Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 02 julio 2022
02:00
h

Manipular a los hijos tras una separación, un arma infame que daña a seres inocentes

Aunque todavía no se reconoce el síndrome de alienación parental, su existencia genera defensores y detractores

"La alienación parental es uno de los procesos más destructivos que puede sufrir una familia y que afecta, no sólo a los hijos, ­sino también a los progenitores y a la familia extensa. Se hace necesario un estudio profundo de este problema y lo que es fundamental es que sea reconocido para que podamos ayudar a esas familias hacia un estilo de vida y relación adecuado".

Estas palabras pertenecen a Asunción Tejedor, psicóloga y mediadora en divorcios, autora del libro de la Editorial EOS El Síndrome de Alienación Parental: una ­forma de maltrato.

Aunque todavía no está reconocida la existencia de este síndrome, propuesto por el fallecido psicólogo estadounidense Richard Gardner, se puede hablar de una conducta que tiene como herramienta la manipulación a los más pequeños, que deberían vivir protegidos y al margen del divorcio de sus padres.

Cuando los divorcios se convierten en un conflicto, empiezan los problemas para los menores. "Comienza la guerra psicológica", que suele traer graves consecuencias en el futuro.

Según Tejedor, el SAP "es un trastorno en el cual uno de los padres transforma la conciencia de sus hijos, para impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor".

En una ruptura problemática, el niño desempeña un papel que no le pertenece y actúa como un niño hipermaduro, espía, mensajero, colchón o incluso confidente.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt

24 sep 2018 / 22:59
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito