Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 19 septiembre 2021
21:15
h

Los escombros y la maleza invaden en Noia, Cee y O Son

Detectados varios vertederos incontrolados // Demandan más control y puntos limpios

    Los vertederos incontrolados son un riesgo para la salud pública, un foco de contaminación para el agua y el aire, además de un cúmulo de incomodidades para la ciudadanía. Su sellado y control se ha convertido en un objetivo para las instituciones, que se han propuesto su erradicación total y la recuperación de los espacios que ocupaban. Pero, de momento es casi imposible acabar con ellos por la falta de colaboración ciudadana y, a veces por la dejadez de algunos mandatarios locales.

    Así, el perímetro del cementerio de Santa Cristina de Barro se ha convertido en un vertedero sin control. Parachoques de coches se entremezclan con tresillos desvencijados y todo tipo de plásticos, escombros y envases hechos añicos.

    El presidente de los usuarios del camposanto, José Antonio Fernández Hermo, protesta porque nadie pone remedio a esta situación y cuando la brigada municipal de servicios toma cartas en el asunto, a los pocos días se vuelve a reproducir el foco. "Estamos cansados de llamar al Concello para que tomen medidas y van a limpiarlo una vez al año y, hay que reconocerlo, se emplean a fondo. Pero es insuficiente y, además, hay que evitar que vuelva a ocurrir", afirmó.

    "El solo hecho de colocar un cartel de prohibido arrojar escombros ya tendría un claro efecto disuasorio", según el responsable de la asociación del cementerio. La ausencia de advertencia alguna proporciona una mayor sensación de impunidad si cabe. En una de las zonas laterales del camposanto, donde como paradoja están situados unos contenedores de basura, se ha apilado una montaña de desechos. También en Santa Cristina, concretamente en el lugar de Loxe, se encuentra otro vertedero incontrolado, según explica Fernández

    Lo más inconcebible de esta práctica de arrojar vertidos incontrolados es que se produce a escasa distancia del Punto Limpio del polígono de Augalevada. Sólo basta con recorrer unos cientos de metros para que los residuos sean convenientemente tratados y no ocasionen un serio daño al medio ambiente.

    Por otro lado, los usuarios que utilizan el camino peatonal que conduce desde la AC-550 a la playa sonense de la Ornanda (conocida popularmente como Gaviotas) se encontraron este verano con la desagradable sorpresa de que está invadido por la maleza al no ordenar su limpieza en el Concello.

    En Cee, el BNG denunció la existencia de tres vertederos incontrolados en Caneliñas, Ameixenda y Lires. En el primero abundan los escombros de obra, mientras que en el de Ameixenda abundan los restos de muebles viejos. El portavoz nacionalista, Daniel Oca, asegura que lo grave es que dicho depósito "adorna" el área recreativa del lugar, e incluso ya se publicaron varias fotodenuncias "pero o Concello deixa que medren en lugar de clausuralos". El tercero de los vertederos se halla entre las playas de Lires y Canosa, y es un depósito de vidrio "que de tantos anos que leva alí, acabou por ir pouco a pouco para debaixo dos toxos e é difícil de ver", afirmó Oca, que reclama un punto limpio.

    delegnoia@elcorreogallego.es

    Val do Dubra. El BNG de Val do Dubra denuncia el abandono y la falta de cuidados del área recreativa de Rodas, en Portomouro. Demandan mejoras para que esta zona pueda ser utilizada, a lo largo del verano, por los vecinos del pueblo y los visitantes que se acercan durante la época de vacaciones.

    En este sentido, el BNG considera que se están infrautilizando "os valiosísimos espazos e recursos naturais" con los que cuenta este Concello y recomienda, al equipo del gobierno, "que tomen exemplo doutros Concellos da contorna que sí saben poñelos en valor e convertelos nun atractivo turístico e de lecer para moitas persoas", según declaró el portavoz del BNG, Antonio Negreira Noya.



    PROYECTO APROBADO. Por su parte, el alcalde de Val do Dubra, el popular Juan Manuel Baleato, asegura que el estado actual de la zona de Rodas se debe a "actos vandálicos " que se han repetido "en dúas ou tres ocasións dende hai varios anos", y que han sido los causantes de estos destrozos. Lo cierto, es que el Ayuntamiento cuenta con "un proxecto aprobado que ascende a 100.000 euros, aproximadamente" para acondicionar las instalaciones situadas en la ribera del Tambre.

    Lo que se pretende desde el Ayuntamiento dubrés, según declaró el dirigente municipal, es "establecer un convenio de cooperación entre o Proxecto Home, a Cooperación de Portos de Galicia e o Concello do Val do Dubra", para salvaguardar las instalaciones en la zona.

    12 jul 2010 / 23:48
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito