Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 27 mayo 2020
23:47
h
LUIS CUIÑA, EXEMPLEADO BANCO PASTOR

"No había césped, y las heridas eran frecuentes"

"Jugábamos siempre a las diez de la mañana y en invierno era habitual que hubiese helada y alguna vez hasta nieve", comenta Luis Cuiña, que entre 1966 y 1968 jugó en el campo de As Cancelas con los juveniles de La Salle. "El día anterior a los partidos tenía que pedirle permiso a mi padre, porque le ayudaba en casa, pero siempre me dejaba y me prestaba el coche para venir desde Bandeira, que era donde vivíamos", recuerda Cuiña. "En aquella época el campo no tenía iluminación artificial y era de tierra, así que las heridas eran frecuentes. Personalmente, prefería que lloviera, porque no te hacías tanto daño y era más fácil eludir a los rivales". "Recuerdo que nos duchábamos allí en pleno invierno con el agua helada", comenta Cuiña.

14 oct 2018 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito