Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 12 abril 2021
10:22
h

Los verdugos siempre golpean dos veces

El Compostela cede su primera derrota en casa, de nuevo ante la UD Ourense // El liderato sigue de color blanquiazul

Compostela
UD Ourense 1
Compostela: Pato; Saro, David Soto, Álvaro Casas, Sergio Pereira (Josiño, min. 56); Samu; Miki (Baleato, min. 75), Pablo Antas, Bicho, Hugo (Gabri, min. 25); y Primo.

UD Ourense: Ángel Díez; Gabi Sanín, Corzo, Vieytes, Alfredo; Viti (Germán, min. 80); Rubén Arce (Isi, min. 89), Tiago, Champi, Dani Pedrosa; y Hugo García (Marquitos, min. 64).

Árbitro: Adrián García Rodríguez (A Coruña). Mostró tarjeta amarilla a los compostelanistas Samu, Pablo Antas y Miki. Expulsó al entrenador local, Yago Iglesias, en el minuto 69.

Goles: 0-1, min. 6: Rubén Arce.

Campo: Vero Boquete de San Lázaro, con 1.420 espectadores, según datos aportados por el club, y una nutrida presencia de aficionados de la UD Ourense.
El Compostela vio por primera vez esta temporada cómo huían los puntos del Vero Boquete de San Lázaro. La UD Ourense, que ya se había impuesto en el duelo de la primera vuelta, volvió a ejercer de verdugo. Un gol de Rubén Arce a los seis minutos, en la única ocasión visitante, decantó la contienda. La telaraña tejida desde ese momento por el equipo de Fernando Currás, unido a que no fue el mejor día del Compostela, imposibilitaron que el marcador se moviera de nuevo. La racha del cuadro de Yago deja en 13 los triunfos seguidos como local. Al menos, el liderato sigue teniendo color blanquiazul.

La UD Ourense demostró que es de esos equipos que rinden mejor antes los grandes. El cuadro rojillo salió decidido a mandar en casa ajena y obligando al Compos a que la contienda se desarrollara en la parcela blanquiazul durante los primeros compases.

Poco tuvieron que esperar los ourensanistas para que su plan les ofreciera los primeros réditos. Con solo seis minutos consumidos, el primer acercamiento de la UD terminaba con un balón que encontraba a Rubén Arce en el corazón del área y entraba rebotado al fondo de la red.

La UD Ourense se ponía por delante en la primera y única ocasión de todo el acto inicial entre ambos equipos. Ni uno ni otro ofrecieron más de cara al marco rival.

El gol ourensanista hizo daño al Compos, que intentó rehacerse dando un paso adelante y asumiendo el control del balón. Pero el equipo no era el de otras ocasiones. Faltaba profundidad, también la claridad de otras veces a la hora de sacar el balón jugado. Los pases no acababan de ser precisos y cuando el cuadro blanquiazul intentaba echar mano de su jugada fetiche con balones en largo a Miki tampoco veía posible explotar esa vía. La UD se defendía con las líneas muy juntas, formando un embudo que resultó impenetrable en unos primeros minutos en los que el panorama se vio incluso más negro con la lesión de Hugo Sanmartín. El atacante blanquiazul tuvo que abandonar el campo entre lágrimas tras lastimarse en un forcejeo con un rival. Habían transcurrido 25 minutos y su baja se unía a las de Jimmy y Brais, en un equipo en el que tanto Soto como Miki y Josiño estaban entre algodones.

El Compostela se veía por detrás al tiempo que veía peligrar su pleno de victorias en casa y la posibilidad de establecer el récord de la entidad en cuanto a triunfos consecutivos como local. No quedaba otra que reaccionar en la segunda parte, pero entonces el partido se convirtió en un querer y no poder, un frontón del cuadro de Yago Iglesias contra una UD Ourense que renunció totalmente al ataque, hasta el punto de que el encuentro congregó por momentos a sus 22 efectivos en la parcela visitante, pero sin fortuna en el ataque blanquiazul.

Que no era el día para marcar quedó claro cuando Josiño remató alto llegando desde atrás un pase de Primo o cuando, posteriormente, su disparo a bocajarro a centro de Bicho fue desbaratado entre el guardameta y el larguero en una jugada en la que se reclamó penalti a Miki.

Josiño había entrado en sustitución de Sergio, en una apuesta decidida de ir a por el partido de Yago Iglesias, que acabó expulsado. Pero no era el día ni el rival. Aunque acabó embotellando a la UD, con Pato jugando parte del descuento en área contraria, el Compos no encontró forma de meter mano al cuadro rojillo y el partido se saldó con derrota. Por primera vez en la presente campaña los puntos huyeron del Vero Boquete. Que el Ourense CF perdió, lo menos malo.

{CARA Y CRUZ}

A pesar de la derrota y de que no fue el mejor día de la SD el liderato sigue teniendo color blanquiazul tras caer el Ourense CF. Quizás sea más importante por los puntos que por el puesto, pero la SD sigue arriba a falta de una jornada menos.

Si ya estaba justo de efectivos, el Compostela perdió ayer a otros dos. Hugo Sanmartín, con una rotura del recto anterior, apunta a estar varias semanas parado. Miki, que arrastraba molestias en un gemelo, también se retiró, con un golpe en el tobillo.

DESDE EL BANQUILLO

Yago Iglesias

Entrenador de laSD Compostela

"Podemos estar hasta mañana sin meter gol"

Desacertados:"Tuvimos partidos con menos ocasiones que los sacamos adelante. En la segunda parte pudo más el corazón que la cabeza, y en los últimos 20 minutos no estuvimos acertados en la finalización".

Gol:"El partido está condicionado por el gol. Todas las faltas que había en campo del Ourense no eran punibles; en el del Compos eran falta y con tarjeta. La segunda parte ya fue un querer y no poder. Se generaron ocasiones muy claras y te vas con la sensación de que podemos estar hasta mañana que no les metemos un gol".

Lesionados:"Llevamos dos semanas que no podemos mantener el ritmo de entrenamiento, con los efectivos justos".

Expulsión:"Digo que es córner y cuando se acerca me dice que me expulsa por estar todo el partido quitándole razón en sus decisiones. El arbitraje no tuvo la misma vara de medir en un lado y el otro".

Fernando Currás

Entrenador de la UD Ourense

"Estuvimos acertados y con suerte"

Satisfecho: "Siento satisfacción. Tres puntos en este campo... hay que mirar los antecedentes. El partido estuvo condicionado por el gol en el primer acercamiento. Otras veces generamos más y no estamos acertados. La ventaja te da más energía para frenar el fútbol del Compos. Necesitábamos muchas ayudas, mucho orden, mucha solidaridad... Ahí el equipo estuvo muy acertado y con la pizca de suerte que hace falta para ganar".

Ocasiones: "El Compostela tuvo ocasiones al final, cuando menos Compostela fue, tirando de instinto. Jugaron en el balcón del área, pero sin ocasiones claras. Ellos te someten, tienen su idea y es digno de elogio. Nosotros tenemos otra manera, otros futbolistas y otro contexto".

Dos triunfos: "Podemos presumir de ganar dos veces al Compos, pero no creo que hayamos hecho méritos como para ganarles dos veces".

08 mar 2020 / 23:33
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito