Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 06 agosto 2020
21:21
h

Retoman las labores de búsqueda y desescombro en el lugar de la explosión en Tui

En las tareas se está trabajando con perros adiestrados

    Los servicios de emergencia han retomado a primera hora las labores de búsqueda y desescombro tras la explosión ayer de material pirotécnico almacenado de modo ilegal en un anexo a una vivienda particular en la parroquia de Paramos en Tui (Pontevedra), que dejó al menos una mujer muerta y treinta heridos.

    El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, informó anoche de que hay una persona "que no está en la zona y que, en principio, debería estar", y que vivía en la casa donde fue hallada la víctima mortal.

    El balance de víctimas y heridos es provisional, ya que los equipos de rescate aún no han podido entrar en todas las casas afectadas.

    Los equipos de desactivación de explosivos trabajaron durante toda la tarde del miércoles para asegurar que no había más material que pudiese explotar y que los servicios de rescate pudiesen realizar su trabajo, que pospusieron a esta mañana.

    "Lamentablemente esperamos que pueda haber alguna información mala desde el punto de vista de que pueda haber alguna víctima más", indicó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

    La explosión se produjo hacia las 16.25 horas, cuando varios testigos alertaron a los servicios de emergencias de que habían escuchado un estruendo y veían una gran columna de humo en el lugar de Paramos, a unos diez minutos del centro de Tui, localidad del sur de Pontevedra fronteriza con Portugal, donde también se sintió la explosión.

    La gran onda expansiva causó importantes destrozos en casas de la zona, con doce viviendas prácticamente derruidas y varias decenas más afectadas en una u otra medida, así como vehículos particulares y otras propiedades en un radio de al menos un kilómetro.

    De las treinta personas heridas, la gran mayoría de carácter leve, siete son menores y el resto adultos, y más de la mitad han sido ya dadas de alta.

    Según el último parte del Servicio Gallego de Salud, ya anoche fueron dadas de alta dieciocho personas, seis requirieron ingreso hospitalario y los seis restantes permanecían en observación y estudio.

    Tras la explosión, agentes de la Guardia Civil detuvieron a un hombre, dueño de una pirotecnia situada a unos dos kilómetros del lugar de la explosión, por un supuesto delito de homicidio imprudente y por estragos.

    Esta persona supuestamente almacenaba material pirotécnico en un anexo a una vivienda particular en el lugar de Paramos, en Tui (Pontevedra), en donde fue detenida y posteriormente trasladada a la Comandancia de Pontevedra, donde aguardará hasta su paso a disposición judicial.

    El juzgado número uno de Tui, en funciones de guardia, se ha hecho cargo de la investigación. EFE

    24 may 2018 / 09:50
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito