Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 09 agosto 2020
17:19
h
{RESEÑA MUSICAL}

Josep Mª Colom en Las Noches en los Jardines de España de Falla

    Segundo concierto dentro de las actividades del LIX Curso Internacional Universitario de Música en Compostela en el Auditorio- 20´30 h.- con la Real Filharmonía de Galicia dirigida por Maximino Zumalave, y con el protagonismo del profesor de la cátedra de piano Josep Mª Colom para las Noches en los jardines de España de M.de Falla, incluyendo también Cantos de pleamar de Antón García Abril- que nos servirá para recordar a su estimada compañera, Áurea Ruíz García-, además de Old tailor´s Room J.Eiras y Tres postals il.luminades de Xavier Montsalvatge. Noches en los jardines de España, un tríptico de Falla estrenado en el Teatro Real de Madrid por José Cubiles con la O.S. de Madrid con Fernández Arbós. La opinión de Manuel Orozco es una de la más precisas: Tres movimientos tiene la obra y tres títulos: En el Generalife, Danza lejana y En los jardines de la sierra de Córdoba. Impresiones sinfónicas –las titula- para piano y orquesta. Las dedica a Ricard Viñes. Las dos primera partes, inspiradas en las noches granadinas, del Generalife con la Alhambra enfrente y la ciudad dormida en la lejanía, y el Albaicín a los pies: la Danza lejana, es una visión desde San Nicolás en el Albaicín, alto, hasta donde suben los rumores lejanos de las danzas gitanas del Sacromonte, y los de las aguas de la Alhambra que caen hacia el río escondido en la umbría del bosque, en la alta noche lunar granadina. La tercera parte sugiere el amanecer en las serranías de Córdoba, en la Sierra Morena que ha conocido silenciosa y vaga con las campanas de las ermitas lejanas.
    Cantos de pleamar de García Abril, de 1993, responde a un encargo del Centro para la difusión de la Música Contemporánea y se estrenó en el Teatro Principal de Alicante con OSG dirigida por Zumalave. La Orquesta de Cámara Reina Sofía, su dedicataria, la daría también a conocer en Madrid. Es una obra maestra de madurez que, entre otros elogios, merecen los de la musicóloga Esther Sestelo: Un ejemplo de relevante de la capacidad de libertad de creación que posee nuestro compositor: forma libre de una sola unidad, pero con un ordenamiento tripartito en donde cada sección, tiene que, a su vez, sus propios cambios de tempo necesarios para el ir y venir de su crecimientos intrínseco. X.Montsalvatge con Tres postals il.luminades de 1991. Epílogo de una vida dedicada a la música: Joya camerística en tres tiempos, La Habana, otra vez en el horizonte y que integra su sustrato estético; La Provenza, un nuevo elemento francés y Nueva York, el caos hecho música. Juan Eiras en una semblanza musical del pintor Urbano Lugrís, en Old sailor´s Room. Cinco movimientos sobre el mundo del artista través de uno de sus lienzos. Ulyses, pseudónimo que culmina en solo sobreagudo de violín; De Cosmographia, con un destacado uso de la técnica puntillista: Leviathan´s Ephisode, la lucha entre Leviatán y el artista; Seven Seas, tiempo lento marcado por sus placas sonoras para cerrar en la Offering (Exvoto), que remite al mundo supersticioso del marinero y que concluye en el La grave del concertino.

    05 ago 2016 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito