió ya un duro correctivo de salida con el parcial de 16-31. Le seguiría un 11-8, 8-22, hasta el 22-14 final. Doudou Diahame fue de nuevo el máximo anotador del Obra con 22 puntos y 13 rebotes aunque ni el senegalés de 1,98 pudo combatir en la batalla de centímetros. Junto a él jugaron: André Romero (10), Román Aldrey, Pepe Domínguez (4), Iago Vilariño, Xoán Vilasó, Alfie Rivas (11), Matías Castro (2), Fernando Viqueira (8), Hadrián Mateo, Leo Franco y Román Pérez.

"Quiero ser ese jugador en el que los compañeros confíen. Desde el banquillo, seguiré aportando. Energía no me faltará"

"No pude haber encontrado un sitio mejor para tener mi primera experiencia profesional"

14 feb 2020 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito