Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 16 junio 2021
19:32
h

Obst: "No me lo pensé mucho, me metí hacia la canasta y funcionó"

"Fue un partido especial y muy divertido", dijo el alemán, decisivo con los últimos dos puntos

Con 73-73 en el marcador y apenas dos posesiones por jugarse, el balón le llegó a Andreas Obst. Tras unos instantes de duda, el alero del Monbus Obradoiro decidió lanzarse a por la canasta, realizó un reverso ante la defensa de Gerun y estiró el brazo para evitar el tapón y anotar una complicada bandeja a ocho segundos del final. Su acción decidió la victoria local en el derbi frente al Cafés Candelas Breogán (75-73).

"No me lo pensé mucho, tenía que hacer algo y me parecía la única opción, así que... cabeza alta, me metí hacia dentro y funcionó", analizó el alemán tras el choque, como si su jugada hubiese resultado fácil. "Nos estábamos quedando sin tiempo, era un tiro para Kostas pero había otras opciones y Pepe me dijo que atacase. En cada jugada tenemos un plan B", añadió Obst, a quien no le pesó la responsabilidad: "No tengo ningún problema. Un día soy yo, otro día otro... Todos tenemos confianza para meter el último tiro".

Andi regresó con molestias de su doble compromiso con la selección alemana, pero demostró que estaba apto para ser decisivo y aportar en total 14 puntos (3/4 triples). Porque la atmósfera que rodeó al encuentro le impresionó. "Sí, fue muy especial. Cualquier jugador espera formar parte de esto algún día, de un partido con esta rivalidad, por eso es tan especial. La afición estuvo increíble. Fue divertido, muy divertido".

Hubo final feliz para el Obradoiro a pesar de que el Breogán amenazó con remontar una diferencia de 16 puntos. En el vestuario costaba hallar una explicación al apagón del último cuarto. "Perdimos nuestro juego, dejamos de hablar en defensa, en ataque no nos salieron las cosas y ellos metieron canastas fáciles y nos cogieron rebotes que no queríamos permitir. Les dimos la oportunidad de tener un último empujón, de volver, pero al final nadie se acordará de esto porque ganamos", sonreía Obst en el vestuario de Sar.

BEN SIMONS. Otro jugador contento era Ben Simons, quien no había podido medirse aún con el Breogán esta temporada pues en los dos anteriores enfrentamientos estaba lesionado. "Se parecía a un partido universitario de Estados Unidos, de dos universidades muy cercanas. Fue muy divertido, además habían pasado tres semanas desde el anterior partido y se habló mucho, también en las redes sociales. Fue todo lo que se suponía: un gran encuentro entre dos equipos jugando con intensidad, aunque quizá no fue un baloncesto muy bonito", admitió el americano. "Había mucho apoyo por ambas partes. Era un partido picante, con contactos, los árbitros... Había muchas emociones, fue algo divertido y estoy contento de haber ganado", añadió.

02 mar 2019 / 23:47
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito