El Correo Gallego

Última Hora » Galicia

estudio realizado para Vicepresidencia

Unas 400.000 personas que viven en Galicia están en riesgo de pobreza y exclusión social

El II Plan Galego de Inclusión Social marca ocho líneas estratégicas, entre ellas, la creación de un Módulo Joven en prisiones

E.P. SANTIAGO  | 12.03.2007 
A- A+

Unas 400.000 personas que viven en Galicia en riesgo de pobreza y exclusión social por sus bajos ingresos económicos, según los datos de un estudio realizado para Vicepresidencia de Igualdade e Benestar Social por un equipo de la Universidad de Vigo. El diagnóstico, que sirve de "punto de partida" para orientar el II Plan Galego de Inclusión Social, estima que las personas "sin techo" son 1.500 y que hay más de 100.000 personas en situación de extrema pobreza.

Así lo explicaron hoy, en Santiago, el vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, y la secretaria xeral de Benestar, María Xesús Lago, con motivo de la presentación del citado plan que estará vigente entre 2007 y 2013 con un presupuesto global de 181 millones de euros. En este año se invertirán ya un total de 27,3 millones.

"La mayoría de las personas pobres en Galicia vive en el rural, hay más mujeres que hombres, casi la mitad tienen más de 45 años, y viven fundamentalmente en hogares formados por una pareja con hijos, aunque aumentan cada vez más las personas que viven solas o en pareja sin hijos donde la persona que aporta más ingresos tiene más de 65 años", según las conclusiones del informe sobre la pobreza y la exclusión social en Galicia.

Lago apuntó que más del 20% de la población en situación de riesgo de pobreza y exclusión social en Galicia se sitúa en la zona de Pontevedra oriental y en Ourense, mientras que las menores tasas de pobreza están en las ciudades de Vigo, Pontevedra y Lugo y en la zona norte de Lugo.

Hogares con pobreza

Otros datos presentados hoy por los responsables de Benestar Social de la Xunta señalan que actualmente en Galicia hay 130.000 hogares en situación de pobreza o riesgo de pobreza, mientras que otros 34.000 padecen pobreza extrema.

María Xesús Lago apuntó que el sistema de protección social en Galicia actúa "como barrera" frente a la pobreza para una parte importante de los hogares que reciben prestaciones, especialmente en el caso de las pensiones. Actualmente, un de cada ocho pensionistas es considerado pobre, lo que pone de manifiesto "el bajo nivel de las pensiones de jubilación" en Galicia frente a otras comunidades, según dijo.

Respecto al I Plan Galego de Inclusión Social, la secretaria xeral de Benestar Social destacó que se atendieron a 25.000 personas y que se habilitaron líneas y procedimientos coordinados para actuar en esta materia. No obstante, señaló como "críticas constructivas" que el anterior plan tenía "un escaso realismo y factibilidad", las estadísticas eran "nada reales" por la excesiva importancia que se daba a la contratación de personas y había una financiación inadecuada, entre otras cuestiones.

"Liderazgo institucional"

En cuanto al II Plan Galego de Inclusión Social, el vicepresidente de Igualdade e Benestar Social lo calificó como una "apuesta decidida, transversal y contundente" del Gobierno gallego para tentar paliar la situación que se vive actualmente en Galicia. Además Quintana recalcó que con este proyecto se quiere que haya "un liderazgo institucional" en la atención a estas personas porque, según dijo, "no puede ser que la Administración se limite a subvencionar a aquellos que abnegadamente trabajan día a día a pie de obra en el trabajo de inclusión".

Entre 2007 y 2013 la Xunta de Galicia establece como principales líneas estratégicas la creación de una Red de Equipos de Inclusión; programas integrales de inclusión y autonomía personal; el Plan Galego de Convivencia Intercultural, Inclusión e Desenvolvemento da Comunidade Xitana; el programa de atención a personas "sin techo" y a situaciones de exclusión y pobreza crónica; la prevención de la exclusión en áreas urbanas de riesgo social mediante planes comunitarios; la puesta en marcha de acciones sociales y formativas con personas con discapacidad; la creación de un Módulo Xove en centros penitenciarios; y la revisión y mejora del sistema de rentas mínimas para la inclusión social.

Quintana reconoció que Galicia no cuenta con competencias en el ámbito de las prisiones, pero señaló que la Constitución recoge el régimen penitenciario como "un régimen de adaptación y reinserción, no de venganza". Por ello, resaltó la iniciativa Módulo Xove en centros penitenciarios, promovida por Vicepresidencia, para asegurarse de que a los jóvenes el paso por la cárcel "les sirva para su inclusión en la sociedad".

Sobre esta medida, la secretaria xeral de Benestar Social apuntó que esta "experiencia novedosa" en el ámbito de la UE está acordada con el Gobierno central y que se implantará inicialmente en la prisión de Teixeiro, en Curtis (A Coruña), pero con la intención de "ampliarla a todas las cárceles de Galicia". Equipos de profesionales específicos de composición multidisciplinar trabajarán con los presos más jóvenes.

En la primera experiencia participarán 40 personas menores de 35 años, tanto hombres como mujeres, encarcelados por determinados delitos y que estarán en un módulo mixto. Para propiciar su integración recibirán formación básica, de competencia personal y para el empleo, al tiempo que está previsto que, una vez que abandonen la prisión, estén bajo acompañamiento social para completar su inserción.

Otras iniciativas

Otra de las iniciativas previstas en el nuevo plan es dotar a Galicia de "una auténtica red de equipos de inclusión", según destacó Quintana, quien detalló que habrá siete equipos urbanos y uno de coordinación, así como once para el resto del territorio gallego y otro de coordinación. También aludió a importante papel que desempeñará el Consorcio Galego de Igualdade e Benestar Social.

Para la atención a las personas sin techo en todo el territorio gallego, con forme a este plan está previsto que poner en marcha hasta el año 2013 siete centros de emergencia social y 16 unidades de emergencia social.

Quintana también explicó con el nuevo plan Vicepresidencia se plantea también mejorar el sistema de las rentas mínimas para inclusión social. Detalló que se incrementarán las cuantías mínimas de la Renta de Integración Social de Galicia (Risga) hasta llegar al objetivos del 100% del IPREM, se establecerá un mínimo garantizado y se compatibilizará la renta mínima con las de trabajo irregulares y bolsas formativas como estímulo para mejorar la empleabilidad. También en lo tocante a ayudas de emergencias social (AES) se ampliarán los conceptos de cobertura y presupuesto.