Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 01 diciembre 2022
21:55
h

Pretende convertir el veneno de avispa en un antibiótico sintético

César de la Fuente, biotecnólogo coruñés, publica en 'Nature Communications Biology' sus investigaciones sobre tratamientos contra infecciones bacterianas

¿Y si el veneno de una avispa pudiera convertirse en un antibiótico que pudiera curar las infecciones? Es una posibilidad que está investigando el coruñés César de la Fuente, quien acaba de publicar un artículo en Nature Communications Biology con los avances de esta investigación, que ha demostrado su eficacia en un modelo de ratón.

De la Fuente, que acaba de cumplir 33 años, se licenció en Biotecnología por la Universidad de León y en 2011 recibió una beca de La Caixa para cursar su doctorado en Microbiología e Inmunología en la University of British Columbia (Vancouver). En su doctorado, se especializó en el descubrimiento de nuevas terapias para el tratamiento de infecciones bacterianas.

Tras la beca, fichó como investigador postdoctoral en el Massachusetts Institute of Technology, donde contó con una ayuda de la Fundación Ramón Areces. En el MIT, De la Fuente y su equipo han trabajado en la reprogramación de moléculas que existen en la naturaleza que a priori no tienen funciones útiles para nuestra sociedad (concretamente, moléculas de avispa originaria de América del Sur) para convertirlas en agentes sintéticos que pueden ser usados para solucionar la resistencia a antibióticos. Se estima que las bacterias resistentes a los antibióticos van a matar a 10 millones de personas en 2050 (una muerte cada 3 segundos) si no se desarrollan antibióticos.

El coruñés y su equipo han demostrado la eficacia en ratones de la reconversión de veneno en un antibiótico sintético que puede eliminar Pseudomonas aeruginosa, un tipo de bacteria que causa infecciones respiratorias y de otros tipos y que es resistente a la mayoría de antibióticos.

"El siguiente paso es intentar incrementar la actividad antimicrobiana de estos péptidos y luego intentar traducir estos descubrimientos en terapias que tengan un impacto positivo en nuestra sociedad", según De la Fuente. De momento, tienen una patente provisional en el MIT que cubre estas tecnologías.


Becas de La Caixa. Desde el inicio del Programa de Becas de postgrado internacional, en 1982, hasta la convocatoria de 2018, LaCaixa ha destinado una inversión acumulada de más de 240 millones de euros a la formación de 4.771 estudiantes e investigadores en las mejores universidades y centros de investigación del mundo.

El Programa de Becas de La Caixa es considerado uno de los mejores entre los impulsados por una entidad privada, entre otras razones, porque están abiertas a todas las disciplinas y porque financian la totalidad del coste de la matrícula, así como el desplazamiento al país de destino, además de una dotación económica mensual en la moneda del país donde se cursan los estudios.

Los becarios de La Caixa participan en una semana de encuentro previo al inicio de los estudios, donde tienen la oportunidad de establecer vínculos personales y académicos antes de incorporarse a sus respectivas universidades.

Todos forman parte de la Asociación de Becarios de La Caixa, un colectivo formado por más de 4.700 personas altamente formadas en diversas disciplinas.

18 ene 2019 / 20:42
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito