Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 03 julio 2022
09:42
h
{ el día después }

Plan anti Tavares

    EN LA PREVIA se habló de alejar a Tavares del aro o de que lo importante era la defensa colectiva en general, ya que al gigante cavo verdiano es muy difícil defenderle porque 220 cm. de altura o 240 de envergadura son muchos centímetros. Era la principal preocupación del obradoirismo y visto lo acontecido sobre el parqué, los 18 rebotes que capturó, era una preocupación más que lógica. De los que se/nos plantearon/mos el antídoto nadie pensó o pensamos que este iba a ser Dani Miller y, se me ocurre decir que por fortuna lo fue, aunque la palabra fortuna debería sustituirla por trabajo muy bien diseñado por el cuadro técnico y ejecutado por el bueno de Miller con muchas ganas, buen espíritu y entrega absoluta.
    En el mundo del deporte de equipo a veces se dan estas circunstancias pero no siempre salen a relucir y trasladan su fruto a la cancha por diversas y variopintas circunstancias. Esta vez sí, salió cara, y Miller resultó fundamental en el tramo crucial del partido. Como el basket es un deporte colectivo a Miller hubo que sumarle una soberbia actuación del equipo como tal, con individualidades muy importantes en defensa, Pavel, Wazinsky, sobre todo en los inicios, Nankivil, por resaltar a algunos, dentro del buen hacer generalizado en este aspecto, que fue crucial para el resultado final.
    En ataque Nankivil también estuvo excelente, Miller decisivo como ya apuntamos y como no, Corbacho, una vez más, estuvo soberbio con y sin balón, cuando la defensa mixta de 1 defensor sobre él y 4 en zona romboide atascó el ataque del Obra, no por la ejecución táctica sino más bien por la falta de puntería en algunos tiros totalmente liberados, de esos que hay que meter y que si se fallan, dan alas a los contrarios que llegaron a volar y ponerse a un solo punto en el tramo del sprint final. Alberto jugó muy bien sin balón y cuando no tuvo opciones de tiro movió muy bien el ataque para así poder solventar el colapso. Fue otra victoria muy trabajada, merecidísima, ante un rival que está en un buen momento de forma y venía de ganar en la Eurocap y superar el baste average ante los turcos del Banvit metiéndoles 90 puntos
    Una anécdota, solo dos veces en la historia de la ACB todos los entrenadores han sido españoles, en la temporada 1985/86 y en la actual. El único que repite en ambas es Aito y además se da la curiosa circunstancia que en aquella lejana temporada, también entrenaban, al igual que ahora, 4 ex ayudantes suyos. En la 85/86 eran Manel Comas, Guifré Gol, Juan Jiménez y Miguel López Abril. En la actual son Joan Plaza, Sito Alonso, Diego Ocampo y Carles Duran. Este último, dirigirá al Valencia Basket el próximo sábado, al que tendremos que intentar ganar aplicando la misma receta que ante el Herbalife, defensa y buen juego.

    02 feb 2015 / 22:08
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito