Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 21 enero 2021
13:23
h

SOS del Instituto de Oceanografía

La grave crisis financiera y de gestión, que pone en solfa las campañas de investigación, ahoga a la actividad de la institución que está a la expectativa del cambio de rumbo con el nuevo director //Desde hace cinco meses las facturas de centros como el de Vigo están sin pagar.

    Un inmenso interrogante sigue cerniéndose sobre el futuro inmediato de las campañas de investigación del Instituto Español de Oceanografía, IEO, a pesar del apremiante e inmimente relevo en la dirección por el que el subdirector general de investigación, Rafael González-Quirós, toma el timón en medio de la mayor crisis en la historia de la institución, como no se han cansado de denunciar sus investigadores.

    Las dudas sobre el futuro se deben a la gravísima y cronificada situación de déficit financiero, que está marcada por una deuda de miles de euros acumulada por cada centro como consecuencia de la mala organización y gestión del instituto. Ésta lleva a los profesionales a navegar en un mar de carencias que el Ministerio de Ciencia, dirigido por Pedro Duque, ha decidido encarar desde el pasado viernes tanto con el relevo provisional en la dirección, como con la creación de un grupo de trabajo que tendrá por misión diagnosticar la situación y plantear las soluciones.

    Si los nuevos responsables de la institución quieren una visión rápida, más corta de los dos meses que se han fijado para contar con el informe del que partir para afrontar la "recuperación" del IEO, no tienen nada más que hablar con sus profesionales. En Vigo, Francisco Rodríguez indica que este organismo padece un "problema grave de organización y de gestión", cuyo último capítulo, la paralización de la flota, confirma el grado de deterioro al que ha arrivado la situación. "Hace dos años ya vivimos una crisis importante por la que nos movilizamos en todos los centros del instituto, pero ahora la situación es peor", afirmó a esta redacción.

    Entretanto, las plantillas esperan como agua de mayo las conclusiones de la auditoría encargada por el Ministerio de Ciencia sobre las "deficiencias" que están marcando la máxima precariedad en el trabajo.

    Mientras llegan las soluciones, el trabajo está bloquedado, ya que no se pueden ejecutar gastos en proyectos, ni en el material del día a día de los laboratorios, al no estar todavía abierto el presupuesto de 2020 después de que el 2019 se cerrase antes de tiempo por los problemas de liquidez que se atravesaban. "Esto significa que en cinco meses no se han pagado las facturas que han ido llegando, ni se ha abonado el material comprado para las distintas inciativas de investigación", relata Francisco Rodríguez.

    La estrechez económica llega al punto de que se ven obligados a funcionar con el material que tienen o con los que les "fíen" las empresas con las que colaboran. "Trabajamos completamente en precario", insiste Francisco Rodríguez, al recalcar que "muchas veces se pierden fondos por no poder ejecutar los gastos".


    PARCHES. El sentimiento de los profesionales es que la situación "se ha ido parcheando" en función de los problemas que han ido surgiendo, como en el caso de la cesión de combustible a la flota por otras instituciones del Estado como el CESIC, que sigue en vigor a pesar de que el fin estaba previsto para febrero de 2019.

    Tras el último movimiento en el tablero realizado por el departamento que capitanea el ministro Pedro Duque, las miradas de los profesionales se fijan en el próximo día 29 de este mes, cuando, en teoría, los barcos se quedarán sin tripulaciones y amarrados por la falta de fondos.

    No hay nada más que echar un vistazo a los calendarios de los buques del IEO, Ramón Margalef, y Ángeles Alvariño, ya que el resto de la flota carece de información oficial, para constatar la situación. En grandes letras de color rojo aparece que todas las actividades programadas están sujetas "a disponibilidad presupuestaria".

    ¿Y cómo se trabaja en medio de la incertidumbre de que no haya dinero ni para comprar el papel higiénico de los centros, obligando a los empleados públicos a llevarlo de su propia casa? Con un gran desaliento y frustración que les lleva hasta a frenar la petición de proyectos por la incertidumbre de poder cumplir con las obligaciones que conllevan

    Por primer año el IEO comunicó oficialmente a todos sus centros que no iba a poder apoyar ninguna candidatura por la incapacidad de garantizar que pueden cofinanciar los contratos de personal técnico de apoyo, con una vigencia de tres años.

    En medio de las estrecheces con que lidian a diario los investigadores del IEO, claman por un cambio de rumbo urgente que garantice la viabilidad de la financiación. Se muestran a la expectativa del anuncio del ministerio de Ciencia de que el secretario general de Investigación Rafael Rodrigo, pilotará al grupo de científicos y gestores del instituto, así como otros externos, para garantizar que los proyectos de investigación "tengan la continuidad necesaria" y que el IEO mantenga el gran nivel que siempre le ha caracterizado.

    23 feb 2020 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito