Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 04 diciembre 2021
07:52
h

Los gallegos abonarían en su factura de la luz el canon eólico si la Xunta no lo retira

Alerta de que es "muy dudoso" que se materialice el concurso eólico de la Xunta y que los gallegos pagarán la luz más cara

    La Asociación Eólica de Galicia (EGA) ha demandado a la Xunta que anule el canon eólico que estableció a finales de 2009 para los parques instalados en la Comunidad gallega y que interceda ante el Gobierno central para que no se llegue a aplicar la nueva tasa eléctrica, que plantea un impuesto del 11 por ciento sobre la facturación.

    La patronal eólica gallega advierte de que el nuevo impuesto que baraja el Gobierno de Mariano Rajoy para las eléctricas como parte de las medidas para aligerar el déficit de tarifa supondría que "varios" parques, de los más de un centenar ubicados en Galicia, "entren en pérdidas", ya que calcula que obligará al sector a pagar "sumas exorbitantes", al aplicarse sobre el volumen de facturación y no sobre el beneficio generado.

    Según sus cuentas, algunas instalaciones no podrán soportar la obligación de abonar un impuesto del 11 por ciento sobre su facturación y otras quedarán en el límite de la viabilidad. Incluso alerta de que si se materializa este nuevo impuesto "forzará a algunas sociedades eólicas a parar sus parques".

    A ello, subraya que hay que añadir los gravámenes municipales y autonómicos que "no existen en otras comunidades" y que, según EGA, hacen "muy dudoso" que lleguen a instalarse los 2.300 megavatios del concurso eólico resuelto por el Gobierno de Feijóo. Además, EGA advierte que estos gravámenes autonómicos harán que el consumidor gallego "pague la luz más cara que el residente en zonas donde no existen esos recargos".

    "INSEGURIDAD JURIDICA"

    EGA se queja del carácter "discriminatorio" de la nueva tasa eléctrica porque "penaliza" a las fuentes renovables, mientras la energía convencional sólo soportará una carga del 4 por ciento. Asimismo, reprocha que este nuevo impuesto "ignora el elevado peso que las amortizaciones e intereses financieros tienen en los promotores de renovables", frente a tecnologías más amortizadas.

    En su opinión, esta nueva tasa eléctrica equivale en la práctica a "una revisión retroactiva" de los incentivos que las energías renovables tienen reconocidos por ley, por lo que la patronal reprueba lo que define como "situación de inseguridad jurídica". A ello, recuerda que hay que añadir la moratoria impuesta a principios de año para los proyectos eólicos, lo que denuncia que "equivale a la destrucción del sector".

    Por consiguiente, pronostica que la supervivencia de nuevos operadores en el sector de las renovables será "muy difícil", por lo que se propiciará una concentración empresarial. A ello agrega que también incidirá "negativamente" en las entidades financiadoras que, como mínimo, deberán aumentar sus provisiones o incluso asumir un mayor volumen de préstamos fallidos.

    A su juicio, la aplicación del impuesto "adquiere mayor gravedad" en Galicia porque aquí los parques soportan cargas autonómicas que no existen en otros lugares. En concreto, junto a los impuestos municipales, la Xunta estableció un canon eólico y ahora aplica también el impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP), que grava con 40.000 euros cada megavatio que se vaya a instalar.

    LUZ MAS CARA EN GALICIA

    Respecto a la afección sobre los consumidores gallegos, EGA argumenta que el Gobierno central ha establecido que los impuestos de carácter regional han de ser repercutidos en el recibo de la luz. De esta forma, indica que los 22 millones de euros que cada año han pagado a la Xunta hasta ahora las empresas eólicas habrán de ser recargados en lo sucesivo en la factura que las eléctricas pasan a sus clientes de Galicia, "mientras que en el resto de España tendrán la luz más barata".

    "Las empresas gallegas perderán competitividad al pagar más cara la energía y los consumidores domésticos sufrirán un nuevo perjuicio público en la economía familiar", denuncia para reclamar a la Xunta que retire el canon eólico, que supuso para la hacienda pública autonómica un total de 50 millones euros desde su puesta en marcha. La previsión barajada para este año, según había revelado Feijóo, es que esta cifra se incrementará hasta los 75 millones cuando finalice 2012.

    Para la patronal, en esta coyuntura es "inviable" la instalación de nuevos parques eólicos en Galicia y que se materialice el último concurso eólico de la Xunta al sumar factores como "los impuestos, las dificultades de financiación y la obligación de realizar un plan industrial asociado".

    "Las obligaciones dictadas por la Xunta anulan las ventajas naturales que Galicia tiene sobre otras comunidades para el eficiente funcionamiento de los aerogeneradores; el nuevo impuesto del Ministerio de Industria sitúa al sector al borde de las pérdidas", denuncia EGA, que apela a la Xunta para resolver estos "graves problemas específicos" o "desaparecerá lo que quedaba de un sector gallego que en 2004 alcanzó una destacada posición a nivel mundial".

    17 jul 2012 / 17:19
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito