Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 02 diciembre 2021
22:41
h

Una profesora del colegio donde murió un niño ahogado dice que se lo encontró sin chanclas en los vestuarios

La monitora que compartía piscina con el grupo del menor fallecido asegura que no quedaba nadie en el agua

    Una profesora del Colegio Liceo la Paz de A Coruña, donde en marzo de 2009 falleció el niño de cuatro años Diego Novo durante una actividad escolar en la piscina, ha asegurado, en la segunda jornada del juicio, que antes de que terminase la clase se encontró al niño descalzo en los vestuarios. Mientras, otra profesora que dirigía una clase a la misma hora, ha defendido que no quedaba nadie en el agua cuando terminó su clase.

    Durante el juicio, la profesora que vio por última vez al menor ha declarado que antes de que finalizase la clase de natación vio al niño "fuera de la piscina", en concreto se encontró al fallecido descalzo en los baños. Mientras, en la primera sesión del juicio el socorrista afirmó que estuvo pendiente de la piscina durante toda la clase y que solo hubo un niño que pidió ir al baño y no era el fallecido.

    "No llevaba chanclas", ha señalado esta profesora quien, en su declaración, manifestó que cuando se encontró a Diego le dijo que se calzase y se dirigiese a la piscina porque estaban saliendo el resto de niños y creía que habría un monitor allí puesto que, según ha defendido, en la piscina siempre tenía que haber alguien controlando.

    Sin embargo, según ha relatado, en aquellos momentos el socorrista estaba en los vestuarios con los niños y a la monitora del grupo "no la vi", ha dicho. También ha indicado que no volvió a ver a Diego entrar en la zona de la piscina y ha señalado que desde que vio por última vez al menor hasta que lo encontraron dentro de la piscina pasaron "menos de diez minutos".

    Por su parte, otra profesora del centro que acudía a recoger al otro grupo de niños que estaban en la piscina, ha declarado que, cuando se acercó, el grupo de Diego ya estaba en los vestuarios y que en la piscina solo vio a un niño y no era el fallecido.

    NADIE EN EL AGUA
    En la sesión de este miércoles, también ha declarado la monitora del otro grupo de niños que compartía piscina con el grupo de Diego, quien ha señalado que cuando se marchó de la piscina no quedaba nadie en el agua. "No vi a ningún niño", ha afirmado.

    A preguntas de la acusación, ha asegurado que días después de los hechos "alguien" le comentó que Diego "había pedido ir al baño", a diferencia de lo declarado por los imputados, aunque precisó que no sabía si era que el menor "había ido al baño o si había pedido ir al baño".

    Mientras, la monitora del grupo de Diego que se había tenido que ausentar durante esa clase ha indicado que cuando se produjeron los hechos, el socorrista estaba realizando labores de monitor porque estaba con los niños en los vestuarios y la monitora de apoyo estaba en el baño. Además, ha dicho que es posible que el niño, que según ella no se sabia sacar la burbuja y que ya no le tenía miedo al agua, fuese al baño sin permiso.

    ACUSADOS
    Ante estos hechos, se sientan en el banquillo de los acusados los dos propietarios del colegio; el jefe de estudios; el director técnico; el coordinador de la piscina; la monitora y el socorrista, todos ellos acusados de un delito de homicidio por imprudencia por el que se piden penas de cuatro y tres años de cárcel para cada uno de ellos.

    El juicio proseguirá este viernes, día 18, con las pruebas periciales. Aunque el Juzgado de lo Penal número 5 de A Coruña es el que enjuicia este caso, se está celebrando en la Audiencia Provincial de A Coruña debido a la expectación que ha generado y la numerosa afluencia de público, entre los que se encuentran los padres del menor.

     

    16 ene 2013 / 22:11
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito