Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 02 diciembre 2021
10:08
h

La Roja: prozac y autoestima

    NUNCA LES AGRADECEREMOS bastante a Vicente del Bosque y su selección española de leyenda lo mucho que hacen por nuestra autoestima y hasta por nuestra salud mental, metidos hasta el cuello como estamos en la peor crisis desde el crac del 29. El triunfo de La Roja ante Italia en la final de la Eurocopa, con un fútbol de ensueño, trasciende lo meramente deportivo y entra en el territorio reservado a los fenómenos sociológicos. Don Vicente y sus muchachos son un retrato ejemplar de las mejores virtudes de la sociedad española, y sus éxitos –la primera triple corona de la historia: Eurocopa (con Luis Aragonés), Mundial y Eurocopa– son un alivio ante los zarpazos de la recesión y el paro, un balsámico prozac balompédico. Bienvenido sea este huracán de euforia, que no oculta las miserias de una economía en estado de shock, pero que nos inyecta esa autoestima que tanto bien nos hace. España entera se ha echado a las calles para festejar la, quizás, victoria más hermosa, por el fútbol de un grupo irrepetible de deportistas/artistas y por la calidad humana de la selección, plasmada en el emotivo pasillo que le hizo a la desmoronada Italia en la luminosa noche de Kiev, y en el clima de compañerismo y de esfuerzo solidario de nuestras estrellas, que saben dejar en casa sus egos y sus rivalidades para interpretar con La Roja la más vibrante sinfonía futbolística que el universo mundo ha disfrutado jamás. Sabemos bien que estos días de vino y rosas durarán muy poco, porque, mientras España honraba a los héroes de Kiev, nuestra prima de riesgo y nuestro bono a diez años superaban a los de la rescatada Irlanda; Finlandia y Holanda trataban de bloquear el acuerdo de la ayuda a España e Italia, y el paro juvenil español alcanzaba, ¡ay! un nuevo récord y se situaba en el escalofriante techo del 52%. Despertaremos cualquier mañana de esta misma semana, pondremos la radio o leeremos la portada del periódico, y otra vez musitaremos: ¡buenos días, tristeza! En ese momento, será bueno que recordemos que el fútbol de la selección nos hace felices y, por lo tanto, mejores –se lo dijo con su bendita campechanía el Rey don Juan Carlos, ayer, en la recepción en La Zarzuela: "Nos habéis dado una alegría a España entera"–. Pues eso, que siempre, siempre, siempre, nos quedará La Roja.

    02 jul 2012 / 22:06
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito