Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 14 agosto 2020
13:36
h
con sentido común

La sociedad civil está viva

    ESTA semana he conocido en Coristanco una institución modélica, de iniciativa privada: el Centro de Promoción Rural-EFA Fonteboa, cuyo objetivo está íntimamente relacionado con mi comentario anterior, presidido por el lema "El regreso a la vida rural, vía para la inserción social".

    Estos centros son una aplicación de las Maison Familiale Rurale, cuya finalidad es mejorar las explotaciones agrícolas y la vida en el medio rural. En España hay 26 centros de estas características, tres de ellos en Galicia: Fonteboa en Coristanco, Piñeiral en Arzúa y A Cancela en As Neves. Repartidos por toda España existen 26 Centros de Promoción Rural-EFA de estas características.

    En Fonteboa se ofrecen los ciclos Formación Profesional de grado medio y superior, en tres ramas: agricultura, ganadería y paisajismo. Esta enseñanza se completa con la impartición del ciclo completo de ESO y la Educación Secundaria de Adultos.

    Entre los principios que rigen su enseñanza es encuentra la corresponsabilidad educativa de padres y centro. Otra característica de interés es la alternancia educativa mediante las estancias en el propio centro y en empresas o explotaciones agrarias -tanto en Galicia como en Francia e Irlanda: un 30 % de las semanas lectivas en las empresas y 70 % en las aulas.

    El tercer pilar es la atención personalizada a los alumnos a través de los tutores, orientada al desarrollo del conocimiento, potenciación de la fuerza de voluntad, autodominio y mejora de las habilidades interpersonales.

    La enseñanza reglada se complementa con jornadas y seminarios sobre temas relacionados con los estudios; charlas y coloquios con profesionales que visitan el centro; visitas de estudios y actividades solidarias.

    Fonteboa cuenta con laboratorio agrario, un centro de investigación y promoción de la apicultura y residencia para alumnos internos.

    La eficacia de este centro educativo privado ha concitado la colaboración de casi cien empresas para la realización de las prácticas.

    No todo está hecho; Fonteboa tiene previstas mejoras y ampliaciones para las que necesitan la cooperación de centros de investigación y empresas agroalimentarias y ganaderas.

    La sociedad civil está viva, como ponen de manifiesto estas iniciativas, tan necesarias en el campo gallego y español, que pretenden mantener y atraer población al medio rural mediante la formación y la dignificación del trabajo.

    Notario jubilado

    13 dic 2019 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito