Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 13 abril 2021
02:00
h
TRAGEDIA

Fallece el patrón de un pesquero gallego que se hundió frente a la costa de Portosín

Dos de los tripulantes pudieron ser rescatados por los efectivos desplazados, una lancha de salvamento y un helicóptero

La localidad coruñesa de Portosín (Porto do Son) se despertó hoy  llorando la pérdida de uno de sus vecinos. El patrón del pesquero  'Furacán', Carlos Queiro, fue encontrado sin vida frente a la costa de  Porto do Son, tras naufragar el buque. Los otros dos tripulantes --uno  natural de Santa Cristina de Barro, en Noia y otro de origen peruano--  fueron rescatados con vida.

El siniestro ocurrió de madrugada, sobre las 03.00 horas, cuando  el barco regresaba a puerto tras recoger las nasas. El pesquero se fue  a pique entre la Illa da Creba y el dique de abrigo del puerto, puntos  que distan entre sí de aproximadamente media milla. "Estaba  prácticamente entrando no canal do porto", relata un vecino, que como  otros muchos se acercaron hasta el espigón para ver el sitio exacto.  Algún curioso se aproximaba a la punta de la barrera "para ver si se  veía el barco", pero varios marineros del lugar indicaron que se trata  de un sitio bastante profundo. "O barco quedará aí, agora xa non serve  para nada", aseguraba un pescador preguntado sobre su posible  reflotamiento. En en lugar, una boya amarilla señala el sitio donde  está la nave.

Apuntan al fuerte viento y un corrimiento de la carga como causas  naufragio
Según los comentarios de la gente de la villa, la causa pudo ser  un golpe de mar que hizo que las nasas se corrieran y provocaran que  el barco escorara de forma que no pudo volver a levantarse. Un  conocido del fallecido asegura que era "experto buceador" al dedicarse  también a la pesca submarina. "Hasta el último momento intentó salvar  el barco porque ya estaba aquí, al lado del puerto. Pero se fue con  él", relató aludiendo a las palabras de un "íntimo amigo de Carlos".

Esta misma persona también apuntó a las condiciones meteorológicas  como factores desencadenantes del accidente. "Ayer se quedó una noche  horrible, hacía mucho viento y el mar estaba muy picado". A lo largo  del día de hoy continuó el viento racheado en Portosín, pero "mucho  menos de lo que hacía ayer por la noche", según comentaba este vecino  del lugar. "Saír ó mar nestes días é ir á aventura. Podes ir e volver  cargado de peixe ou ir e non volver. Pero así é a vida dos  mariñeiros", razonaba otro pescador.

Al ser el naufragio de noche y el rescate del cuerpo por la mañana  temprano, provocó que un par de vecinos, que se acercaron a una  taberna próxima al puerto, desconociera lo ocurrido. Justo al lado,  las banderas gallega y española a media asta y con crespón negro en la  cofradía alertaban de lo ocurrido. En la terraza de este bar, varios  sonenses recordaban uno tras otro los naufragios que afectaran a  marineros de la zona. Entre ellos se encontraba un familiar del  fallecido que, cabizbajo, recibía numerosas muestras de afecto. "E así  a vida", repetía. Y la vida sigue en este pueblo marinero, que en  temporada estival se convierte en lugar de veraneo. Los jubilados  echaron la partida como cualquier otro día y los turistas caminaban  por el paseo marítimo.

29 ago 2009 / 10:50
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito