Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 20 octubre 2020
14:28
h

"Hemos perdido a un base, pero tenemos a un quinto entrenador"

Moncho Fernández lamenta la ausencia de Calloway pero traslada al director técnico la pregunta de si el Obra irá al mercado // De Zeeuw, como uno más

No había conseguido enderezar la cara el Monbus Obradoiro tras la bofetada anímica y deportiva que supuso la baja de larga duración del hombre pegamento Álvaro Muñoz, cuando este jueves recibió otro duro golpe con la confirmación de que la rodilla de Earl Calloway ha dicho basta. El base estará fuera de las pistas por tiempo indefinido y el equipo se prepara para un nuevo ciclo en el que no solo pierde a un base que ha evidenciado su calidad y experiencia, sino que se ha convertido también en una de las voces con más peso dentro del vestuario.

"Tras el golpe que se llevó en Gran Canaria, que es un poco la chispa de todo este problema, lo hemos intentado a través de diferentes terapias y pese a que el jugador ha puesto todo de su mano no acababa de arrancar. Ahora los médicos nos han recomendado un parón para ver cómo evoluciona y si ese edema desaparece", relataba ayer Moncho Fernández.

Esquivaba el técnico santiagués la pregunta de si esta ausencia obligará al club a ir al mercado para buscar sustituto -"Siempre digo que hay que estar preparado para cualquier inconveniente, pero eso es algo que corresponde a la dirección deportiva", respondía- y aprovechaba para repartir galones entre sus pupilos. "El equipo tiene más líderes. Calloway es un jugador importante por su veteranía, su conocimiento, los consejos que eso no lo ha perdido. Hemos perdido a un base puntualmente pero tenemos a un quinto entrenador en la pista y está constantemente apoyando, aconsejando y animando a sus compañeros. Sin embargo, el equipo tiene liderazgo como grupo y hay otros jugadores dentro del equipo que tienen personalidad para ello", enfatiza Moncho Fernández.


La navaja suiza. Una vez más será David Navarro quien tenga que afrontar el papel de cubrir una baja tan importante para la pizarra obradoirista como es la del puesto de base. Y lo hará frente a sus ex, ante un Morabanc Andorra (domingo, 12.30 horas) que aún lo considera uno de los suyos después de cuatro temporadas defendiendo su camiseta, incluido el año del ascenso. "Ése es el rol de David. Es nuestra navaja suiza, hace todo lo que se le pida y es ahí donde se convierte en un jugador tan fundamental para nosotros. Cuando tiene que hacer el 1 lo hace, o el 2 o el 3... lo que sea necesario. Para él no va a ser algo nuevo porque lo hace durante todo el año pero lógicamente no es un base puro y el problema de esto es que te quedas ante cualquier inconveniente muy justo", entiende el entrenador.

De la enfermería ya han salido estos días Fletcher Magee y Maxime de Zeeuw, aunque el pívot belga no se reincorporó al trabajo hasta el jueves debido al esguince de tobillo que sufrió en el duelo ante el Burgos. Más dosis de paciencia requiere la completa recuperación de Kostas Vasileiadis: "Se resintió un poco de un gemelo que le impidió entrenar ayer por la mañana pero después ya trabajó con normalidad. El codo ahí sigue evolucionando aunque lógicamente, cuando has estado parado tanto tiempo, es normal que aparezcan molestias y problemas".

Debe el Obra volver a su mejor versión, sin lagunas ni salidas de partido titubeantes, si quiere tener alguna opción de victoria en Andorra, una cancha, un fortin, donde solo Murcia y Tenerife han encontrado este curso alguna grieta para completar el asalto. Lejos de condicionantes por la altura o el viaje, Moncho tiene claro cuál es el secreto del récord de triunfos como local de los de Ibon Navarro: "Es muy difícil ganarles allí porque son muy buen equipo y juegan muy bien".

Javi Cal, 'fichaje' en andorra

•••Las ausencias en el primer equipo (sin Calloway ni Álvaro Muñoz) obligan a Moncho Fernández a completar la convocatoria con un jugador del filial. El elegido esta vez es el capitán, Javi Cal, un hombre de club en su faceta no solo como integrante del equipo de la Liga EBA si no como entrenador e incluso tutor del piso que comparten varios de los jugadores de las categorías inferiores.

•••A sus 23 años, el de Vilalonga "es un base director, con una extraordinaria lectura del juego, muy completo, maduro, de los que no escatiman ni intensidad ni carácter y sabe cómo minimizar los errores", le describe Pepe Casal.

••• No se trata de 'subir' al primer equipo a un canterano más, porque la ficha de Javi Cal en el equipo de la Liga EBA es sénior, por lo que el club compostelano no ha podido utilizar la opción de 'vinculado' y le ha tenido que dar de alta en la Liga Endesa .

18 ene 2020 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito