Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 27 julio 2021
03:05
h

Proliferan las quejas de las comunidades de vecinos por ruidos en los pisos turísticos

Agalín confirma que alteran la convivencia y provocan desperfectos // Raxoi no puede hacer frente a las denuncias

    La proliferación de pisos turísticos en la capital gallega no solo está suponiendo un problema por la gran subida del precio de los alquileres en la ciudad, sino porque también se están detectando numerosos problemas de convivencia en las comunidades de vecinos en las que hay este tipo de alojamientos. Así lo confirmó a EL CORREO GALLEGO el presidente de la Asociación Galega de Inmoviliarias, Carlos Debasa, quien aseguró que "tenemos informaciones que nos llegan constantemente sobre problemas de ruido o desperfectos relacionados con esta clase de viviendas", comenta.

    Debasa añade que conoce casos de personas que acaban de comprar un apartamento, realizando una inversión importante, y de repente, "se encuentran que los vecinos de arriba han decido realizar un alquiler turístico, con lo que eso supone". Así, comenta que en estos alojamientos el trasiego de maletas es constante, y que además, los viajeros suelen tener horarios que no se adaptan a la vida cotidiana del resto de vecinos, "con vuelos que salen muy temprano o tarde". En ocasiones, según comenta Debasa, alojan familias enteras con niños o pandillas de chicos jóvenes que suelen hacer mucho ruido y "hay gente que lo está pasando muy mal con este tema", porque afirma que los ciudadanos compran una vivienda pensando que van a estar en una comunidad de vecinos normal y después no es así, "porque de un día para otro te montan un piso turístico". Este experto insiste en que la proliferación de estos alojamientos en Santiago es "abrumadora".

    El problema es que las comunidades están con las manos atadas ante estas situaciones, porque lo que pueden hacer es denunciar en el Ayuntamiento. Una medida, que según confirma el presidente de Agalín no surte efecto inmediato, "porque no hay efectivos suficientes en el Concello de Santiago para hacer frente a esta situación". Asegura que en Compostela hay más de mil viviendas dedicadas a este uso "y el Ayuntamiento sabe donde están. Tienen localizados los inmuebles, pero no tienen medios humanos para perseguirlos", señala.

    Desde Agalín confían en la palabra del alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, que se comprometió a elaborar una normativa de cara al año que viene. En ciudades como Valencia, los pisos turísticos solamente pueden estar en la primera planta o en el entresuelo y en otros lugares es la comunidad de vecinos la que tiene que dar el visto bueno, aprobándolo con mayoría absoluta, cuenta Debasa. Según les confirmó Bugallo, "los tiros irán por ahí", dando a entender que la ordenanza de la capital gallega instaurará medidas similares.

    En declaraciones a Onda Cero, el alcalde de Santiago indicó ayer que el 50 por ciento de los inmuebles en alquiler en la capital gallega no se ajustan a la normativa por dedicarse a pisos turísticos y señaló que "en el casco histórico el uso tiene que ser residencial según la normativa". Además, dijo que principalmente estos alojamientos se localizan en el Ensanche y también en Vista Alegre. Recordó que para regular la situación están preparando una ordenanza que estará lista antes de diciembre, para presentarla antes de primavera al sector inmobiliario. Bugallo consideró que "hay una falsa ilusión de poder ganar 3.000 ó 4.000 euros al mes".

    Carlos Debasa

    presidente de agalin

    "Constantemente nos llegan quejas por problemas de desperfectos o ruidos de viviendas de este tipo. Tienen que denunciar"

    "La gente se compra un piso en una comunidad normal y de un día para otro se encuentra con gente subiendo y bajando maletas a cualquier hora"

    25 sep 2019 / 22:15
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito