Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 02 junio 2020
02:59
h
otras letras

Presupuesto catalán

    CATALUÑA Se debate entre dos polos opuestos. Por un lado, el clan Pujol, con una riqueza ilegítima e impresentable, aunque eso sí, arropado en la senyera; asimismo, están las embajadas que tiene la Generalitat en las principales ciudades del mundo y el gasto superfluo que ello conlleva. Por otro, los servicios públicos elementales, esos que marcan el nivel de un país. Me entero de que en los hospitales catalanes carecen de lo más mínimo para una asistencia digna: no hay mantas, no hay vasos, no hay nada. Buena parte de los catalanes siguen en lo suyo con los sentimientos a flor de piel, independencia o nada, ya que no hay quien arregle esta situación desde la racionalidad y el consenso.

    Se publican en estos días los Presupuestos catalanes. Arrancan con un desfase inicial entre ingresos y gastos, es decir, con un déficit, de 2.500 millones de euros. ¿Cómo se equilibrará este desfase? Dicen allí que con las deudas históricas que el Estado tiene con Cataluña. Esta deuda histórica es una patraña, como tantas otras, y habría otras regiones acreedoras de esa deuda: las que mandaron sus emigrantes, los charnegos, que crearon la riqueza que algún día, e incluso hoy, tiene Cataluña. Sin embargo, a la vez que la independencia, Cataluña pide al papá Estado que equilibre su presupuesto para seguir tirando con servicios ínfimos y embajadas lujosas. Se lo exige al Estado del que se quiere marchar. Que alguien me explique esta contradicción que rebasa mis pobres entendederas y me hace sentir escéptico ante tanta manipulación.

    Exsecretario de Ayuntamiento

    05 dic 2014 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito