Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 febrero 2024
18:07
h
informe

Una investigación del CSIC refuerza el empleo de cannabis como terapia antitumoral

Puede ayudar a luchar contra el cáncer

Una investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha identificado los mecanismos que intervienen en la acción antitumoral del principal activo de la marihuana (el THC). El trabajo, que aparece en `The Journal of Clinical Investigation¿, refuerza la idea de emplear los cannabinoides en terapias antitumorales.

Los cannabinoides activan un proceso de autodigestión celular, la autofagia, que conduce a su vez a la muerte celular programada de células cancerígenas. El hallazgo sugiere por ello que este proceso celular podría constituir una nueva estrategia contra el cáncer, según el CSIC.

Los autores han trabajado con modelos animales y muestras obtenidas de pacientes con glioblastoma multiforme, uno de los tumores cerebrales más comunes y agresivos. Según explican, sus conclusiones refuerzan la idea del uso de cannabinoides como fármacos antitumorales en terapias contra tumores que afecten al cerebro, así como parte de otras terapias combinatorias.

Investigaciones previas habían constatado que los cannabinoides promueven la muerte de las células tumorales mediante la acumulación de ceramida, un lípido muy abundante en las membranas celulares, y la acción de dos proteínas: p8 y TRB3. Sin embargo, como explica la investigadora Patricia Boya, se desconocían los mecanismos por los que estas dos proteínas lograban estimular la apoptosis (un tipo de muerte celular programada) de las células cancerígenas.

"La activación del mecanismo depende de la acumulación en el retículo endoplásmico (un órganulo celular implicado en la síntesis de proteínas y lípidos) de la ceramida. Este hecho, a su vez, conduce a la inducción de las proteínas p8 y TRB3", señala la investigadora del CSIC.

El equipo de científicos comprobó además que la muerte de las células tumorales inducida por los cannabinoides requiere de la activación de la autofagia, un proceso de reciclaje que realizan las propias células. Este hallazgo, afirman, otorga un nuevo papel a este proceso celular como activador de la apoptosis en células tumorales. "Puede constituir una nueva estrategia antitumoral, ya que existen diferentes tipos de autofagia que podrían regularse", apunta Boya.

En concreto, el trabajo revela que p8 y TRB3 inducen la autofagia mediante la regulación de la proteína Akt y el complejo multiprotéico mTORC1, dos importantes dianas terapéuticas en la acción de fármacos antitumorales.

"Esta conclusión es relevante ya que identifica un nuevo mecanismo implicado en la regulación de dos proteínas, Akt y mTORC1, de gran importancia en cáncer", añade la investigadora del CSIC.

02 abr 2009 / 16:44
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito