Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 29 octubre 2020
23:29
h

Montaje, energía, trenes y pruebas, claves para acabar la alta velocidad

Las nuevas unidades circularán entre el semestre final de 2021 y el primero del año siguiente // El ajuste de vía avanza, pero falta licitar una subestación eléctrica

    Cuatro son las claves para la puesta en servicio de la línea de alta velocidad (LAV) ferroviaria a Galicia: montaje de las instalaciones sobre la plataforma, energía para alimentar debidamente las catenarias, nuevas unidades de ancho variable y el largo período de pruebas de homologación. Comienza el año 2020 y quedan muchos meses por delante para cumplirlas todas, en especial la última. Ahora es difícil pronosticar cuándo circulará el primer tren de viajeros, pero estará entre el segundo semestre de 2021 y el primero del año siguiente.

    La lógica dicta que lo que se concluirá antes es la implantación de las diversas herramientas técnicas sobre la plataforma finalizada -salvo en zonas puntuales de la vía izquierda entre Requejo, Padornelo (túnel actual que será adecuado en los meses posteriores a la entrada en servicio de la vía derecha) y A Canda-, una vez la superestructura -compuesta por el balasto, traviesas, aparatos de desvío y carriles- sea completada en el trayecto desde Pedralba de la Pradería hasta Ourense.

    Esta fase se encuentra avanzada y según las previsiones del Adif estará concluida hacia el final de la próxima primavera. Ello incluye tanto las instalaciones del nuevo tramo desde Pedralba a Taboadela, así como en este punto el ramal de conexión de la LAV con la terminal logística ferroviaria existente y la adaptación que se está llevando a cabo en la vía convencional entre esa estación de mercancías y la de Ourense.

    Otra cuestión es la energía. Este es un tema que va retrasado aunque provisionalmente la línea aérea de contacto o catenaria puede recibir la electricidad desde las subestaciones de tracción de Arbillera, ubicada un par de kilómetros al este de la nueva estación de alta velocidad de Sanabria, y la de Amoeiro, situada a unos 5 km al norte de la de Ourense. Con ello se podrá llevar a cabo el período de pruebas, en el que no circulará más de un tren a la vez.

    No obstante son más de 120 km los que distan entre ambas instalaciones enérgeticas del Adif, adosadas a sendas subestaciones de Red Eléctrica Española (REE). Por ello deberán complementarse con la nueva de As Portas en A Capela, entre los túneles de O Espiño y Bolaños, a unos 8 km al oeste de A Gudiña. Pero si bien la redacción del proyecto constructivo de esta, y de su línea de alta tensión de 13 km de conexión a la de Conxo de REE, la tiene desde hace unas semanas el Adif, falta el concurso licitador, que precisa un trimestre desde su anuncio hasta la formalización del contrato.

    Por ello, hay que tener en cuenta que en las subestaciones construidas de Tábara y Arbillera, del tramo Zamora-Pedralba, la ejecución de las obras no bajó de 9 meses, y que en el caso de As Portas hay que montar además una línea de alta tensión mediante 34 apoyos, con un tendido a una altura de 36 metros sobre el suelo.

    La verificación de Zamora-Pedralba está en fase final

    HOMOLOGACIÓN A finales de enero de 2019 comenzó el proceso de verificación del tramo Zamora-Pedralba con la medición láser de carriles, después hubo las pruebas de resistencia, la puesta en tensión de la catenaria y pasó el auscultador BT-02. En febrero lo hará el Séneca, y en marzo se harán las de fiabilidad para después formarse los maquinistas en el tramo.

    Una línea de alta tensión necesaria aún no licitada

    ELECTRICIDAD En la imagen, la estación de la actual vía convencional de A Capela Vilariño de Conso. En los almacenes cilindricos con almenas, ya derribados, se levantará la subestación de tracción del Adif de As Portas, que estará unida por una línea de alta tensión de 13 km con la de Red Eléctrica de Conso. Pero son actuaciones que aún faltan por licitarse.

    Posible apertura hasta Sanabria, el domingo 7 de junio

    CALENDARIO El domingo 7 de junio es el día previsto por Adif para los cambios de horarios del verano, y una fecha previsible para la entrada en servicio del tramo Zamora-Pedralba, con lo que se rebajará en 50 minutos el viaje Galicia-Madrid, pasando el S-730 a circular por la nueva vía, en la imagen, pero dependerá de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria.

    La catenaria se alimentará desde Arbillera y Amoeiro

    PROVISIONAL A la espera de la construcción de la subestación de tracción de As Portas del Adif, para las pruebas de homologación del tramo Pedralba-Ourense, la catenaria a través de los centros de autotransformación recibirá energía de las que se encuentran en Arbilleira (Sanabria), en la imagen, y Amoeiro, ambas ubicadas al lado de las respectivas de Red Eléctrica.

    02 ene 2020 / 01:33
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito