Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 24 septiembre 2021
10:59
h
{ protocolo y ceremonial }

Luto y pésame

Nuria Pereira. Directora del Instituto Europeo Campus Stellae

    Cuando algunas personas están atravesando un momento duro por la muerte de algún ser querido, no hay nada más desagradable que presenciar comportamientos incorrectos y actitudes irrespetuosas.

    Nuria, ¿cómo se debe dar el pésame?

    El pésame puede darse de manera presencial o a distancia. En esta segunda forma podemos darlo por teléfono o por escrito, que es más formal y más elegante, bien mediante telegrama o bien por carta -siempre escrita a mano- para expresar algún otro sentimiento que no podemos resumir en el telegrama. La fórmula más tradicional a la hora de dar el pésame suele ser "le acompaño en el sentimiento", aunque lo mejor es no recurrir a frases hechas. De todas formas, para casos en los que no hemos tenido demasiado trato son correctas expresiones como "mi más sentido pésame", "le acompaño en su dolor", "siento la pérdida de..." o "mis más sentidas condolencias". Lo que nunca es correcto es ignorar ese momento y dar el silencio por respuesta. Este acto es una de las faltas más graves del trato humano y, por tanto, del protocolo. Cualquier fórmula corta y sentida será siempre una muestra de cariño hacia los familiares.

    ¿Cuándo es el momento adecuado para hacerlo?

    Nunca se debe dar el pésame a la entrada de la iglesia y, mucho menos, a la entrada del féretro, sacando a la familia de la comitiva. Tampoco se debe hacer al finalizar la ceremonia si el sacerdote ha hecho hincapié en el deseo expreso de la familia de no recibir pésames. Lo conveniente es dar el pésame en el velatorio. En la medida de lo posible se deben evitar nervios y lloros, ya que el objetivo es acompañar a la familia y no ponerles más nerviosos y tristes.

    ¿Es necesario vestir de negro?

    El negro como color del luto se extiende en el Imperio Romano y llega hasta nuestros días en el protocolo diplomático y oficial. También adquieren importancia el tipo de joyas, que solían estar hechas de azabache, a la vez que en las clases acomodadas el camafeo se convirtió en pieza tradicional. Hoy en día, en general, para acudir a este tipo de ceremonias se recomienda la discreción en ropas y joyas.

    En otras culturas el luto es blanco.

    El luto blanco tiene su origen en Asia y reaparece en Europa en la Edad Media, donde lo usan las mujeres de estado. Esta tradición se siguió en España hasta 1564 y la recuperó la reina Fabiola de Bélgica en el funeral de su esposo en 1993, aunque también fue costumbre entre las doncellas de Francia vestir el deuil blanc. Otros países donde se usa son los hinduistas y Japón, donde la muerte no se considera final, sino un momento crucial en el viaje del alma, por lo que se prohíbe el luto o las excesivas lamentaciones que podrían entorpecer el paso del alma hacia su siguiente viaje. Las expresiones son similares en todas las culturas y siempre es una honra saber expresar el sentimiento de apoyo a los familiares.

    Consultas: protocol@campus-stellae.com

    06 feb 2013 / 20:25
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito