Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 11 agosto 2020
02:15
h

Treinta personas de perfiles muy diferentes pernoctan a diario al raso en Santiago

Vieiro acaba de activar su protocolo del frío con cafés y duchas calientes // Desde el Albergue piden ropa de abrigo y alimentos

Las bajas temperaturas registradas este mes de diciembre han hecho que Vieiro, el centro de atención social continuada de Cáritas, haya activado el protocolo de frío para dar un respiro a los sin techo de la capital gallega. Se calcula que en Compostela a diario una media de 30 personas pasan las noches al raso.

Desde Vieiro explican que no tienen un protocolo como tal como en otras grandes ciudades, como Madrid o Barcelona, que lo activan desde diciembre hasta marzo. "Aquí vamos día a día. Si hay previsión de que mañana en Santiago bajarán mucho las temperaturas o temporal con fuertes vientos, anunciamos que está abierto el servicio a través de las redes sociales o centros como el nuestro, en el caso del albergue Xoán XXIII o de la Cocina Económica".

Recuerdan que el centro (rúa da Ponte Vella, número 6), que nació hace tres lustros con la vocación de intentar dar respuesta psicosocial a personas en situación de extrema vulnerabilidad y sin hogar, funciona de lunes a viernes, en horario de 7.00 a 15.00 h. Sin embargo, si el mal tiempo lo determina abren antes, a las seis de la mañana.

Desde Vieiro explican que es una forma de dar algo caliente, duchas y un cobijo a personas sin hogar que no tienen otro lugar a dónde ir, ya que a esa hora aún no comenzó a funcionar la Cocina Económica al igual que el Albergue, ambos abren a las diez. Como ejemplo de su trabajo indican que los usuarios que acudieron a Vieiro el miércoles a las seis de la madrugada "no solo tomaron un café con leche y galletas, sino que también pudieron darse una ducha calentita e incluso coger algo de ropa de abrigo, que pueden pedir aquí, en Cáritas o en el Albergue, que también cuenta con ropero". Además, les ofrecen asesoramiento sobre recursos a los que pueden acceder o cursos de formación, entre otros servicios. De hecho, en el inmueble, que consta de dos edificios separados por un patio interior y cuenta con una superficie total de 481 metros cuadrados, se reparten áreas de servicio y de administración, así como espacios de convivencia, aulas, talleres, aseos, duchas, lavandería, ropero y un almacén.

La actividad del proyecto Vieiro se inició en 2004 con un programa de Cáritas Diocesana de Santiago destinado a los enfermos de VIH. Al año siguiente comenzó la actividad diaria de ayuda a las personas que viven en la calle, donde, además de los temas relacionados con la higiene y el primer alimento del día, los usuarios pueden desarrollar una serie de actividades y realizar gestiones con el apoyo de los técnicos de este centro.

Por su parte, el Albergue Xoán XXIII ha pedido la colaboración de los vecinos de Santiago para que donen desde ropa de invierno o calzado hasta productos de alimentación e higiene.

Esta iniciativa, que finaliza el día 19, tiene como fin cubrir las necesidades básicas de usuarios que buscan un refugio en este lugar.

09 dic 2019 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito