Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 10 julio 2020
18:15
h

¿Quién le cuelga el GPS a la vaca?

Alarma en la Federación Rural Galega por la intención de que el nuevo reglamento sobre la leche de pastoreo obligue a unas 800 granjas a marcar vía satélite a sus reses

¿Toca renovar la ganadería con nuevas tecnologías? La Federación Rural Galega (Fruga) reaccionó ayer a noticias sobre el nuevo decreto que regulará la producción y comercialización de leche de pastoreo porque traerá a esas granjas "un novo problema": obligará a cerca de ochocientas explotaciones -la décima parte de las que siguen en activo en Galicia- a colocar collares con Sistema de Posicionamiento Global o GPS para garantizar su total trazabilidad vía satélite.

De hecho, recientemente el director xeral de Gandeiría, Agricultura e Industrias Agroalimentarias de la Consellería do Medio Rural, José Balseiros, explicó al portal especializado en información agraria CampoGalego.com que la Xunta regulará la leche de pastoreo, pero para ello las marcas tendrán que garantizar que esa leche así se produce. Para ello tocará colgar un GPS a cada vaca, un requisito para el que prevén habilitar ayudas.

En un comunicado, Fruga no se oponía ayer a un reglamento que defina con claridad la práctica del pastoreo, pues considera "evidente que é preciso perfeccionar o sistema". Lo que no entienden, alegan, es "a intención da Xunta de por colares GPS as vacas, algo insólito, que o único que vai supor son problemas para as explotacións gandeiras". Dudan incluso de su cobertura -aunque el satélite llega a toda la geografía- y no se fían de las subvenciones: temen que elevará los costes.

"Parécenos unha falla de respecto pór en dubida a estas marcas, cando realmente a produción de leite de vacas que saen a pacer é o fenómeno mais natural que pode existir, e ao mesmo tempo contribúe a reducir os custes de produción". Creen que la Xunta "non confía nin nos gandeiros e gandeiras que producen esta leite, nin nas empresas encargadas de velar pola súa certificación". "Existen marcas de pastoreo, que levan implícito o selo de Galega 100%, co cal non entendemos como se pode dubidar desta trazabilidade", apuntan, y consideran que Medio Rural debería preocuparse más "por axilizar as altas e as baixas no Recaldi, rexistro de calidade diferenciada, que actualmente presenta importantes atrasos na súa xestión".

A la espera del reglamento, ahora solo queda la duda y no es la de quién le pone el cascabel al gato... sino el GPS a la vaca.

07 feb 2020 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito