Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 28 septiembre 2020
21:09
h

¿Quién dijo que la prensa ha muerto?

Las generaciones jóvenes utilizan mucho los soportes digitales y la redes sociales para mantenerse informadas, pero también recurren al papel// Cinco estudiantes de cuarto de Periodismo de la USC explican cómo ven el futuro de los medios y ofrecen claves sobre qué debe cambiar

Los medios de comunicación impresos atraviesan un momento complicado en un mundo que está inmerso en un continuo cambio impulsado por las nuevas tecnologías, que irrumpieron con mucha fuerza y lo han hecho para quedarse. Los hábitos en el consumo de la información se han visto afectados por todo esto, y son sobre todo las generaciones más jóvenes las que utilizan soportes digitales para mantenerse informados. Las redes sociales forman parte de esta nueva forma de consumir y Twitter es la fuente más consultada. Pero todavía hay esperanza para la prensa en papel, que puede salvarse de una muerte anunciada que no deja de alargarse. Es por eso que, más que de su desaparición, se debe hablar de un proceso de cambio.

La visión de los estudiantes del ámbito de la comunicación es de vital importancia para abordar estas cuestiones, pues son los que se encargarán de informar en las próximas décadas. Por ello EL CORREO ha preguntado a cinco alumnos de último curso de Periodismo de la USC cómo ven el futuro de los mass media.

"La prensa en papel se ha perdido y debe encontrarse", afirma Alfonso Alonso, estudiante de 4 curso de Periodismo. "Este es un género que tiene unas normas y un lenguaje específico, características de las que no debe olvidarse, y con las que debe tratar de renovarse para, además de recuperar el público perdido, abrirse a uno nuevo. Esto significa tratar de no asemejarse ni a la televisión, ni a la radio, y menos aún a los cibermedios. Tiene que ser fiel a su estilo y buscar un hueco en el mercado que no esté cubierto, o que no lo está con la calidad que se necesita", sostiene.

Comenta que la creación de piezas más elaboradas, con un mayor análisis, podrían ayudar a todo este proceso. "Creo que la prensa debería reorientarse hacia otro modelo en papel, quizá semanarios", opina Íñigo Caínzos, estudiante de cuarto de Periodismo. "Con este sistema se podría indagar más en los temas que ocurren y no pasar con la superficialidad con la que lo hacen en ocasiones algunos medios", añade.

El comportamiento de los consumidores hacia los medios de comunicación, en general, "también debe cambiar". "Algunas empresas han intentado establecer un modelo de negocio que se alimenta de suscripciones, que en la mayoría de los casos no ha funcionado, pues los usuarios no están dispuestos a pagar por el consumo de información. Pero hay quien cree en la viabilidad de este modelo: un ejemplo esperanzador es el prestigioso New York Times", ejemplifica Alfonso Alonso, que incide en que "la gente no está acostumbrada a este funcionamiento y para convencerlos, la creación de piezas de calidad es esencial".

"Si se paga por Netflix, se pagaría por información de alta calidad. Esto ya pasa en el Washington Post", apunta Nicolás Carreira. Sin embargo, no todo el mundo pone al mismo nivel cultura y ocio: "Creo que por muchas vueltas que se le dé a la forma de hacer el periodismo, nunca se podrá llegar a un modelo como el de Netflix, ya que estamos comparando ocio con periodismo", sostiene Nuria Buño, estudiante de cuarto de periodismo de la USC.

Más allá de cambiar la forma de consumir información que tiene la gente se debe buscar también aquello que falla dentro del propio campo. "¿Por qué los lectores no confían en nosotros?", se pregunta Alfonso Alonso. Es por tanto que "la autocrítica es un factor importante que se debe analizar desde los medios".

La figura de los profesionales de la comunicación "está bajo esta esfera de cambios y requiere, cada vez más, de una mayor formación y especialización, por lo que no se debe infravalorar el trabajo de los periodistas. Sus condiciones de trabajo deben ser, además, lo más óptimas posibles", sostienen los estudiantes. "Creo que pensar en el futuro del periodismo asusta", apunta Nuria Buño. "Lo cierto es que los medios de comunicación, tal y como los conocemos, no serán así en un futuro. Por una parte deben adaptarse a todo lo que ocurre a su alrededor, a la vez que convierten las redes sociales en aliados y las dejan de ver como enemigos". Por otro lado, "no deben olvidarse de quiénes son, y todo esto sin desviarse del que debe ser su objetivo genera: nutrir de contenidos de calidad a la opinión pública".

"Consumo información a través de diversas fuentes, aunque predomina la digital. Además, la base que me aportan mis conocimientos de periodismo actúa de filtro", afirma Alfonso Alonso. "No pienso que los periódicos en papel estén muriendo. Desde hace años muchos predicen su muerte, pero lo cierto es que siguen persistiendo", dice sobre el futuro de la prensa en papel. También visualiza cambios en los trabajadores: "Lo estamos viendo, los periodistas cada vez otorgan más importancia a lo visual, los textos se acortan, se actualizan con más frecuencia".

EL FUTURO DE LA PROFESIÓN

Alfonso Alonso Nuria Buño

Alumno de 4º de PeriodismoEstudiante de Periodismo

"Me informo de lo que pasa a través de medios digitales, principalmente, pero también por la radio. Alguna vez, por televisión", declara la estudiante Nuria Buño. "Desgraciadamente, poca gente paga por obtener contenidos en prensa digital, por ejemplo", añade. "Los medios de comunicación son empresas que necesitan nutrirse de recursos como la publicidad", declara la estudiante de Periodismo, antes de afirmar que la clave está "en generar contenidos de calidad sí o sí. Y no solo de calidad, sino contenidos que interesen de verdad".

"No creo que la información en papel se esté muriendo, pero sí que los medios deberían empezar a diferenciar qué contenido publican en papel y cuál en sus plataformas online", dice una esperanzadora Nuria Guillermo. Esta estudiante confiesa que "ciertas revistas tiendo a comprarlas en papel para leérmelas en el tren y sitios donde la cobertura falla". "En cuanto al futuro, veo viable que la información se siga diversificando cada vez más, lo que es probable que provoque una mayor especialización de los contenidos".

Nuria Guillermo

Alumna Periodismo y CAV

"El modelo de suscriptores pienso que puede tener recorrido, pero hay que acostumbrar a la gente a pagar por información de calidad", sugiere Íñigo Caínzos. "Yo pienso que la gente es pasota y que se conforma con leer lo mínimo, pero también creo que hay gente a la que le gusta tener informaciones de calidad, y hay que ofrecérsela". "El futuro de los medios en papel se tiene que adaptar, diferenciándose de las redes, pues las redes tienen muchos bulos y contenidos inútiles", manifiesta el estudiante.

Íñigo Caínzos Nicolás Carreira

Alumno de PeriodismoEstudiante de Periodismo

"Consumo información a través de twitter, de periodistas de mi confianza que trabajan para distintos medios. En ocasiones también por televisión y radio, pero me pone nervioso el tratamiento mediático de los asuntos", testifica Nicolás. "He trabajado y trabajaré para medios escritos pero me gustaría ejercer como periodista en una labor más creativa", sostiene. Añade que "se decía que el problema de la cultura era la piratería. Se demostró que es mentira. El consumo de productos de este tipo se justifica ante la calidad del mismo".

02 dic 2018 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito