Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 12 mayo 2021
11:14
h

¿Final de la niebla en O Fiouco, en la A-8?

Transportes experimentará a escala real cuatro prototipos para conseguir una solución // La bruma cierra un tramo entre Mondoñedo y Abadín 600 horas al año

Por fin, todo apunta a que se vislumbra una posible solución técnica innovadora para acabar con la bruma que cierra al tráfico, unas 600 horas al año de media, un tramo de unos 20 kilómetros en la Autovía del Cántábrico A-8 a su paso por la provincia de Lugo, entre los municipios de Abadín y Mondoñedo.

Tras más de cinco años circulando entre la niebla en el alto de O Fiouco en esa malhadada autovía, el Ministerio de Transportes parece dispuesto a solucionar una asignatura pendiente que tiene todavía en la red nacional de carreteras en tierras lucenses.

La reciente firma y formalización de siete contratos de servicios de compra pública comercial para el diseño, implementación y experimentación con prototipos de tecnología innovadora relativa a sistemas de protección antiniebla en la A-8 en el alto de O Fiouco abre la puerta a una solución a un problema climatológico que obliga a un cierre promedio anual de 25 días este tramo lugués de la Autovía del Cantábrico.

Transportes, según había explicado a finales de septiembre del pasado año el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, construirá cuatro prototipos a escala real para experimentar in situ las propuestas técnicas más adecuadas, elegidas de entre las siete seleccionadas en la fase de estudio y viabilidad, contratadas el pasada día 24 de este mes, de acuerdo con lo publicado en el BOE. La inversión para llevar adelante todas las actuaciones previstas suma en conjunto un máximo de 6,94 millones de euros.

PROYECTOS ELEGIDOS. Las siete opciones seleccionadas para la fase de estudio se dividen en dos grupos, uno basado en ayudas a la conducción en situación de niebla y otro apoyado en sistemas que actúen directamente sobre la bruma mediante su eliminación o desplazamiento.

En el primer lote, los tres proyectos elegidos pasan por realizar un balizamiento lateral de la carretera con luz láser, proyectar sobre la calzada la señalización vial y usar balizas inteligentes para informar a los conductores del peligro de colisión.

En cuanto a las propuestas del segundo grupo, las cuatro escogidas se basan en la colocación de barreras aerodinámicas cortavientos, difusión por aspersores de materiales higroscópicos (absorbentes de humedad), construcción de estructuras abovedadas de hormigón en la calzada y la combinación de barreras estáticas dinámucas y estáticas para desplazar la niebla.

Las siete empresas de firmantes de estos diseños innovadores de protección antiniebla tienen ahora tres meses para llevar a cabo estudios y demostraciones que prueben la viabilidad y eficacia de sus propuestas.

De acuerdos con los resultados conseguidos, se adoptarán las cuatro mejores para construir, sobre el terreno, prototipos experimentales cuya eficacia se comprobará en el mismo alto del Fiouco, en un entorno próximo a la autovía. Esta segunda fase tendrá un plazo de cinco meses.

PLAZOS. En función de los plazos señalados, si todo va bien, a finales de septiembre de este año podría disponerse de una solución para el problema de la bruma en la A-8, siempre y cuando los proyectos planteados demuestren su efectividad. Así las cosas, con una solución ganadora sobre la mesa se deberá abrir otro proceso administrativo para su adjudicación e instalación, con nuevos plazos. Otro año más, como poco.

27 ene 2020 / 21:57
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito