Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 01 junio 2020
13:17
h
EDITORIAL

Ortodoxia fiscal balsámica

    Responsabilidad. Una de las grandes obsesiones de Feijóodurante los años de desesperanza de la Gran Recesión fue mantener a Galicia dentro del techo de déficit. Le costó al presidente de la Xunta, nos costó a todos, sangre, sudor y lágrimas su compromiso con las directrices emanadas de Bruselas. Con la perspectiva que siempre da el tiempo, es de justicia reconocer que la responsabilidad del inquilino de Monte Pío ha conseguido un objetivo del que pocas autonomías pueden presumir: el siempre balsámico equilibrio fiscal. Por octavo año consecutivo, Galicia vuelve a ser una de las pocas comunidades (tres, además de Euskadi y Navarra, que se rigen por regímenes forales) que cumplió con la regla que marca a rajatabla cuánto más puede gastar en relación a sus ingresos. Los 79 millones de euros de agujero con los que cerró el ejercicio de 2019 suponen el 0,12 % de nuestro PIB, un porcentaje que no se desvía del 0,1 % marcado por el Gobierno central para las autonomías. Redondeó Feijóo un ejercicio más que notable con la rebaja de 27 millones de deuda. Este primer descenso desde 1988 hace posible que la ratio de deuda sobre el PIB caiga al 17,5 %, seis décimas menos que la de 2018 y el nivel más bajo desde 2013. Son excelentes noticias para la salud de las finanzas de la Xunta, que es lo mismo que decir para la economía de Galicia.

    01 abr 2020 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito