Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 07 febrero 2023
00:59
h
CUMBRE IBEROAMERICANA

"¿Por qué no te callas?", espetó el Rey a Chávez mientras criticaba a Aznar

Don Juan Carlos abandonó el plenario tras una monumental bronca en la clausura de la Cumbre, en un gesto sin precedentes ·· Zapatero espera "que sea la última vez" que se actúe como lo hizo Chávez ·· El PP responsabiliza del incidente al presidente del Gobierno español

El Rey Juan Carlos y el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, se enfrentaron hoy en la plenaria de la Cumbre iberoamericana con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, al que el monarca llegó a espetar "¿por qué no te callas?" por sus críticas al ex presidente José María Aznar.
  
Fue en la recta final de la Cumbre cuando ocurrió ese incidente, que precedió a otro provocado por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, quien con sus críticas a la empresa eléctrica española Unión Fenosa motivó que el Rey abandonara la reunión en señal de protesta por los ataques que se estaban vertiendo contra España.
  
Zapatero, en una intervención ante el plenario, advirtió de que nacionalizar o renacionalizar la producción de determinados bienes y servicios no garantiza nada como teoría o receta ideológica, y consideró que "uno de los riesgos más claros de cualquier economía es tener un sector público empresarial excesivo de bienes y servicios". Además, puso a España como ejemplo de que los países pueden superar sus dificultades y advirtió de que nunca se podrá avanzar si se buscan justificaciones de que alguien desde fuera impide el progreso.
  
Esta opinión llevó a Chávez a pedir la palabra para mostrar su desacuerdo con los argumentos de Zapatero al considerar que "no se puede minimizar" el impacto de los factores externos. A partir de ahí, su intervención derivó en nuevas críticas a Aznar, al que ayer calificó de "fascista" en tres ocasiones, y eso, junto a sus ataques a la patronal española, provocó que Zapatero y el soberano se lo recriminaran personalmente.
  
Hoy, Chávez dedicó el mismo calificativo al ex presidente del Gobierno español y sostuvo que, en una conversación privada, le respondió "esos se jodieron" (sic) al aludir a los países más pobres del mundo en una visita oficial a Caracas durante la que, dijo, Aznar le invitó a "unirse al primer mundo". "Una serpiente es más humana que un fascista o un racista; un tigre es más humano que un fascista o un racista", agregó.
  
Ante el cariz de esas acusaciones, intervino Zapatero para recordar al líder venezolano que estaba en una mesa con gobiernos democráticos que representan a sus ciudadanos y en una comunidad iberoamericana que tiene como principio esencial el respeto. "Se puede estar en las antípodas de una posición ideológica y no seré yo quien esté cerca de las ideas de Aznar, pero fue elegido por los españoles y exijo ese respeto", pudo decir Zapatero mientras Chávez intentaba interrumpirle defendiendo su derecho a opinar libremente.
  
Esa actitud de Chávez provocó que el Rey se dirigiera a él, para enojado y señalándole con el dedo, recriminarle: "¿Por qué no te callas?".
  
La presidenta de Chile y anfitriona de la Cumbre, Michelle Bachelet, tuvo que mediar para evitar que la sesión se convirtiera en un cruce de acusaciones, y cedió de nuevo la palabra a Zapatero, quien insistió en la necesidad de no caer en la descalificación pese a que se discrepe radicalmente de las ideas o comportamientos de otra persona. Palabras que fueron acogidas con un aplauso de gran parte de los asistentes a la Cumbre.
  
A renglón seguido, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, utilizó su turno para lanzar también duras críticas a la empresa eléctrica española Unión Fenosa, a la que dijo que en la actualidad no le hubieran dejado entrar en el país.
  
Fue entonces cuando el Rey, en un gesto sin precedentes y acordado con Zapatero, abandonó la sala para mostrar el desagrado de la delegación española por los ataques escuchados, mientras que el presidente del Gobierno permanecía en la sesión por si era necesario responder a nuevas acusaciones.
  
Don Juan Carlos, tras permanecer durante unos minutos en un sala adyacente al plenario, optó por regresar para, a petición de Bachelet, asistir a la ceremonia de clausura de la Cumbre.
  
Antes de ella, el vicepresidente cubano, Carlos Lage, también pidió la palabra para respaldar el derecho de Chávez a "defenderse" y para considerar que Aznar había atacado "a la dignidad de Venezuela". Además, opinó que el hecho de que un gobernante sea elegido democráticamente no es suficiente para legitimarlo y añadió que un presidente debe "legitimarse con su conducta".

ZAPATERO

"Espero que sea la última vez"

El jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, advirtió hoy de que espera que sea "la última vez" que en un foro como la cumbre iberoamericana alguien actúa como lo ha hecho el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, con sus críticas al ex mandatario José María Aznar.
  
Zapatero hizo estas declaraciones a los periodistas cuando abandonaba la sede de la XVII Cumbre iberoamericana y después de que él y el Rey Juan Carlos se enfrentaran en la sesión plenaria a Chávez por esas críticas a Aznar.
  
El jefe del Ejecutivo subrayó que España considera absolutamente inapropiado y no aceptable" en un foro democrático como esta cumbre, donde todas las ideas pueden expresarse libremente, que haya descalificaciones a personas que han tenido una responsabilidad fruto de la voluntad popular.
  
"Espero que sea la última vez; espero que sea la última vez -dijo por dos veces Zapatero- porque construir un diálogo democrático es, ante todo, construir el respeto".
  
El presidente del Gobierno reiteró las palabras que ya dirigió a Chávez en la sesión plenaria en el sentido de que, aunque se tengan las ideas más dispares y se esté en las antípodas políticas, "respetar a las instituciones es respetar a los ciudadanos". A su juicio, respetar a las instituciones es también respetar a la comunidad iberoamericana.
  
Zapatero garantizó que el Gobierno de España siempre ha respetado, respeta y respetará a todos los gobernantes elegidos democráticamente, y, por ello, siempre ha exigido, exige y exigirá el respeto a todos ellos. "Así es como se debe funcionar y así vamos a exigir que se funcione", recalcó.

REACCIONES

El PP responsabiliza a Zapatero

El secretario de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, ha afirmado que lo ocurrido en la Cumbre Iberoamericana ha sido consecuencia "de la imprevisión, de la negligencia y de la falta de capacidad de actuación" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Elorriaga, en rueda de prensa en la sede del PP, ha alabado la figura del Rey por su reacción ante las críticas del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, al ex presidente español José María Aznar en la Cumbre Iberoamericana.

"Una vez más, ha tenido que ser el Jefe del Estado el que, con su actitud de firmeza, buen juicio y servicio al Estado, ha sabido dar una respuesta adecuada a los gravísimos insultos que estaban recibiendo todos los españoles a través de la boca de Hugo Chávez", aseguró Elorriaga.

El incidente no hubiera ocurrido, en opinión del PP, si Zapatero y el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, "hubiesen trabajado correctamente en la preparación de la Cumbre Iberoamericana, mantenido las lógicas reuniones bilaterales con los que iban a participar y llegando con el trabajo hecho y los discursos preparados".

"Ha sido la Cumbre de la improvisación y se salda con el primer fracaso desde que se han iniciado las cumbres iberoamericanas", ha dicho Elorriaga en referencia a las diecisiete reuniones de máximos mandatarios iberoamericanos celebradas.

El secretario de Comunicación del PP ha añadido que lo ocurrido en Chile "es consecuencia de más de tres años de una política exterior profundamente equivocada y de una estrategia de alianza con todos los dictadores del mundo" por parte del Gobierno de Zapatero.

10 nov 2007 / 18:20
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito