Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 29 mayo 2020
02:21
h
EDITORIAL

Realismo con O Son do Camiño

    AFIRMABAN el lunes organizadores de O Son do Camiño, festival de música que en ediciones anteriores congregó a muchos miles de asistentes en el compostelano Monte do Gozo durante tres días enteros, que los planes para su celebración seguirían adelante. Es decir, que del 18 al 20 de junio actuarían las bandas que se anunciaron hace un mes, cuando el coronavirus aún no había entrado en nuestras vidas y solo unos pocos científicos y periodistas, tildados entonces de alarmistas y de aguafiestas, barruntaban lo que se nos venía encima. De aquella, recordadlo, mucha gente aplaudía a rabiar a los corresponsales “serios” que llamaban a la calma desde una Italia en la que aparentemente no pasaba nada y ponía a caldo a quienes pintaban un escenario muy distinto si el mundo no tomaba medidas urgentes para controlar los contagios. En la Europa feliz y democrática, afirmaban muchos líderes de opinión, jamás pasaría lo mismo que en país tan represivo y oscurantista como China. Ahora ya sabemos lo que hay y el panorama no pinta especialmente bien durante los próximos meses, porque el miedo va a seguir latente por mucho que el confinamiento se vaya volviendo menos riguroso. Todo indica, además, que las fronteras estatales no se abrirán alegremente de un día para el otro. Para la gran cita en el Monte do Gozo quedan aún, es verdad, más de dos meses, pero está claro que la organización de O Son do Camiño estaba pecando de optimista. Lo lógico es que el festival se aplace hasta que el peligro del coronavirus pase del todo, y eso es lo que va a ocurrir. En cuanto a las Fiestas del Apóstol, el Ayuntamiento de Santiago hará lo correcto al diseñar un plan b que evite que todo se vaya al garete. Ese sí parece un escenario realista. De hecho, el único real.

    09 abr 2020 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito