Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 02 diciembre 2022
19:19
h
Directores del Proyecto Foltra

Jesús Devesa y Ana Peleteiro: “Un joven lesionado medular puede caminar ahora 800 metros”

La clínica Foltra aplica en Teo un método único en Europa con factores de crecimiento como clave de un tratamiento integral para graves daños cerebrales y físicos ·· Realizará un ensayo clínico en el Centro Nacional de Paraplejia de Toledo

Fe, optimismo, lucha y trabajo. Un enorme cuadro en la puerta de la casa familiar que alberga el proyecto Foltra recuerda su lema a quienes llegan. En esta clínica privada de Cacheiras, Teo, que funciona a modo de Fundación, el doctor Jesús Devesa y Ana Peleteiro, devuelven la ilusión a quienes una enfermedad congénita o un grave daño adquirido se la había robado. Un método basado en el tratamiento integral del paciente con la aplicación de factores del crecimiento a funciones más allá de las habituales como pieza clave, convierte al centro en un proyecto pionero en Europa y referente internacional, hasta el que llegan pacientes de todas partes del mundo.

_ ¿Que es el proyecto Foltra?

_ A.P.: Una clínica nacida como Fundación en la que un equipo médico y rehabilitador, con el doctor Jesús Devesa al frente, realiza un trabajo científico muy avanzado y aplica un tratamiento integral a pacientes con graves daños cerebrales y físicos.

_ Una iniciativa privada entonces, ¿porque falta atención pública?

_ A.P.: Sí. El proyecto Foltra nace en 2005 centrado inicialmente en el daño cerebral adquirido y como Fundación que pretende paliar la carencia de atención pública que había en este ámbito. Nacemos como alternativa médica al proceso habitual de internamiento y posterior alta con secuelas sin una atención profesional suficiente. Aquí el tratamiento es integral y además de una rehabilitación personalizada abarcamos ámbitos que incluyen hasta la terapia ocupacional. La vuelta del enfermo a la vida.

_ Claramente diferente a la sanidad pública, ¿que marca la diferencia con el resto de iniciativas privadas?

_ A.P.: El doctor Devesa, sin ninguna duda, y la visión integral que aplica a los problemas que aquí tratamos.

_ J.D.: Debe quedar claro que yo no soy neurólogo, sino fisiólogo, especialista en endocrinología. En este campo me he desarrollado como investigador y profesor en la Universidade de Santiago de Compostela. Ahora en Foltra aplico nuevos desarrollos médicos integrales, considerando el cuerpo como un todo.

_ ¿Un ejemplo práctico apto para todos los públicos?

_ J.D.: Ante un daño fisiológico, si modificas los niveles de un neurotransmisor, varían también otros y, por ejemplo, la actividad hormonal, consiguiendo diferentes respuestas de organismo.

_ Todo esto basado en la hormona del crecimiento...

_ J.D.: En realidad, en varios factores del crecimiento. Mi vida investigadora se basó siempre en la hormona del crecimiento y en su acción mucho más allá de la específica del crecimiento fisiológico. Investigo y en Foltra aplico las posibilidades que ésta tiene sobre factores claves como la función circulatoria, la cicatrización, el sistema óseo o la proliferación celular. Esto es algo que no se está haciendo en ningún sitio en medicina pública y nosotros fuimos los primeros en aplicarlo y en publicarlo oficialmente, en el Professional Medical Journal.

_ ¿En España no se ha propuesto su trabajo para la medicina pública?

_ J.D.: Sí. Me entrevisté con el ex ministro de Sanidad y tras explicarle nuestro método y mostrarle resultados se interesó hasta el punto de proponerme un ensayo clínico en el Centro Nacional de Parapléjicos de Toledo. Estamos ultimando los detalles y empezaremos antes de final de año.

_ ¿Qué demuestran sus resultados?

_ A.P.: Tenemos casos especialmente gratificantes, como el de un chico con una lesión medular C-3, C-4, que de no tener movilidad alguna en las piernas ha pasado a caminar ya 800 metros con la ayuda de un andador.

_ J.D.: O una chica con pérdida de función absoluta de garganta, que llevaba 15 años sin hablar, ni comer, y en ocho meses de tratamiento aquí recuperó plenamente la capacidad.

_ Habla de dos jóvenes. ¿La edad es un factor determinante?

_ J.D.: La edad es un condicionante, pero no tanto como tendemos a pensar. Ahora mismo aquí, por ejemplo, estamos tratando a una señora hemipléjica de 80 años que está experimentando grandes avances.

_ Rebosan optimismo a cada palabra. ¿No dicen nunca a un paciente que no hay nada que hacer en su caso?

_ A.P.: No. Nunca, porque siempre se puede hacer algo. Nos vemos obligados, por volumen de pacientes a posponer muchos casos, pero nunca a decir que no porque no se pueda hacer nada.

_ J.D.: Evidentemente no somos infalibles ni podemos hacer milagros. Pero lo que sí podemos es garantizar al paciente que el futuro está a la vuelta de la esquina, especialmente en cuanto a avances médicos, y podemos prepararlos para que, cuando este futuro llegue, pueda hacer algo por él.

_ Teniendo en cuenta que hablamos de un tratamiento personalizado con un equipo de profesionales pero siempre bajo la batuta del doctor Devesa, ¿a cuantos pacientes pueden atender en el centro?

_ A.P.: Ahora mismo tenemos a unas 50 familias. Recibimos una media diaria de tres peticiones y, obviamente tenemos que posponer muchos casos. Entre los pacientes que están a tratamiento actualmente tenemos gente de distintos puntos de Galicia, de Sevilla, Gijón, Navarra, de otros países europeos y en los próximos días recibiremos a un chico que viene desde Argentina. Es gente que viene a vivir a Teo, a Cacheiras, para recibir tratamiento médico aquí.

_ ¿Y como dan con ustedes enfermos de todas partes del mundo si ni siquiera tienen cartel en la puerta?

_ A.P.: Por el boca a boca. No nos publicitamos porque no podemos atender a más gente.

_ J.D.: Y ahora también conocen nuestro trabajo en el extranjero a través de internet.

_ Hablan de familias a tratamiento, no sólo de pacientes...

_ A.P.: Sí, porque una enfermedad o daño adquirido como los que tratamos aquí tienen una repercusión no sólo en el paciente sino en toda la familia. Pero también es cierto que cuando comienza la recuperación la ilusión de los avances del paciente se contagia. A toda su familia y a todos los demás pacientes y familias que están aquí, porque funcionamos como un todo, muy unidos, interactuando unos pacientes con otros y todos con el personal de Foltra. De hecho, pese a la dureza extrema de muchos casos, aquí, en esta casa en la que se les trata no se respira tristeza.

_ Y todo esto de manera totalmente altruista, sin ánimo de lucro.

_ J.D.: Sí, aquí nadie paga, no se cobra por el trabajo que hacemos. Sí hay una colaboración de los pacientes y sus familias que contribuyen económicamente a que la Fundación siga adelante, pero no hay una tarifa obligatoria por el tratamiento. Conseguimos desarrollar nuestro trabajo gracias a la labor voluntaria de muchos de los trabajadores de este equipo que formamos casi 20 personas y a las ayudas de instituciones externas. Además de las ayudas públicas de la Consellería de Traballo o de la Diputación, nuestro trabajo no sería posible sin aportaciones como la de La Caixa, a través de su director de oficina aquí en Cacheiras que siempre nos ha gestionado este apoyo, o fundaciones como María Esperanza Gómez Ruido.

_ Y mirando al futuro, ¿este pasa por Teo o se trasladarán?

_ A.P.: Nuestra intención es quedarnos aquí porque es nuestro sitio, pero necesitamos, a todas luces, ampliar las instalaciones, por eso estamos buscando ya un nuevo solar en la comarca y a poder ser, sin salir de Cacheiras.

Confianza real

El príncipe de Bulgaria, en sus manos

Pese a que, tanto el doctor Devesa como Ana Peleteiro, son rotundos a la hora de afirmar que ni confirman ni desmiente que el príncipe Kardam de Bulgaria y su mujer, Miriam Ungría, estén recibiendo tratamiento en Foltra, este diario ha podido saber que ambos han trasladado su residencia familiar a Cacheiras para recibir ayuda médica en la clínica. Tras un gravísimo accidente de tráfico sufrido el pasado agosto, la pareja real decidió recientemente trasladarse a la localidad teense para poner en manos del doctor Devesa la recuperación del príncipe, quien sufrió lesiones más graves en el siniestro. La confianza depositada en Foltra por la Familia Real Búlgara ayuda a dar idea del nivel de reconocimiento mundial del trabajo de Devesa y Peleteiro

30 ago 2009 / 00:44
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito